-->

Columna San Cadilla Norte | 07-02-2021



El Tigre que (casi) jugaba por Qatar

¿Quién se negaría a adquirir otra nacionalidad si a cambio te dan un millón de dólares?

¿A qué viene la pregunta? Pues a lo que les voy a contar este dominguito para que les sirva de lectura mientras se echan unos taquitos de barbacoa, con una coca bien helada y luego una concha con un cafecito para despertar.

Igual también les ayuda a bajar la ansiedad por la Semifinal del Mundial. A unos por los nervios de ver a sus Tigres con chances de alcanzar la Final y a otros por los nervios de ver que el acérrimo rival, chance y hace lo que los suyos no pudieron.

Pero no me voy a desviar más.

Les voy a contar de un jugador que estuvo en Tigres y casi casi termina representando a Qatar.

Aquel país, desde que inició con sus planes de organizar un Mundial, empezó a reclutar jugadores para convertir a su Liga en una más competitiva. Así fueron llegando figuras de calidad internacional como Gabriel Batistuta, Raúl o Frank de Boer.

Pep Guardiola, Romario, Fabio Cannavaro y Xavi también jugaron allá al final de sus carreras.

Luego empezaron a tratar de reclutar a otros internacionales, pero que no hayan jugado con su selección para sumarlos a la selección de Qatar. El método era muy "sencillo", simplemente les ofrecían la nacionalidad y lana.

En el 2004, había en Alemania un jugador que las estaba rompiendo. Un brasileño de 31 años, que acaba de ser el campeón de goleo de la Bundesliga con 28 goles, una cifra poco común y más para un delantero extranjero.

Claro, ese rendimiento no sorprendía en Brasil, que ni en la mira lo tenían para el "Scratch". Es decir, era perfecto para Qatar.

¿Quién era?


Ese jugador del que les estoy hablando es nada más y nada menos que Aílton Goncalves.

Sí, el ex delantero de los Tigres que sólo jugó un torneo con los felinos, pero que se fue vendido al Werder Bremen de Alemania por 5.2 millones de dólares, una cifra récord para el club, en la época.

Luego de seis temporadas, el brasileño había llegado a su punto más alto y se convirtió en la figura del Bremen que ganó el doblete, la Bundesliga y la Pokal. Además, fue el campeón goleador.

Qatar fue por él. Le ofrecieron un millón de dólares tan sólo por aceptar la naturalización y se comprometían a pagarle 400 mil dólares por cada año que jugara para la Selección de Qatar.

Lo mismo les ofrecieron a otros dos brasileños que jugaban en el Dortmund, Dede y Leandro.

La meta era clasificar al Mundial de Alemania 2006 y Aílton estaba ilusionado.

FIFA ceba el plan

 
Hoy en día existe una reglamentación más clara sobre cambios de nacionalidades de los jugadores. Recientemente hubo un nuevo ajuste. Están permitidos, pero bajo ciertas condiciones muy específicas.

En el 2004 había muchas lagunas y nada parecía interponerse entre Qatar y Aílton.

Peeero FIFA dijo "no", que dizque iba en contra de los estatutos. Aunque no podían citar un artículo que lo prohibiera, argumentaron que no era válido comprar jugadores naturalizados.

En el siguiente congreso de FIFA se rechazaron oficialmente las intenciones de Qatar.

Aílton se quedó con las ganas... y sin esa lanota.
 
Itamar de Al Rayyán

 
Por cierto, ya que andamos en tierras qataríes, otro que jugó allá fue Itamar Batista. "La Bestia" se fue de Tigres a préstamo al Al Rayyán, precisamente la localidad donde hoy jugarán los Tigres con el Palmeiras.