-->

Columna San Cadilla Mural | 15-02-2021



QUE AHORA SÍ VA EN SERIO

Pues qué creen, cuando parecía que la Liga de Balompié Mexicano ya había dado su último suspiro, resulta que se mantiene con vida.

Como ustedes ya saben, tras la renuncia de Carlos Salcido como presidente de la LBM junto a que otros equipos habían sido desvinculados y otros más habían renunciado por su cuenta hasta quedar solo un esqueleto; apareció un mecenas que busca rescatar el alicaído proyecto.

Primero, se nombró al sucesor de Salcido y se trata de Carlos Briones, aquel portero por muchos años de los desaparecidos Tecos de la UAG, y quien fuera campeón en la temporada 1993-94.

Briones ni necesidad tenía de asumir un cargo que es una papa caliente, porque estaba muy a gusto en la gerencia de una empresa estadounidense, pero lo que convenció al ex guardameta fue la presencia del empresario José Antonio Pérez Ramos, director de MRCI Corporativo.

¿Por qué habría que confiar en dicho personaje y la empresa que dirige? Bueno, dicen los más allegados al proyecto, que el señor no es un improvisado, incluso es quien está detrás de Chapulineros de Oaxaca, precisamente el primer campeón de la LBM y el cual es dirigido por Omar Arellano Nuño, y algunos de sus jugadores son Omar Arellano Riverón y Edwin "Aris" Hernández, entre los más conocidos, y es el equipo que mejor cumplió con los pagos a sus jugadores y cuerpo técnico.

La empresa que maneja se inició en 1996, y se conforma por abogados y contadores que se dedican a asesorar y ofrecer soluciones a otras empresas, y en Oaxaca es muy reconocida.

Otro punto que parece ser buena señal es que Víctor Montiel y Rafael Fonseca, presidente y vicepresidente de la ANBM, respectivamente, ya no tomarían las decisiones principales, sino Briones y la gente de Pérez Ramos.

El tema es que van con el tiempo en contra, ya que tienen programado iniciar el segundo torneo el 1 de mayo, y pese a que la idea es arrancar con 10 o 12 equipos, pese a que ahorita oficialmente hay 8 equipos, no está asegurada la participación de Jaguares de Jalisco, Leones Dorados de Ciudad de México, ni Furia Roja de Jalisco.

Suerte para Carlos Briones.

FALTA TRANSPARENCIA, LAS COSAS COMO SON

 
En casos de indisciplina, lo mejor es la transparencia, no dar paso a la especulación.

El sábado por la noche, la directiva del Puebla Femenil anunció la baja de 5 jugadoras: Emily Misdiel González, Dayana Cazares, Diana Elizabeth Anguiano, Keyla Zárate y Alejandra Guerrero.

Una determinación extraña que sembró muchas dudas en el camino, pues lo único que señalaba el comunicado era que la terminación del contrato se daba por "así convenir a los intereses del club".

Primera versión: se castigó la indisciplina, ya que armaron tremendo pachangón en la Casa Club donde vivían, y la cual es pagada por el equipo.

Segunda versión relacionada con la primera: en la fiesta hubo de todo; bebidas alcohólicas, invitados, y de lo demás, mejor ni digo, porque no tengo confirmación.

Tercera versión: se dice que se presentó una fuerte fricción con el nuevo estratega, Juan Carlos Cacho, pues este grupo defendió a capa y espada al técnico que acaba de ser cesado, Jorge Isaac Gómez.

Y me pregunto, ¿ya le informaron del caso a Mike Arriola, presidente de la Liga? Porque el reglamento es muy claro en ese sentido, ya que quien viole el protocolo sanitario debe ser sancionado, tal y como ocurrió en los casos de Alan Mozo y Anderson Santamaría, jugadores de Pumas y Atlas, respectivamente.

En el caso de las jugadoras del Puebla tendrían que poner en claro lo qué ocurrió porque además hay dos menores involucradas: Emily Misdiel González y Alejandra Guerrero, quienes tienen 16 años.