-->

Columna San Cadilla Norte | 19-02-2021



INJUSTO RESULTADO

Por lo que le vimos a Tigres y los ajustes de su DT, sobre todo en el primer tiempo, el resultado fue injusto: Azul debió ganar hasta por 4 goles, y hasta un baile le puso a los llamados subcampeones del mundo.

Tic-tac, tic-tac... le tocaban el balón a los felinos y se lo robaban como un ladrón lo hace con el bolso de una viejita en una calle oscura en pleno Reforma y Colegio Civil a las 11:50 de la medianoche.

Tigres jugó mal, le costó y le costará entrar en ritmo, pero deberá hacerlo ya, porque el tiempo no perdona. Mal el equipo, mal los ajustes; ya para el segundo tiempo quisieron reaccionar, lo hicieron, pero no pudieron y, pa'cabarla, le meten el 2-0 que liquida todo.

¿Y qué sucede?, que se confirma una vez más que este equipo que ayer perdió y se vio mal... ¡ya creció!

Pero no en la cancha la noche de ayer, ja, no, ahí se vio mal. Donde se confirmó que creció es que de Tigres semana a semana, juego a juego, declaración a declaración, ya está siendo vigilado y es del equipo que más se habla... y se goza cuando le va mal.

Sus victorias causan molestia y ardor y sus derrotas provocan ya alegría, burlas y restregamientos en la cara al supuesto "subcampeón del mundo".

A ver, primero separemos. No me refiero tanto al pleito casado que se traen en Nuevo León. No. Porque ahí es parejo. Cuando Rayados fue tercero en el Mundial de Clubes del 2019, y luego el siguiente año fue el sotanero general y peor equipo de la Liga, los fanáticos Tigres se los restregaron y cada día se lo echaban en la cara. Son iguales ambas aficiones.

No, a lo que yo me refiero es a lo nacional. En lo local se entiende y hasta se disfruta el pleito entre ambos.

Yo me enfoco a lo nacional. Veo los canales nacionales y siempre le ponen "peros" cuando gana: "Que era un coreanito", "que era un mal Palmeiras", ah, pero cuando pierde hay un restregamiento fuerte que sólo provoca un equipo que ya no es del montón.

Ah, porque eso sí, le siguen diciendo regional, que no interesa fuera de Nuevo León, pero NO HAY DÍA, en serio, que dejen de hablar de Tigres.

Lo veo en la CDMX. Atentos a lo que haga el equipo de la UANL y Cemex para desacreditar si ganan y para ensalzar cuando pierden.

Tan pronto se acabó el mal juego ante Cruz Azul, que insisto hasta debió golear, muchos comentaristas y algunos medios de la Capital se le fueron en cima.

Mi compa Paco Villa, porque es compa de verdad, n'haaambre, no había pasado un segundo de que pitó el silbante y se desahogó diciendo de todo, sacando de su ronco pecho ese deseo de que perdieran para echarle en cara a los aficionados con los que tiene un pleito casado.

Medios de México que nunca dejan de escribir del equipo y comentaristas nacionales, sobre todo en Fox Sports, que viven de eso mismo.

Eso no sucedía antes cuando era equipo que sólo importaba en NL. Hoy ya esperan su resultado para echarle en cara lo que haya sucedido.

No se dan cuenta que la frase "Es un equipo que importa sólo en Nuevo León" ellos mismos la están matando día a día.

Aquel equipo del que nadie opinaba si ganaba o perdía, es del pasado. Hoy tan pronto pita el silbante y Tigres perdió, ya es noticia nacional. Y no es mi opinión, es lo que sucede.

Tigres cada vez despierta más gusto cuando pierde y enojo o ardor cuando gana. Síntoma inequívoco de que el niño ya creció.

¿Querías, Tigres, estar en el aparador nacional?, pos órale, pero ahora te aguantas, porque el hate está -y estará- muy fuerte.

Cualquier derrota la vas a sufrir y tus victorias serán cuestionadas.

Por lo pronto, ya hablan diario de ese equipo, y las críticas del miércoles más que merecidas.

Injusto resultado de Tigres contra el Azul... porque debió perder hasta por más goles.

INICIA SU MOVIMIENTO

 
"Se acerca el momento de cambiar las cosas de fondo...", tuiteó el lunes el señor Mauricio Doehner Cobian.

Y no se trataba de cambiar algo en Tigres, la cual es una de las tantas responsabilidades que tiene como enlace de Cemex con Sinergia Deportiva.

Ese tuit va más allá de eso, porque antes escribió sobre el momento que vive nuestra Ciudad por los apagones derivados de las fallas de Andrés (esto de Andrés, lo digo yo, no él).

"Hagamos que regrese el resplandor a Nuevo León ¡Ya estuvo bueno! Ésta es una tierra de gente trabajadora, de arraigo, echada para adelante. Encima de Covid-19, ahora tanta gente pasando frío sin luz. #nosevale #yaestuvobueno".

"Por lo pronto ayudemos al prójimo, a quien necesite una cobija, un calentador, una vela, una linterna.... seamos #solidarios".

Y remató con: "Se acerca el momento de cambiar las cosas de fondo".

Desde su posición como ejecutivo de Cemex puede cambiar muchas cosas para la sociedad, pero la intención de Doehner va más allá.

Ya les había informado en otras columnas que su mayor presencia en Twitter no era casualidad ni era porque está más presente en el equipo, siempre lo ha estado, pero ahora lo hace público. Ahora quiere aparecer, antes no le interesaba.

Ahora aprovecha su vitrina, su nombre y su presencia.

Y cómo él ya lo adelantó, se acerca su momento.

Los que lo conocen me dicen que es el inicio de su movimiento... político.

Tanto tuit no fue sólo por su amor a Tigres.

Va más allá, algo que está por comenzar...

PD: Así lo dejaremos por ahora.

¿Y MI PANDI?


Lo de Santos, sin duda, fue un accidente que no creo que se repita.

Hoy visita a un Necaxa, que por más luchón que ande, por más esfuerzo y dinamismo que le meta a sus juegos, no es superior que el Monterrey.

"Ya estuvimos viendo el tema de la ofensiva. Ni modo que digamos que no estamos mal al ataque, pero Aguirre no es tonto, sabe dónde estamos fallando y ya trabaja en eso.

"El torneo está para estar nosotros en primer lugar. Ve el plantel, ve el equipo como equipo, y ya ni qué te diga del entrenador. Aguirre es top. Entonces te puedo decir que estaremos en el primero muy pronto".

Mi Judas Pandi Jugador, si bien no ha mostrado el futbol que se espera, ni él ni su equipo, al menos en su optimismo, visión y entusiasmo, al menos en eso sí está como líder general.

PD: Ahora sólo que se vea en la cancha, ma'istro.