-->

Columna San Cadilla Reforma | 21-07-2021



 EL GRITO LOS UNE...  CONTRA EL GRITO

La situación con el nefasto grito homofóbico en los estadios que tanto odia la FIFA y tanto aman gritar ciertos aficionados de nuestro País está tan del nabo que ha forzado a Yon de Luisa y Mikel Arriola, presidentes de la FMF y Liga MX, respectivamente, a comparecer juntos hoy por primera vez, con el fin de lanzar una campaña conjunta de sensibilización sobre la importancia de ya desaparecer el gritito de una vez por todas y, de paso, no discriminar a nadie en el futbol mexicano.


Al llamado de los meros meros del balompié mexica se unirán los clubes de todas las Ligas y la cosa no parará en discursos, pues me cuentan que se firmarán compromisos ante la Conapred.


Tanto la Fede como la Liga MX quieren poner manos a la obra antes de que la situación se vuelva una losa incargable, pues están concientes de que el camino del Tri al Mundial de Qatar 2022 ya está en riesgo, pero además quieren evitar desde ahorita que la sede para el Mundial de 2026 también estaría en entredicho y esa sí que sería una hecatombe que se quiere evitar.

 

LA REVANCHA  DEL 'CABECITA'

 

Qué difícil debe de ser estar robando en una Liga (en el buen sentido de la palabra) a tal grado de ser nombrado el Jugador Más Valioso del circuito y aun así seguir a la sombra de las vacas sagradas en tu Selección.


Bueno, pues a eso se enfrentó Jonathan Rodríguez este verano, en el que apenas jugó 5 minutos de los 450 disputados por Uruguay en la Copa América, aunque como consolación, a su regreso a la actividad con Cruz Azul, fue recibido con el premio de MVP y el de mejor delantero de la Liga MX.


Eeeso sí, pese a la poca actividad con su equipo nacional, hay que reconocerle al "Cabecita" que llegó enchufado al juego de Campeón de Campeones del domingo y le dio oootro título a La Máquina con sus 2 goles, y todo por la sed de revancha que le generó que Óscar Washington Tabárez casi ni lo pelara.


Y es que diiicen que el atacante de 28 años en vez de venirse para abajo después de comerse la banca en favor de Edinson Cavani y Luis Suárez, se puso las pilas y no sólo acortó sus vacaciones para estar en el juego contra León, sino que se mantuvo al día informándose de los entrenamientos que el profe Juan Reynoso armó en la pretemporada.


Me cuentan que el "Cabecita" no se echó a la hamaca mientras estuvo con su familia en Uruguay y siguió un plan de entrenamiento que le pidió a los preparadores físicos de La Máquina, para llegar echando tiros al inicio de la temporada.


A mí me late que el trago amargo que se echó en la Copa América le vendrá bien para crecer y seguir con la meta de jugar en Europa, a ver si así el "Maestro" Tabárez le da la chance de tener más minutos con los charrúas en la reanudación de la Eliminatoria de Conmebol, en unas semanas.


Ojalá y esto, a la larga, signifique que ha quedado en el pasado el "Cabecita" que vimos en una fiesta con el uniforme de concentración de La Máquina en plena pandemia y sea el paso definitivo para que el jugador brinque el charco.

 

SE LAS VEN 'PERRAS'

 

Mientras algunos clubes han reabierto las puertas de sus estadios con suma facilidad, otros han sudado la gota gorda, debido a la pandemia de la Covid-19.


Mis compadres de Xolos de Tijuana cumplen con esta segunda característica.


Ya les contaba hace unos días del retorno de la gente al Estadio Caliente el miércoles de la semana pasada para el penúltimo amistoso de pretemporada ante Mazatlán FC y de cómo no llegaron muchos seguidores pese a las grandes expectativas que tenía el club fronterizo.


Bueno, pues la cosa empeoró.


El sábado ante el Herediano tico, los Xolos abrieron de nuevo las puertas del Caliente, pero esta vez las restricciones aumentaron: en el choque con el equipo de Sinaloa le dieron chance de ingresar a todos los mayores de 12 años que tuvieran el Xolo Pass del Clausura 2020 -el que la pandemia clausuró-, ante el club de Costa Rica, el Gobierno de Baja California obligó a poner como requisito que quien quisiera entrar tuviera ya 18 años cumplidos.


Xolos tuvo que ajustar sus planes y cerrarles la puerta a los adolescentes que aspiraban a ir al juego, dejando las tribunas para un universo mucho menor, todo con tal de tener afición en su último partido de pretemporada.


Lo más gacho del asunto es que la expectativa no es muy positiva para los próximos días, pues la tercera ola de la pandemia, con la variante Delta como protagonista, parece que viene más seria de lo que se esperaba y mis pobres compas de Xolos el día de hoy no tienen claro si para el domingo podrá abrir el Estadio Caliente para el primer partido del Apertura 2021, ni más ni menos que la visita de los Tigres...