-->

Columna San Cadilla Mural | 14-02-2021



El gol de su vida

 

Este martes vuelve el mejor futbol del mundo.


La Champions League estará de regreso para los Octavos de Final, donde se ubican el Borussia Dortmund y el Manchester City.


Los alemanes se medirán al Sevilla, mientras los Citizens enfrentarán al Borussia Mönchengladbach.


Sin embargo, dos de sus futbolistas comparten una historia digna de contar.


El estadounidense Giovanni Reyna es uno de los mejores futbolistas Sub 20 del mundo y tiene una motivación especial que impulsa su carrera en el Dortmund.


Gio es hijo del cuatro veces mundialista con la selección de las barras y las estrellas, Claudio Reyna.


"Muchas personas piensan que mi papá me hizo un gran jugador porque él fue profesional. Sí, me dio buenos consejos y buenos genes. Pero cuando crecía en la ciudad de Manchester, mientras mi papá estaba jugando para el Manchester City, el que siempre jugaba conmigo en el patio era mi hermano Jack", reveló Giovanni en The Players' Tribune.


El mediocampista ofensivo se caracterizaba por ser un niño tímido y su hermano Jack, 3 años mayor que él, fue el encargado de transmitirle confianza al integrarlo con su grupo de amigos en los partidos de futbol. Esa situación le favoreció para comenzar a demostrar sus dotes sin importar la edad.


Después de crecer en Inglaterra, regresaron a territorio norteamericano cuando su papá fichó con el New York Red Bulls en 2007. En 2010, el mundo de la familia Reyna se derrumbó cuando a Jack, con sólo 11 años de edad, se le diagnosticó cáncer cerebral.


El proceso de la familia Reyna fue muy complicado, sin embargo encontraban un poco de alivio y felicidad con Jack cuando veían los partidos de los Citizens, del que son hinchas.


"Un día, en mayo de 2012, cuando Jack tenía 13 años, nos reunimos en la sala para ver el día final de la Premier League. Creo que hasta mis abuelos estuvieron allí. Todos somos grandes aficionados del City", relató Gio.


Aquel era el día más esperado no sólo por ellos, sino por los hinchas del City, acostumbrados a ver la gloria de su vecino, el Manchester United.


Para conseguirlo, necesitaban vencer de local al modesto Queens Park Rangers.


El City se puso en ventaja y el título parecía en el bolsillo, hasta que los visitantes remontaron 2-1.


Ese resultado y el triunfo momentáneo del United obligaba al club celeste a ganar por diferencia de dos anotaciones.


"En nuestra sala nadie estaba sonriendo más. Me sentí mal por Jack. En ese tiempo estaba tan enfermo que no podía caminar o hablar. Y ahora tampoco iba a ver al City ganar la Liga. A los dos minutos del tiempo de descuento, Edin Dzeko empató. Eso nos dio algo de esperanza aunque el partido estaba casi finalizado.


"Dos minutos después, Sergio Agüero marcó el gol del triunfo. Ustedes han visto el gol. Han escuchado la narración: "¡Agüeroooooooo!", ¡nos volvimos locos en la sala!. Estábamos saltando, gritando, celebrando y abrazándonos. ¡El primer título de Liga en 44 años!. Ganando de la manera más increíble. Nos veíamos uno al otro con incredulidad. De repente, escuchamos a alguien jadeando. Era Jack. Estaba rodando por el suelo, algo que pasó de la nada porque apenas le quedaba energía en el cuerpo. Nos preocupamos mucho. Durante 20 segundos pareció que no podía respirar. Lentamente, Jack sonrió y comenzó a reír. Nos dimos cuenta que estaba celebrando el gol. Estaba tan feliz como nosotros. Nunca olvidaré ese momento. Fue tan asombroso, tan divertido, tan loco", narró Giovanni.


Dos meses después, Jack falleció.


Y Giovanni aún espera que el futbol en las noches mágicas de la Champions lo cruce con el "Kun" para contárselo y agradecerle la mejor felicidad de su vida.