-->

Columna San Cadilla Reforma | 06-11-2020



EL MARIACHI

"Ayai ayai ayai ayai ayai...". Esa expresión era muy común de "El Mariachi" -socio de Escobar- en la serie de "Pablo Emilio Escobar Gaviria, El Patrón del Mal".

Bueno, pues déjenme pongo: "Ayai ayai ayai ayai ayai...".

Ayer, por a'i de las 7:15 de la tarde/noche, y lo recuerdo porque estaba a nada de iniciar el Green Bay en San Francisco (fui bajas de 53.5 -teaser-), me llamó mi Judas Rayado de Oficina:
 
"SanCa, nomas pa' contarte que ya se oye a lo semi lejos el nombre de La 'Chofis'. No desagrada a la directiva y pues a ver qué pasa. Lo pone Chivas transferible. No estaría mal", me dijo.

Sí, Chivas puso transferible a este indisciplinado jugador y ya hubo un equipo que le echó el ojo: Rayados.

Me dice que no hay nada, obvio, pero que jugarán con la desesperación del Guadalajara para -más adelante- tirar el sablazo.

Pero independientemente de lo que quiera Rayados, está cometiendo una real tontería.

Recuerdo el Capítulo 49 de "El Patrón del Mal", cuando El "Mariachi" le dijo a Pablo Emilio: "A ver, Pablo, usted sabe que yo lo respeto mucho, pero por Dios, déjese de hacer bobadas. ¿Dónde tiene usted la cabeza, pueees?, olvídese de eso".

Pablo quería poner un coche bomba en la casa de un político.

PD: "Ayai ayai ayai ayai ayai...", miren que fijarse en La "Chofis"...

70% MÁS DÉBIL...


El pobre Pachuca se la va a tener que jugar en la Jornada 17 del Guardianes 2020 sin 14 de sus futbolistas, después de que dieron positivo de Covid-19 tras someterse a exámenes de detección en días anteriores.

Y aunque no se puede revelar la lista con los tuzos covidosos por temas legales y de privacidad, ya ven que no dejo en paz a mis Judas y pues le hice manita de puerco a mi Judas Tuzo que, buena onda él, me comentó al menos que para el partido de mañana ante Necaxa, el técnico tuzo Paulo Pezzolano no contará con ¡el 70 por ciento! de sus titulares.

Así que ni falta que hace tener la lista ahorita, pues mañanita que den la alineación que juega podemos ir armando la de positivos al mismo tiempo.

Pero los dolores de cabeza no se limitan al encuentro ante los Rayos, porque por mucha Fecha FIFA que se atreviese, los tiempos de Dios con el Covid-19 exigen al menos 2 semanitas de guardarse y como los Tuzos apuntan para disputar la Repesca el 20 o 21 de este mes, pues parece que no la van a librar y tendrán que aventar tucitos para buscar su pase a la Liguilla.

Ahoooora bien, ustedes se preguntarán seguramente por qué rayos Pachuca no postergó su partido con tantos titulares de baja. Bueno, una razón de peso es que no quieren llevarse entre las patas al Necaxa, equipo que le hizo el paro al otro club de Grupo Pachuca, el León, prestándole el Estadio Victoria para jugar contra el América cuando se quedó sin hogar por las broncas que hubo con Roberto Zermeño y en Nou Camp.

Por supuesto, antes de aventarse el trompo, la directiva tuza lo platicó con Pezzolano, quien aceptó el reto de enfrentar al Profe Cruz con puro escuincle y el resto de la historia lo conoceremos mañanita a partir de las 5 de la tarde.
 
UNA CALENTURA LLEVÓ A OTRA
 
Dieter Villalpando la está pasado muy, muuuy mal.

Me cuentan mis Judas tapatíos desde Guadalajara que este personaje no solo va a tener que enfrentar un proceso judicial por la presunta violación de una joven, sino que, obviamente, su matrimonio se tambalea.

Este año no solo ha sido complicado por todo lo que pandemia ha dejado, ahora este futbolista va a tener que enfrentar todo tipo de consecuencias por su falta de madurez y la irresponsabilidad de una noche loca.

Me cuentan que desde que le dijeron que la joven en cuestión había interpuesto una denuncia no duerme, porque ahora se quedó sin trabajo y está a un tris de que su familia se desmorone.

Su esposa, Alejandra Romero, está archirrequeterrecontra enojada y decepcionada por todo lo que están viviendo, pues estos días han sido un infierno entre llamadas, visitas al abogado y la duda que sembró su marido, quien por más que le ha jurado que es víctima de un complot de parte de la chica en cuestión, finalmente hay una conducta inaceptable en la relación, pues Dieter nada tenía qué hacer en una fiesta privada cuando debería haber estado en casa, con su familia, tomando en cuenta que uno de los compromisos que firmaron los jugadores del Rebaño con la directiva fue respetar los códigos sanitarios y de disciplina para evitar contagios de Covid-19, así como cualquier otro desliz como el de Uriel Antuna.

Por lo pronto se vienen días complicados, en los que cada una de las partes va a tener que demostrar su dicho -y de cualquier forma, la relación familiar de Villalpando va a salir raspada-. Si es culpable de haber incurrido en una conducta abominable, le espera un castigo severísimo, y si no lo es, también, porque es un acto de infidelidad a todas luces.

Me contaron que antes de casarse, Dieter era presa de todo tipo de excesos: fiestas y alcohol al por mayor, y aunque la llegada de su esposa y su primer hijo trajo un poco de sosiego a la vida de este mediocampista de 29 años, -que todavía el año pasado fue padre por segunda ocasión-, estos eventos no bastaron para ponerlo en el camino del bien y hoy está a un tris de perderlo todo en un abrir y cerrar de ojos por su falta de madurez...