-->

Columna San Cadilla Mural | 19-07-2021



 REENCUENTRO EN EL 3 DE MARZO

 

Los Tecos están de manteles largos celebrando el 50 aniversario de su fundación como club, compartieron su gran momento con un partido amistoso con el equipo de ex jugadores bautizado como Leyendas de Tecos frente al de Estrellas Actores.


Fue sin duda muy grato el reencuentro de las figuras del pasado en la cancha, como el caso del paraguayo Hugo Enrique Kiese, el máximo goleador de la institución con 115 anotaciones; así como Osmar Donizette, Daniel Ludueña, Rodrigo "Pony" Ruiz, y Sebastián "Loco" Abreu, y claro el infaltable capitán Juan Carlos Leaño, entre muchos más que eran un total de 44 jugadores que participaron en la fiesta en el Estadio 3 de Marzo.


Peeeero como todo evento, hubo un negrito en el arroz. A los organizadores les valió aquello de la sana distancia, y las tribunas donde se permitió el ingreso a los aficionados que más pegados no podían estar, y muchos de ellos sin cubrebocas.


El otro punto criticable es que la tormenta inundó la cancha, y nunca se entendió como un ex árbitro de Primera División como Paúl Delgadillo no suspendió el partido para cuidar la integridad de los jugadores en la cancha.


Uno de los personajes destacados no como jugador sino como directivo fue Dionisio Fernández, mejor conocido como "Nicho", quien siempre será recordado como un tipo de recio carácter, explosivo, polémico en su trato, pero que era quien sabía negociar las contrataciones, y sobre todo elegir buenos jugadores.


Al ver cómo celebró la gente que asistió al juego, la manera en que entonaban el grito de "¡Tecos!", la pregunta inevitable, o más bien cuestionamiento, es cómo nunca los encargados de manejar al equipo supieron transformarlo en un equipo que le compitiera a la popularidad de las Chivas y el Atlas, y hasta de su antagónico universitario los Leones Negros. Infraestructura la tenían y tienen de sobra, pero siempre parecían resignados a su papel de bajo perfil.


Lástima, ojalá algún día veamos de regreso a los Tecos, porque eran un buen animador de la Liga MX.

 

OMAR BRAVO, EL COSQUILLEO POR VOLVER

 

Si ustedes siguen las redes sociales de los Leones Negros se habrá dado cuenta que por ahí aparece repentinamente Omar Bravo enfundado en el jersey del equipo.


Mis filosos lectores se preguntarán qué idea anda rondando en el goleador histórico de las Chivas, que a finales de 2018 había anunciado su retiro y un año después regresó con los Leones Negros para jugar en la desaparecida Liga de Ascenso hoy pomposamente llamada Liga Expansión MX.


Resulta que el representativo de la UdeG quiso aprovechar las relaciones que hizo Bravo en Estados Unidos en su paso por la MLS y en la Segunda División, y con su imagen promovió un partido amistoso contra el Atlético Olympians, en Phoenix, Arizona el pasado 14 de julio, sin embargo, por el tema de la pandemia se pospuso el viaje para septiembre.


La idea original era que Bravo jugara 15 minutos con cada equipo, por lo cual el delantero se puso a entrenar al parejo de sus ex compañeros de Leones Negros para estar en forma.


Y es que como recordarán, el año pasado al cancelarse el torneo al agudizarse los contagios de Covid-19, todos los torneos se cancelaron, y Omar ya no pudo cumplir el sueño de terminar la temporada, y por ahí hasta coronar su retiro con un título.


Por tal motivo le quedó el gusanito de tener un partido más, y aunque no lo dijo abiertamente, parecía tener la intención de tener un tercer retorno al futbol, pero él mismo se dio cuenta que a sus 41 años de edad ya no es lo mismo entrenar con intensidad que hacerlo a los 20. Así que ya está descartado por completo ver a Bravo en una vuelta más a la cancha, al menos de manera profesional.


Omar se hubiera acercado a Sebastián Abreu para que le contara el secreto de prolongarse hasta los 44 años, porque ya no es posible preguntarle a Sir Stanley Mathews (QEPD), quien jugó hasta los 50 años.