-->

Columna San Cadilla Norte | 06-07-2021



 Ya voló Loba


El que faltaba de irse, ya se fue, y lo hizo con la espina clavada, pero de manera muuuy discreta, contrastando con todo el alboroto que se dio cuando llegó allá por enero en el 2020. ¿Te acuerdas, Miguel Ángel Garza?


¡¡¡Ups!!!, ¿lo pensé o lo escribí?


Mejor retomo el tema de Aké Loba.


Tristón partió ayer rumbo a Nashville el marfileño, quien ya está en suelo estadounidense y muy pronto será anunciado como refuerzo del Nashville de la MLS.


Loba voló hacia la tierra de mi compa Joe Biden y lo hizo ya con todas sus maletas para quedarse allá.


"Se va con una espina clavada porque no quería irse de Monterrey; su primera ilusión fue cuando se decía que Tigres se lo iba a quedar (¿por qué no se quedó?, después les cuento todo), pero después cuando se dio lo de Rayados se la creyó que su nivel estaba para equipos grandes, pero Aguirre prefirió darle las gracias.


"Y también se va tranquilo porque siempre fue profesional. Y ahora buscará hacerse figura en el Nashville", me soltó mi Judas Barrialesco, quien fue testigo de sus entrenamientos en solitario, mientras se definía su futuro.


Mi fiel Juditas vio cómo a Loba le afectó mucho que el vestidor de Rayados es de alta gama, el olor a perfume caro, la ropa de marca y los carrazos de los jugadores le elevaron el ego y trató de igualarlos, cuando él era muy sencillo en Querétaro.


¡Ahhh, qué Loba!


Es en serio


El mensaje de la limpia en La Raya va más allá de querer armar un mejor plantel, es dejarle un aviso muuuy claro a los que sí se quedaron.


Mi Judas Directivo me comentó que el armado de Rayados tuvo dos fines: mejorar lo que se tenía en posiciones que se veían flojonas y generar competencia.


De este último punto mi Juditas, quien tiene su oficina en el BB, me dijo que eso es importante para que retomen nivel algunos. Así lo ven adentro.


"Se detectó que había que generar competencia porque ya varios jugadores estaban ciclados e incluso conformistas, y había que renovarlos y así fue.


"Y ahora que llegaron refuerzos, por ejemplo Érick Aguirre, va a meter presión en todo el lado izquierdo y hasta en el medio centro y eso va a ayudar a que nadie se tire a la hamaca. Campbell refuerza el lado derecho, en donde Maxi Meza anduvo con todo, pero ya le llegó competencia, así es que el que se duerma ya sabe; sea quien sea".


¡Ámonos!, así me dijo mi Juditas.


En pocas palabras, que no quieren que nadie se confíe y si alguien anda mal poderlo sacar, meter a un sustituto de calidad y no se crean inamovibles.


Al que le caiga el saco que se lo ponga. Ustedes saben quiénes son...


La confianza en Vigón


En Tigres se había hablado que venía Orbelín Pineda o Erick Aguirre, y no de ahora, desde antes.


Finalmente el que llegó fue Juan Pablo Vigón, que en Pumas era de lo poco rescatable, era el capitán y titular indiscutible y en Tigres tendrá que ganarse su lugar, aunque la confianza de Miguel Herrera, que la tiene, es muy importante.


Fue el mismo técnico de Tigres el que dijo que quiere que sus contenciones pisen más el área, y Vigón lo hace, si no pregúntenle al Cruz Azul, al que le metió el gol de la "Cruzazuleada" en las Semifinales del Guardianes 2021. Ése fue uno de los 8 goles que anotó en 55 partidos de Liga, además tuvo 4 asistencias.


Mi Judas Felino me comentó que el día que Herrera lo presentó al plantel, le habló al grupo de lo importante que era su llegada. Es seguro que "Chivigón" le meterá competencia a Guido Pizarro y Rafael Carioca.


Esa misma confianza del "Piojo" ha levantado el nivel de muchos jugadores y para muestra hay varios botones.


"Quién era Guido Rodríguez en Tijuana y cómo creció de la mano del 'Piojo' en América al grado de irse a Europa y ser seleccionado argentino", me recordó mi Juditas.


"Y antes, cuando Rubens Sambueza estaba olvidado en los Tecos, lo llevó al América y lo hizo figura. Lo mismo Miguel Layún, quien pudo quitarse todas sus culpas". Eso es cierto.


Otro volante que llegó al América sin muchos reflectores fue Richard Sánchez y Herrera lo potenció.


¿Lo logrará ahora con Vigón en Tigres? ¿Ya no le gusta Pizarro y Carioca?


Buen reto para el "Piojo" y siempre la competencia es buena y de este nivel mucho mejor porque el que gana es Tigres.


¿Y los Sultanques?


Ahorita todo es nice en Tigres y Rayados porque todavía no juegan y todo es planes e ilusiones de un gran torneo. Pero los que ya están jugando (eso de jugando es un decir) es el otro equipo de la Ciudad, los Sultanes, mis hermaaanos...


Más allá de que un día pierden y el otro también, que ganar es raro para ellos, y más allá de los cambios en el roster y las malas decisiones deportivas de la directiva y del show que hay en las tribunas y no en el terreno de juego (y no es un "yo creo", es un "así es"), hay acciones que han causado molestia en el actual vestidor.


Lo bueno es que son mis hermanos estos "Fantasmas Grises", que si no.


Mi Judas Sultán, ése que siempre está en el Palacio, me contó que antes de la llegada de Sergio Omar Gastélum, la raza de pantalón largo le dio de palos al mánager Homar Rojas y al histórico staff.


"Sanca, después de echarlos, la nueva directiva escoltó a la raza despedida que llegó por sus pertenencias", me escribió por WhatsApp el Sultán.


"A Homar, Remigio DíazTony AguilarArturo González, Sultanes de toda la vida, no se les despegaron ni tantito, como si se fueran a robar algo.


"Para nada recibieron un trato profesional. Es más, en la serie contra los Tecolotes, el staff dirigió, pero ya estaba despedido, se enteró por Wasap (así lo escribió)".


Estos malos tratos han colmado la paciencia de varios peloteros, pues hasta el propio Wirfin Obispo, histórico por sus salvamentos, los exhibió públicamente en redes sociales.


El mal momento que vive Sultanes se ve en sus resultados, pues están en el séptimo lugar de la Zona Norte y son capaces de quedar fuera de Playoffs... ¡aunque avancen seis!