Columna San Cadilla Reforma | 14-09-2021



 DOCTOR 'RELOADED'  

Podría apostar lo que me queda de la quincena a que tooodos los aficionados de Pumas quedaron felices por la llegada del Miguel Mejía Barón a la vicepresidencia deportiva del equipo, aunque sé que no faltará quien no está del todo convencido.

Me imagino que hay uno que otro escéptico con el arribo de quien muchos pintan como el salvador del equipo en los próximos años, ya sea por su edad (77), el hecho de que estuvo detrás del "Tuca" Ferretti un buen rato o incluso porque durante su presentación, el doctor no fue muy claro al momento de explicar sus funciones; bueno, a estos pesimistas les puedo decir que hoy vale la pena que tengan tantita fe.

Y es que me contaron que en su círculo cercano lo vieron muuuy contento, pero sobre todo, enfocado en hacer bien las cosas con el equipo. Bueno, hasta creen que se quitó unos añitos de encima por la forma en la que se ha mostrado en las últimas horas, luego de la designación y los aires fríos de Pedregal que le pegaron al volver a su casa.

"La verdad estaba feliz, muy enfocado, es una persona inteligente que seguro va a analizar, ver cómo funciona y reafirmar ciertos puestos haciendo modificaciones. Bueno, eso no me lo dijo, pero lo creo por cómo se ha manejado antes, así lo creo", me chismearon en los rumbos de la Cantera.

Así que, aunque el domingo pasado no se haya visto reflejado en el campo, la dinámica del equipo seguro cambiará, pues varios deben de apretar tuercas para estar a la altura de uno de los personajes más importantes del futbol mexicano, que estoy seguro que no andará de paseo por CU.

Que tiemblen Alan Mozo -si sigue pegándole a las parrandas y a los taquitos de mixiote- y todos aquellos que han seguido su gran ejemplo de treparse al tabique sin ser nadie porque la enfermedad que padece Pumas ya está siendo tratada por un doctor que vaya que ha tenido pacientes célebres.

CUÉLLAR ESTÁ LISTO 
 
Y como los aires de cambio soplan en la cantera de Pumas, pues sepan ustedes que en el equipo femenil ya sienten una brisilla.

Me contaron que Leonardo Cuéllar está más que listo para tomar sus maletas y ponerse a las ordenes de algún equipo que requiera sus servicios. El veterano estratega que estuvo al frente de la Selecciones nacionales femeniles por 18 años, se tomó unos meses de descanso en su casa de Tulum para tener tiempo de estar con sus hijos y su nieta, pero además para darse un descanso y poner en orden sus ideas.

Antes de que arrancara el Torneo Grita México A21, un amigo de sangre auriazul me contó que en Pumas estaban buscando los servicios del estratega, pero al final no se pudo concretar nada porque Jesús Ramírez estaba más ocupado en otros temas que por ver si hombres como él tenían cabida en el plantel.

Valdría la pena que los Pumas retomaran estas pláticas porque en estos momentos el equipo de mujeres da pena, con un solo triunfo en la campaña y muchas dudas en cada planteamiento, sin mostrar crecimiento alguno con respecto a la larga y poco productiva era de Ileana Dávila.

Pumas está tan mal en tooodos sus rincones que Cuéllar hasta podría aportar al cuadro varonil, con algunas opiniones, pues estrategas de extracción universitaria como él o como José Luis "Pareja" López tendrían mucho qué aportar por todo el cúmulo de experiencia que tienen, algo de lo que el entrenador Andrés Lillini no puede presumir aunque quiera.

Pero retachando con el tema del equipo femenil, ya resulta más que obvio que a la directora técnica, Karina Báez, le siguen faltando horas de vuelo y tal parece que la gente que la rodea la está dejando morir sola.

Si algunos integrantes de la directiva llegaron a pensar en Cuéllar para que apuntalara el proyecto femenil en sus diferentes categorías, valdría la pena que le echaran una nueva llamada y que Karina termine de foguearse arropada por los consejos del veterano estratega.