-->

Columna San Cadilla Mural | 18-11-2020



SIN DELANTEROS

Bien dicen que a la chiva más flaca se le cargan las pulgas... ¿o cómo era?

Si ya el Rebaño Sagrado se las estaba viendo negras por no poder contar con Alexis Vega, ahora también hay que sumarle -o mejor dicho, restarle- la baja de Juan José Macías por lesión.

Porque como diría aquel célebre filósofo guatemalteco llamado Ricardo Arjona: el problema no es perderlos... el problema es que no tienen quién los supla.

No es que desconfíe de Oribe Peralta, Ángel Zaldívar o Ronaldo Cisneros, pero sus números de goles no espantan a nadie.

Y pensar que hace unos cuantos meses se hablaba de las Súper Chivas 2.0, las Chivalácticas y no sé cuánto más.

Este torneo ha resultado ser fatídico para los delanteros de Chivas en todas sus categorías.

No sé si recuerden, pero también sufrieron lesiones graves el delantero del Tapatío, Sebastián "Chevy" Martínez, y el de la categoría Sub 20, Luis Puente, de quien se hablan muy buenas cosas.

Y no quiero ser ave de mal agüero, pero aún habrá que esperar que Uriel Antuna regrese sanito y en condiciones para jugar después de los amistosos con la Selección Mexicana por Europa.

Ya no tener a Macías en la fase de eliminación directa es un duro golpe y todo por esa lesión muscular en el semitendinoso izquierdo.

A ver si no sale Ricardo Peláez pidiendo la inhabilitación del jardinero de Verde Valle o algo por el estilo.

DE ANAFRE

 
Pues mientras algunos equipos se preparan para jugar la Liguilla... otros se alistan para el famoso "futbol de estufa".

En este segundo caso se encuentra el Atlas, aunque en algunas ocasiones más que de estufa parezca de anafre.

Tras el anuncio de la reestructura del organigrama rojinegro, con el despido de Pedro Portilla como Presidente Ejecutivo y la llegada de José Riestra, la afición no pide, exige refuerzos.

La molestia de los seguidores del Atlas se manifiesta más en estos días de la semana FIFA. Y es que en sus redes sociales, el club presume como un gran logro a sus seleccionados extranjeros, como el portero colombiano Camilo Vargas, el ecuatoriano Renato Ibarra y el peruano Anderson Santamaría, quienes participan en las eliminatorias de Conmebol rumbo al Mundial de Qatar 2022.

Más allá de la goleada por 6-1 que recibió ayer su guardameta estrella, la realidad es que ha sido el mejor refuerzo que ha llegado en los últimos torneos.

Pero lo que tiene furiosos a los aficionados es ufanarse de Santamaría, porque el propio jugador insinuó su salida del equipo justo una hora después de haber jugado el último encuentro de la fase regular del Guardianes 2020. El defensa peruano publicó una historia en Instagram en la que escribió: "Nuevos desafíos. Gracias por todo".

Por tal razón, no les agrada para nada que en las cuentas de redes sociales se le mencione como "rojinegro en selección", cuando ni el mismo jugador se siente ya parte del equipo, lo que contradice el discurso de la directiva que se quedarán los que de verdad tengan pasión y energía por Atlas.

Lo que sí calmaría las aguas es la posibilidad, que se comenta en los pasillos de Orlegi, de que venga a los Zorros ni más ni menos que Julio Furch, actualmente en el Santos Laguna.

¿Se imaginan? Efectividad probada de un delantero que ha metido 87 goles desde su llegada a México en el 2015, incluso, con el Veracruz... ¡Sí, con el Veracruuuuz!

Así que pueden estar seguros que hay muchas veladoras prendidas para que se haga la operación, y claro, que no desaparezca su efectividad, como sucedió con Javier Correa en el Atlas.

¿Se hará?