-->

Columna San Cadilla Reforma | 03-06-2021



EL SACRIFICIO...


Les cuento que mientras Santiago Giménez compró boleto de última hora a la gira del Tri Olímpico en Europa, su compañero Roberto Alvarado se quedó en México.


Pero no crean que fue una decisión del técnico Jaime Lozano, más bien fue del propio "Piojo", quien le pidió a Jimmy que lo dejara ausentarse del viaje porque prefería quedarse con su esposa Dayana, con quien perdió un bebé en la semana de la Final del Guardianes 2021.


"Fíjate mi Sanca que Alvarado pidió chance de quedarse para ayudar a su señora en este difícil momento, y pues a Jimmy no le quedó de otra que aceptar", me contó mi Judas del Tri Olímpico.


"La neta esto no está chido, porque quedarse podría afectarle no solo para Tokio, sino para su futuro..."

 

Y sí, mi Juditas tiene razón, pues justo en los amistosos que están jugándose en estos días Lozano va a perfilar a sus gallos para los JO y al no estar Alvarado el riesgo de que le coman el mandado es amplio, aunque eso no es lo peor, pues también se está perdiendo una vitrina importante, ya que seguro hay visores en esos partidos... y ya ven que el sueño del "Piojo" y de su esposa es emigrar pronto a Europa.


Sin embargo, hay prioridades, y la solidaridad del cruzazulino solo puede ser motivo de aplauso y del convencimiento de que este sacrificio que hace hoy, con todo y sus consecuencias, encontrará una recompensa muy pronto. 

'IMPORTAN' DE ESPAÑA

 

A Pumas le faltó de tooodo el semestre pasado, menos portero.


Alfredo Talavera y Julio González fueron de las gratas sorpresas que tuvo el equipo en los últimos dos semestres pues mientras que Tala, que fue prácticamente echado a patadas del Toluca, se convirtió en el mejor arquero del Guardianes 2020, González no quedó a deber cuando mi Talita se fue suspendido tras aquella roja con León o cuando se lesionó casi al final del torneo...


La sorpresa, sin duda, nos la llevamos tooodos cuando conocimos la historia de Julio, quien prácticamente estaba en el retiro, fue invitado a entrenar en el Pedregal y se quedó con el puesto de suplente en el primer equipo por encima de otros porteros que se venían puliendo en la Cantera como José Castillo, que nomás nunca dio el ancho.


Bueeeno, parece que Pumas va a replicar la fórmula, pues me cuentan que ya tienen amarrado al jovencito de 22 años Miguel Barba, que después de no encontrar cabida en el futbol mexicano se fue a pulir al Salamanca de España, siguiendo los pasos de González quien, tras su falta de actividad en Santos, Tampico y hasta en el pobre Veracruz, se quitó el polvo unos meses en el CD Praviano de la Madre Patria, antes de venir a ganarse el puesto al Club Universidad.


Diiicen que Barba va que vuela a la Liga de Expansión a reforzar a los Pumas Tabasco, pues me cuentan que de los actuales arqueros del equipo, Ramón Pasquel y Alex Cruz, no se hace uno, algo que Miguelón podría aprovechar a las mil maravelas porque, además, me dijeron que va a tener chances de venir a entrenar con el equipo de Primera con frecuencia...


Así como soy castroso con muchas cosas que tienen que ver con Pumas, este movimiento me parece plausible, pues rescatar a Barba como lo hicieron con Julio puede tener una huella en el futuro, pues no hay que olvidar que Talita y el propio González ya pasan de los 30 y qué mejor que preparar a su heredero desde hoy.

 

UN LOBO ENTRE LOS MORTALES

 

Ni las grandes estrellas se salvan de pasar por momentos bochornosos y mi carnalito Raúl Alonso Jiménez puede dar fe de ello.


De vacaciones por la Capirucha, al delantero del Wolverhampton de la Premier League, quien se recupera del terrible choque que sufrió a finales del año pasado con David Luiz, le pasó algo que seguramente ya te ocurrió a ti como ya también me pasó a mí: perdió el (maldito) boleto del estacionamiento de un centro comercial al sur de la ciudad (allá donde se caen las tiendas).


¡Horror!


Lo chido del asunto es que mi Rulo, con esa sencillez que siempre lo ha caracterizado, jamás exigió ningún trato especial cuando tuvo que ir a la casetita del estacionamiento para resolver el embrollo, la noche del 28 de mayo pasado. Pese a ser toda una estrella del futbol europeo y de la Selección Nacional, Jiménez acató el reglamento del lugar y se dio a la tarea de demostrar que su coche era su coche para poder salir del lugar.


Con estos ojos que se han de tragar los gusanos vi que mi Raulito presentó no solo la tarjeta de circulación de la nave, sino que para avalar su identidad puso sobre la ventanilla su permiso de residencia en Inglaterra en bonitos tonos rosas y azules y también su licencia de conducir ¡de Portugal!


Como cualquier mortal, una vez llenadas todas las formas, mi Rulo recibió ese ticket provisional que parece maná del cielo cuando nos lo dan, y pudo partir del lugar...


Ahhhh, eso sí, nadie lo salvó de pagar los módicos 250 varitos por el boleto perdido.