-->

Columna San Cadilla Mural | 20-07-2021



 YA SE FUE EL 'BECADO'

 
Antonio Madueña se une a la lista de los peores negocios en la historia de las Chivas.

Tampoco fue que les saliera muy caro comprárselo a Cruz Azul, pero estuvo "becado" un año y medio, ahora lo mandan prestado a FC Juárez y al menos se liberan un salario más en la nómina porque como dicen, en Chivas ni cacha ni picha ni deja batear.

Imagínense qué tan mal lo veía Víctor Manuel Vucetich para ni siquiera convocarlo varias veces y mejor considerar a un ofensivo como Isaac Brizuela la segunda opción en la lateral, en lugar de ponerlo a él que era su puesto natural. Con eso se resume todo su paso en el equipo.

Por otro lado, Madueña se va en paquete a la frontera junto al canterano Óscar Macías.

Y no, no se extrañen ni se enojen después de ver que era de lo mejor que había en el Tapatío, no es que se quieran deshacer de él, al contrario, quieren verlo en Liga MX (donde ya debutó) para ver si se desarrolla mejor y en un futuro regresarlo a Chivas en mejor nivel.

Aunque siendo un juvenil y con Ricardo Ferretti de entrenador, mmm... obvio, los Bravos no tienen ni de cerca un plantel como Tigres, y no sería descabellado que pueda pelear por un lugar, pero con el "Tuca", como Santo Tomás....
 
DE REGRESO
 
Ahora sí, señores rojinegros, ya pueden respirar tranquilos, que Camilo Vargas ya reportó desde ayer con el Atlas y las aguas ya se calmaron en cuanto a equipos que le echaban el ojo.

El portero colombiano regresó de su participación en la Copa América y de la semana de vacaciones que recibió, así que por lo menos este torneo pueden sentirse a salvo con el colombiano en la portería.

También el defensa peruano Anderson Santamaría por si estaban con el pendiente. Aunque él ya había llegado a Guadalajara desde la semana anterior, pero reportó igual que su compañero.

Y hablando de los Rojinegros, parece inminente el fichaje del volante argentino Gonzalo Maroni, de 22 años, y quien llegaría a los Zorros en préstamo por un año con opción de compra de 3 millones 300 mil dolarucos.

Los aficionados de Boca Juniors pegaron el grito en el cielo por la salida de Maroni, pero no porque sea un crack, sino porque sería la décima baja del equipo que dirige Miguel Ángel Russo, quien ya sufrió la partida de Carlitos Tévez, Mauro Zárate y Esteban Andrada, entre otros.

Si se concreta lo de Maroni, ahora sí el Atlas cerraría las contrataciones, lo que se alteró tras la salida de Milton Caraglio.
 
LA NOVELA
 
A la directiva de Santos Laguna no le corre prisa y mientras espera que los representantes de Santiago Muñoz le pongan un oferta real sobre la mesa, por el momento tiene al delantero entrenando con la Sub 20, lo cual ha sido una jugada maestra, pues no se les puede acusar absolutamente de nada malo.

Por mucho que la AMFpro haya hecho su comunicado, que no movió nada, el club tiene todo a su favor, ya que el chico siempre ha tenido contrato como jugador de la categoría juvenil, y por ello nadie puede decirles que se trata de un castigo.

Santiago aprovechó la oportunidad que le dio Guillermo Almada, pero se subió a un tabique con los cantos de la sirena y ya les dijo nanay a un par de ofertas de los Guerreros.

A la gente de Grupo Orlegi le cayó en la punta del hígado que los representantes sigan metiéndose con los jugadores jóvenes, ya que les llenan la cabeza de sueños, como fue el caso con Ronaldo Cisneros, quien también pintaba para tener una buena carrera, pero cuando su promotor comenzó a decirle que era el mejor de México, se lo creyó y fue a dar a Chivas, donde ni fu ni fa.

Todo parece indicar que Muñoz va en el mismo camino, esperando una oferta europea de un club de renombre que no va a llegar, una lástima que los jugadores no entiendan que antes de correr, tienen que aprender a caminar.