-->

Columna San Cadilla Norte | 15-07-2021



 EL PRESI CULEBRO

 

El verano ha sido muuuy movido en Ti-gue-res.


Primero, la transición hacia una nueva era; luego, la pretemporada de playa y, finalmente, la gira texana.


Y por si faltaba algo, revive (oootra vez) el tema del nuevo estadio, del cual ayer habló el presi Mauricio Culebro, como ya hace muchos años lo hicieron sus antecesores. Puro rollo y nada de nada.


La chamba no para, pero quizá con el arranque del Apertura 2021 venga un poco más de calma para el presi.


Esto lo digo porque mi Judas Sinérgico me dice que al buen Mau no se le ha visto mucho por las áreas de Sinergia Deportiva donde está la mayoría de la raza, es más, muchos de los que trabajan ahí todavía no tienen el gusto de conocerlo.


Me dicen que el presi no se ha presentado con todos los empleados y que tampoco les han avisado de algunas bajas que últimamente ha habido o sea la comunicación interna institucional no ha sido tan buena.


"Es fecha que Culebro no se ha presentado con todos como uno pudiera pensar que se debe dar y porque antes con el ingeniero Alejandro Rodríguez era distinto. Ni un correo institucional ni nada y pues se nos hace raro", me contó mi Sinérgico.


"Además, ha habido bajas importantes a nivel administrativo y no te dicen nada".


¿Y cuáles fueron esas bajas?, le pregunté a mi informante, quien tiene su oficina ahí en el Estadio Universitario.


"Ha habido varias. Por ejemplo, ya tiene más de 10 días que se fue Benito Garza, quien era el director de operaciones del estadio y dime si nos han dicho algo o quién viene. A ver si las cosas cambian. No es que sea algo súper grave, pero sí algo básico en cualquier institución, una buena comunicación interna".


Ya leyó, mi presi. Échese una vueltecita ahí con la raza, no sea gacho.


UNA LANOTA

 

Ahhh, les decía que Culebro también habló del estadio al volver de Texas.


"Estamos trabajando para mejorar en todos los aspectos y uno de ellos es buscar el tener un estadio nuevo y en eso estamos", declaró al ser cuestionado obvio, tampoco es que llegó y quería hablar del tema. Y se agradece la respuesta.


Las promesas están, cada que puede también lo menciona el próximo Gober, Samuel García, "Fosfo, Fosfo" para nosotros sus cuates.


Se habla de una remodelación y se habla de un estadio nuevo en terrenos de la Uni.


Por años también se ha dicho que los terrenos de Ferrocarriles que están casi enfrente de la UANL es un buen espacio y mantiene la identidad universitaria que es uno de los requisitos que piden desde la Máxima Casa de Estudios del Estado.


Pero nadie habla de dineros, de lana, de marmaja y obvio en la Uni ahorita menos, con todo lo que se ha exhibido de sus cuentas.


¡Ups, ni le muevan!


Platicando del tema entre mis Judas más viejos que tengo y no de edad, si no por antigüedad, y que además siempre están enterados de temas de estadios, me dijo algo nuevo del tema.


"Mira, tanto Samuel como el Bronco han hablado de ubicar el estadio de Tigres en Ferrocarriles, pero no dicen de dónde van a sacar los 80 millones de dólares que de arranque se necesitan para mover todo lo que está ahí", me dijo el Judas Ferrocarrilero.


Además, me cuenta, que esos terrenos tiene varios dueños, incluido uno que generaría conflictos de intereses.


No dudo que la nueva directiva esté trabajando en ver lo de una nueva casa para los Tigres, al menos hablan más del tema, y no le sacan la vuelta como antes. Eso ya es avance, pero de que falta mucho trabajo (y mucha lana) falta muuucho trabajo.


Informados están.


DOBLE MORAL

 

Pero si tontos no son...


Y es que es bien fácil condenar el grito homófobo, apoyar campañas en contra de cualquier forma de discriminación, expresar la molestia en comunicados y conferencias, pero todo eso debe verse traducido en acciones y nada mejor que cerrarle la puerta a la gente que en Estados Unidos está ávida de ver al Tricolor.


Ahí es justamente donde la Concacaf queda mucho a deber.


"El organismo permitió la asistencia de los fans ayer en el México-Guatemala, como era de esperarse. Ni modo que atentara contra sus intereses económicos, ni modo que le pusiera cerrojo a la minita de oro. No señor, eso no lo va a hacer nunca", me comentó anoche mi Judas Concacafkiano.


Y para muestra de lo que no deja ir la Concachafa, ahí les va un ejemplo.


Sólo en la Fase de Grupos de la Copa Oro 2019, el Tri convocó 3 veces más público a los estadios que el anfitrión Estados Unidos. A México lo vieron algo así como 178 mil personas en esa primera ronda.


Ahora la cosa no pinta tan impactante por los efectos de la pandemia, pero ahí bajita la mano al primer juego entraron 41 mil 229 espectadores, nada mal en estos tiempos.


"Si de verdad quieren poner una sanción ejemplar deberían pegarle a los paisas donde más les duele, que es perderse a su equipo en vivo", me dijo mi Juditas.


"Ahhh, no, pero la doble moral puede más cuando hay dinero de por medio, y más si son dolaritos".


Eso es cierto mi Juditas, ¿o no es así, Concacaf?