Columna San Cadilla Norte | 08-09-2021



 EFECTO SUAZO 

Queda claro que Humberto Suazo ya no es Supermán, ya no se quitará 5 jugadores y meterá tres goles, pero de que tiene clase y gol, todavía tiene.


Por lo pronto el Efecto Suazo sólo se vio reflejado en la tribuna. Hacía tiempo que no se veía un ambiente como el de anoche en el BB, que de pronto nos recordó al Tec.


Lástima por los nacos que le gritaron pu... al portero de La Jaiba en tres ocasiones y lástima por los que no soportan que aficionados visitantes salgan del estadio cantando a favor de su equipo y eso sea motivo de querer golpear a alguien. Por fortuna los de Fuerza Civil y Seguridad actuaron rápido.


Pero esos fueron los menos de los 10 mil 577 aficionandos que según el sonido local acudieron anoche el "Gigante de Acero".


Si tomamos en cuenta que de perdido la mitad de esos seguidores fueron gratis, con boletos regalados en promociones, el negocio sigue siendo bueno para el Club de Futbol Monterrey, porque de perdido ingresaron medio millón de pesos con lo de las taquillas y la venta de cheve, sodas y comida.


Ya con eso sale para los sueldos del cuerpo técnico y algunos chavillos.


Por lo pronto, el Efecto $uazo ya está surtiendo efecto. Ahora toca que se acoplen los chavos y que vengan los goles y asistencias del chileno y con eso se mantendrán las buenas entradas.


Y ojalá a los Raya2 de Aldo De Nigris no les dé empatitis como a los Rayados de Javier Aguirre.


¡¡¡Ups!!!, ¿lo pensé o lo escribí? 

INVASIÓN TAMPIQUEÑA

 

Para el Tampico Madero y sus fans que vinieron al BB, lo de ayer fue toda una fiesta.


Venir a uno de los inmuebles más modernos de Latinoamérica fue de esos eventos que tenían que palomear y con el extra de Suazo aún más.


Me dijo mi Judas Jaiba que se organizaron algunos grupos para venir en autobús y muchos más vinieron por su cuenta.


Hasta los jugadores antes del partido andaban echándole ojo al Estadio BBVA... ¡Chulo el condenadote!


Tan emocionados andaban todos, incluidos los de prensa que vinieron, que hasta los colegas venían con sus jerseys del equipo.


Personal de Rayados les hizo saber que eso no está permitido en las políticas y que para la próxima pues si no son trabajadores del club y quieren estar en el área de prensa, pues que no vengan con jersey del equipo que cubren.


Para que no se vieran tan porristas, les prestaron unas casacas de prensa.


El burro hablando de orejas.


El que entendió, entendió. 

CLÁSICO DE MEDIOS

 

Y siguiendo con prensa porrista, qué alboroto se armó desde el viernes, con acusaciones del lado Rayado al Tigre sobre si los felinos casualmente pusieron a Gignac y Thauvin a dar conferencias con medios para tapar la presencia del "Chupete" Suazo.


Muchos se quejaron sin pensar que los medios salimos ganando con estas prácticas de ambos clubes. Ya quisiéramos más semanas así con las figuras de los equipos regios apareciendo y declarando.


¿O a poco prefieren que pongan a hablar a Juan o a Edson?


Se nota el cambio en las áreas de prensa en ambos clubes, algo que hace tiempo se les venía pidiendo por el bien del aficionado regio que consume como nadie en México.


Porque no me van a decir que el Rayado no estuvo atento a lo que declararon los franceses de Tigres y que el Tigre no vio el regreso del chileno de Rayados.


A mí no me engañan, veo todos sus comentarios y me divierto con sus pleitos, y no se hagan, que no se pierden los partidos del rival.


Aunque aún hay un partido en medio, señores, el Clásico ya se está jugando.


Por lo pronto, van empatados, porque los dos muy bien, al poner a sus figuras, al exponer su marca y hasta en el ramo social van parejos, porque Rayados fue la semana pasada a reforestar en las Grutas de García y hoy los Tigres rehabilitan una escuela.


Síganle así. 

UN GRAN DOCTOR PARA LOS PUMAS

 

Para los que no recuerden y piensen luego luego que Miguel Mejía Barón es un improvisado en el tema de la dirección deportiva, dejen les cuento una bonita historia sobre el nuevo vicepresidente deportivo de Pumas.


Allá por el año de 1983, el odontólogo de profesión ocupó el cargo de gerente deportivo en el Club Universidad Nacional, teniendo como brazo derecho a Mario Trejo y como jefe directo a Arnoldo Levinson, además de la supervisión del ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez Mazarrasa.


A Mejía Barón le tocó armar aquel equipo de canteranos al que le robaron la Final de la Temporada 1984-85 -cuando el árbitro Joaquín Urrea puso la corona en bandeja para el América-, además, el Doctor también confeccionó la plantilla del equipo que salió subcampeón en la 1987-88 (también perdida con el Ame).


En ese tiempo conoció de cerca a jóvenes como Alberto García Aspe, Abraham Nava, Guillermo Vázquez, Miguel España, Mauricio Peña y Pablo Luna, sólo por mencionar algunos.


"El Doctor ahora vuelve a Pumas con tres peticiones: limpieza, transparencia y que sus decisiones sean respetadas y avaladas", me dijo mi Judas Capitalino.


¿Podrá el Doc aliviar con una aspirina a estos Pumas?