-->

Columna San Cadilla Norte | 11-02-2021



TÚ YA GANASTE; AHORA DIVIÉRTETE

Sufrieron tanto, años, años y años haciendo torneos de Conca perfectos, pero perdiendo las Finales.

Se ganaron 2 mil 492 críticas, muchas de ellas justificadas, hasta que llegó la cuarta oportunidad de, ahora sí, quedar campeones, ir al Mundial de Clubes y hacer lo que naaadie había hecho en todas sus oportunidades que habían ido: llegar a la Final.

(Tú ya ganaste; ahora diviértete).

Hoy es el día, hoy estarás en el escaparate mundial; millones y millones alrededor del mundo te verán, otros apeeenas te conocerán, pero estarás ahí, ante millones de televidentes.

La "mala noticia", si es que a eso se le puede llamar "mala", es que estás destinado al segundo lugar, porque por más ilusión que tenga tu gente, tus hinchas, tu directiva o tú mismo, pensar en ganarle al Bayern Múnich -desgraciadamente, querido Tigres- quedará en eso: en "pensarlo".

Ya sééé, habrá mentalistas y motivadores de pacotilla de esos que se venden por internet que saldrán a decir: "Sííí, decrétalo, tú puedes, pídelo y se te dará, todo está en la mente", y temas de esos.

Qué lindo se oye y lee, pero eso no cambia en mucho la realidad de las cosas. Y la realidad dicta que el Bayern vale más de 800 millones de euros más que tú, que sus jugadores son de los mejores del mundo y que ese equipo es el número 1 -no el 2 ni el 3, sino el 1- del planeta.

Han de decir que soy muy negativo, pero no. El problema es que al "realista" se le confunde con "negativo".

Pero perder ante el Bayern no es motivo de vergüenza ni de fracaso. Porque ésta es de las veces que perder una Final para nada es fracaso. Esto sería si el que pierde es el cuadro alemán.

Tú, Tigres, ya ganaste, ya llegaste lejos, ya -con una Conca y no con varias como los demás- fuiste finalista.

"¡Ah, qué conformista eres, Sanca!", han de decir.

...Y yo sólo insisto: "Nooo es ser 'negativo', ni 'conformista', es algo que se llama: 'Realista y centrado'".

PD: (Tú ya ganaste; ahora diviértete).

EL DÍA 13

 
El cabalístico 13 es el último día de la aventura de Tigres por Qatar.

Después de llegar y alborotar con sus declaraciones sobre si representaban o no a México, se pusieron todavía más presión.

Había quienes los querían ver caer desde el partido contra el Ulsan Hyundai, luego hubo los que ponían muy superior al Palmeiras y ahora esperan que Bayern Múnich les gane por goleada.

Así fueron pasando los retos con gran confianza, pero también con absoluta seriedad y tensión. Los días de encierro han sido muchos, pero el esfuerzo valía la pena para llegar a un día histórico, una Final de Mundial de Clubes ante el mejor equipo del mundo.

Y por lo que me ha venido contando el Judas Doheño al paso de los días y de los partidos, eso es lo que traían los Tigres en mente, lo máximo.

Primero se sacudieron la posibilidad del papelón que hubiera sido perder con los coreanos, luego el reto de ser únicos como el primer mexicano en la Final y ahora con un desafío gigante del cual tienen mucho que ganar y poco que perder.

Por eso ayer, en el día 12 en Qatar, se soltaron un poco los amarres y vino el disfrute, algo que no habían tenido en toda su estancia en la jaula de oro del Hotel St. Regis.

Si el cumpleaños de Carlos González fue muy sobrio se debió a que recién habían dado el primer paso, no querían relajarse de más, y además venían más pruebas de Covid. No se podían arriesgar a tener contagios.

Pero tras salir negativos todos del último test, se pudo disfrutar más del cumpleañero en turno, nada más ni nada menos que el señor Nahuel Ignacio Guzmán Palomeque, quien llegó a 35 primaveras.

Ahora sí hubo la tradicional pamba y el pastelazo, en el cual André-pierre Christian Gignac y Carlos Salcedo se le bañaron enterrándolo entre pan y betún.

La celebración para el "Patón" fue el pretexto ideal para tener un momento de convivencia en el hotel en la noche previa al gran día, al día más importante en la historia del club, el día en que tienen la ilusión y la posibilidad (remota) de ganarle al mejor equipo del mundo.

Y si la aventura por Qatar empezó con declaraciones fuertes de Nahuel, no podía terminar de otra manera y lanzó un mensaje claro: "Mañana (hoy jueves) festejaremos el cumpleaños de Javi (Aquino) y mañana (hoy) festejaremos seguramente el campeonato".
 
¿Y LA FELICITACIÓN, PANDI?

 
Quiero aplaudir al señor Javier Aguirre Onaindia por sus declaraciones de ayer por la tarde luego del sorteo de la Concachampions.

"Motiva mucho que un representante de Concacaf esté en esta instancia. Tenemos muchísimas ganas y desde luego estamos con la máxima ilusión".

Para empezar no se subió, porque no le corresponde, al tema de decir que van por la quinta, porque las cuatro ganadas son de otros entrenadores.

Segundo, no le pasó nada en reconocer que lo realizado por Tigres le deja la vara alta no sólo a ellos, sino a todos los equipos fuertes del futbol mexicano.

Y tercero, sin duda que fue un mensaje claro para sus jugadores, de lo que espera de ellos.

Estoy seguro que hoy también aplaudiremos al Club de Futbol Monterrey porque felicitará a los Tigres por su actuación en el Mundial de Clubes, quede como quede con el Bayern Múnich. Por alguna razón no lo hicieron tras el pase a la Final, porque en ese aspecto siempre lo han hecho bien, además que son un club que les gusta felicitar.
 
SE HUBIERAN ESPERADO

 
No sé cuál fue el apuro de la Concacaf para realizar el sorteo de la Concachampions previo a la Final del Mundial de Clubes. Quizá para presumir que un representante suyo está en la Final del Mundial de Clubes.

A Pandi le tocó el camino mexicano, porque luego de despacharse al equipo de Isabel Pantoja, en Cuartos se topará al Columbus Crew de Lucas Zelarayán y la Semifinal deberá ser ante León o Cruz Azul, y la Final ante un América que quedó libre de mexicanos en su llave, como le tocó a Tigres el año pasado.

Pero lo cierto es que el sorteo no tuvo el impacto mediático si lo hubieran hecho, por ejemplo, la próxima semana.

Luego vienen las odiosas comparaciones de que mientras Rayados e Isabel Pantoja intercambiaban mensajes en Twitter, de la misma forma lo hicieron en los últimos días los Tigres y el Bayern Múnich.

Como decía mi compa Alberto Aguilera Valadez: "¡Pero qué necesidad!".