-->

Columna San Cadilla Reforma | 17-11-2020



MONEDA DE CAMBIO

Siguen los rumores en torno a los Pumas, tal y como les platiqué hace unos días el mercado no deja de moverse y el objeto del deseo ahora es Juan Ignacio Dinenno, a quien no ven con malos ojos en el norte del País.

Entre que son peras o son manazas, lo que sí les digo es que para hacer realidad la venta de Dinenno, deben tener en cartera un jugador con las mismas cualidades del argentino porque aunque se habla que Luis Quiñones podría servir de moneda de cambio, las cualidades del delantero colombiano no se parecen a las del goleador de los Pumas, ya que el jugador del cuadro regio es un buen asistidor, pero no un matón en el área.

NO SON BIENVENIDOS...

 
Y siguiendo con el futbol de pre estufa en Pumas, agárrense porque resulta que finalizando este torneo tendrán que reportarse con los auriazules estos tres angelitos: Felipe Mora, Martín Rodríguez y Pablo Jáquez.

Estos cracks terminan sus contratos a préstamo y como cualquiera podría suponer por su inmensa calidad, pues todo parece indicar que no seguirán con los equipos con los que habían estado jugando este semestre.

Obvio, como en CU no los han extrañado ni tantito, pues lo que me cuentan es que ninguno de los tres será considerado para el Clausura 2021 y más bien están ya redactando las etiquetas que les van a pegar para usarlos como monedas de cambio, especialmente los dos primeros.

Ni siquiera la eventual salida de Dinenno les abriría de nuevo las puertas del Olímpico Universitario. Andrés Lillini no necesita bultos en su proyecto.

Jáquez, al ser producto de la cantera felina, podría gozar del beneficio de la duda y ser sometido a una valoración con ojos muy críticos porque el zaguero central se fue en medio del desprestigio por los malos momentos que vivió bajo el mando de diferentes entrenadores, con los que se vio pésimo en las coberturas y con errores que le costaron muy caros al plantel.

Para su fortuna, ciertos personajes que se quedaron en su puesto han preferido empinar el codo y vivir en la fiesta y la impunidad, por lo que por ahí podría abrirse un huequito que le permita tener una segunda chance con los Pumas.

Sin embargo, a fuerza de ser honestos, con Dorados tampoco le ha ido de maravilla al buen Jáquez, ya que suma apenas 5 partidos como titular y desde la Fecha 6 no se le ha vuelvo a ver como inicialista, y eso que su llegada estuvo apadrinada por el técnico, David Patiño que está al frente del cuadro sinaloense en una Liga en la que no hay mucho talento que digamos.

AMENAZA LA REBEL

 
Ya les contaba la semana pasada la buena voluntad que ha mostrado la directiva de Pumas para poder organizar algo con su afición de cara a la Liguilla.

Bueno, pues me enteré que más allá de hacerlo por buena onda, diiicen que a la gente del Club Universidad los tienen amarraditos de los... dedos, pues sus grupos de animación se pueden volver muy Rebeldes si no hacen algo a tiempo para calmar las aguas.

Me cuentan mis judas en el Pedregal que la Rebel quedó muuuy desilusionada con la postura de la directiva, pues desde que arrancó el torneo les prometió que les iban a dejar ingresar sus banderas o trapos para que estuvieran de adorno, como lo han hecho en Torreón, en el Azteca y, bueno, hasta en Celaya, a fin de ponerle un poco de "color", como ellos le llaman, a la tribuna.

Pero a la hora buena, menuda sorpresa se llevaron los barristas cuando previo al duelo ante Chivas, me los ningunearon y no les dieron chance, que porque salía muy caro pagar la multa y ya ven que lana no es lo que sobra en la Cantera.

"Ay mi SanCa, si yo te dijera cuánto andan sacando por el comercio fuera del Olímpico, te vas de espaldas, obviamente que dinero hay", me dijo mi juditas.

Bueno, pues como no los dejaron entrar a CU para poner sus trapos, pues la banda se puso medio rejega y por eso se lanzaron a recibir al equipo antes del duelo contra Cruz Azul en el Azteca, cosa que no les gustó a las autoridades delegacionales ni, por supuesto, a la directiva felina.

Así que a partir de ahora tendrán que entrar en el estira y afloja para las actividades en la Liguilla, pues digamos que los grupos de animación andan "amenazando" con una especie de "rompimiento", lo que podría afectar la paz en el Olímpico Universitario.

Y es que para nadie es un secreto que desde que la Rebel decidió alinearse con la directiva y el Gobierno, la cosa se ha calmado mucho, pues cuando alguien detecta desmanes luego luego le hablan a los líderes de la barra y ellos en friega calmaban a su gente, evitando desde las batallas campales de mediados de la década pasada hasta casos de acoso sexual en los puntos de reunión de la barra.

Así funcionaron varios años, bajo el argumento de que "nos portamos bien para que nos premien"... pero ahora que ni siquiera los dejaron hacer algo simbólico como poner sus mantas en las grises tribunas del Olímpico Universitario pues no resulta para nada extraño que ya anden pensando salirse del huacal y volver a los tiempos de barbarie porque la directiva no está haciendo su parte.

Ojalá que pronto se llegue a un acuerdo, porque si no, la cosa se puede poner color de hormiga.

Y todo por unos mugrosos trapos en la tribuna de CU...