-->

Columna San Cadilla Norte | 03-06-2021



 LES APUESTO QUE...

Aaah, que la... ¿qué vamos a hace todo junio y 21 días de julio sin Liga MX?


Bueno, mientras pasan estos 50 días, les cuento que como cada verano, Rayados, al igual que los demás equipos, se alista para lanzar su nuevo uniforme.


Anduvo en redes algún diseño que no es el que será. Mi Judas Sabe Lo Todo, muy ligado a La Pandi, me dijo que lo único cierto de ese uniforme son los colores, pero no la forma tipo brochazos que vienen ahí. Serán rayas normales, no brochazos y con algunos toquecitos rojos por aquí y por allá.


Sin embargo sí le atinaron a algo muy importante: el patrocinador... y les cuento.


Un Judas, ligado al patrocinador que portará ahora Rayados en su jersey, ya me había adelantado lo que ayer mi Judas Sabe Lo Todo me dijo, que el nuevo anunciante estelar del equipo al frente de la playera será Codere.


"Va a traer Codere, ya no AT&T, ahora van los de las apuestas", me contó mi Judas y pues sí, era de esperarse.


Desde que hace meses Codere se anunció como el nuevo patrocinador, apareció por todos lados: estadio, redes sociales, los dizque "influencers", entre otros.


Pues bueno, mi Judas así me dijo, "Te apuesto que así será". Vamos a espera a julio cuando lo anuncien, o antes cuando la misma raza de la marca de ropa deportiva o del club lo filtran para ir causando expectativa.

 

DE SÚPER LUX

 

Será el Hotel Mayakoba de la Riviera Maya en donde Tigres y Rayados están planeando su pretemporada.


Aunque sigue siendo el semáforo de Quintana Roo una opción que pudiera frenar de último momento todo, en ambos clubes ya tienen fechas y reservaciones para hacer la pretemporada.


Los Tigres lo harán del 10 al 20 de junio y Rayados del 22 al 30 del mismo mes, es decir, los felinos estarán haciendo "check out" y, a los dos días, los albiazules harán su "check in".


Desafortunadamente no se toparán y digo desafortunadamente porque hubiera sido muy interesante verlos juntos.


El Mayacoba es un mega hotel situado en la carretera de Cancún hacia la Riviera Maya, con instalaciones de súper lujo en la que la nueva era del señor Miguel Ernesto Herrera Aguirre tomará forma.


Rayados hará lo mismo y allá el señor Javier Aguirre Onidi tratará de dar continuidad a su idea de juego.


Este hotel tiene un increíble campo de golf y las zonas que usarán los equipos regios para entrenar están de primer mundo.


Está en medio de la jungla y el hotel son como condominios entre lagos y una agradable zona boscosa.


Pues que les vaya bien... vedá.

 

HABRÁ MÁS CAMBIOS

 

Mientras que sus "hermanos" mayores ya anunciaron las bajas de Miguel Arturo Layún Prado, Avilés Hurtado Herrera y Nicolás Gabriel Sánchez, en Rayadas también moverán sus fichas.


Por lo pronto, Monterrey ya despachó a Ricla Rajunov, quien terminó su contrato, y la sorpresiva salida de Annia Mejía, pero mi Judas me reveló que es el inicio de los cambios que van dentro del club.


"Todavía están analizando el tema con cada una de las chavas; habrá más bajas que las ya anunciadas. Así como saldrán, el club va a fichar y quiere mejorar ciertas líneas", me dijo mi Judas Pandi Lady.


Además, me contó que Héctor Becerra Becerra, quien ya siente el hachazo en el banquillo, está en pláticas con la directiva albiazul. Aguas.


Las chavas continúan de vacaciones después de quedarse en las Semis, luego de ser eliminadas por las ahora bicampeonas Tigres Femenil.

 

¿Y LAS CAMPEONAS?


Las de Sanico viven el otro lado de la moneda.


Como si no fueran las campeonas, las mejores de la corta historia de esta Liga Femenil, las más ganadoras, las de más Finales, las más grandes, las de mejor plantel, las de más reconocimiento y que nadie se les acerca a kilómetros de distancia, como si eso fuera poco, en el interior del equipo se vive mucha hermandad, calma y sencillez.


Platiqué con mi Judas Felina Lady y me dijo que cualquiera podría pensar que existe un ambiente de soberbia por todo lo que han ganado, pero sobre todo por las estrellas que tienen, comenzando con "La Mayor", como le dice a la crack, pero no.


"Créeme, Tío Anca (bueno, quééé, así me dice), aquí nadie se cree superior, nadie anda de mamona -bueno, una sí, peeero así es ella, no por los títulos-, tal vez es eso lo que más nos ayuda, porque llevamos 4 Ligas y hablamos que queremos ya la 5 y 6.


"No creas que ya nos sentimos muy ganadoras, queremos más y más, que se hable internacionalmente de lo que hacemos, pero para eso debemos ganar varios seguidos", me contó "mi sobrina".


PD: Ojalá en Rayadas se dejen de grillerías, como sucedió en este torneo, para que puedan dar pelea.

 

YO LO VI...


Ni las grandes estrellas se salvan de pasar por momentos bochornosos, y mi compa Raúl Alonso Jiménez puede dar fe de ello.


De vacaciones por la Capirucha, donde se come torta de tamal con champurrado (yo jamás lo he probado), al delantero del Wolverhampton de la Premier League, quien se recupera del terrible choque que sufrió a finales del año pasado con David Luiz, le pasó algo que seguramente ya te ocurrió a ti como ya también me pasó a mí: perdió el méndigo boleto del estacionamiento de un centro comercial al sur de la ciudad (allá donde se caen las tiendas).


Lo chido del asunto es que mi Rulo, con esa sencillez que siempre lo ha caracterizado, jamás exigió ningún trato especial cuando tuvo que ir a la caseta del estacionamiento para resolver el embrollo.


Eso fue la noche del 28 de mayo pasado. Pese a ser toda una estrella del futbol europeo y de la Selección Nacional, Jiménez acató el reglamento del lugar y se dio a la tarea de demostrar que su coche era su coche para poder salir del lugar.


Con estos ojos debajo de estas cejas que se han de tragar los gusanos vi que Raúl presentó no sólo la tarjeta de circulación de la nave, sino que para avalar su identidad puso sobre la ventanilla su permiso de residencia en Inglaterra en tonos rosas y azules y también su licencia de conducir ¡de Portugal!


Como cualquier mortal, una vez llenadas todas las formas, Jiménez recibió ese ticket provisional que parece maná del cielo cuando nos lo dan, y pudo partir del lugar...


Ah, eso sí, nadie lo salvó de pagar los módicos 250 bolas por el boleto perdido.


PD: "Yo lo vi, yo estuve ahí", como aquel slogan Pandi.