-->

Columna San Cadilla Mural | 11-11-2020



A PEDAZOS

Ni en mis peores pronósticos me imaginé que la Liga de Balompié iba a caer tan rápido.

Y es que ayer la plataforma WCN Televisión anunció oficialmente que ya no va a transmitir sus partidos de temporada regular... que más bien sería irregular.

¿La razón? Pues acá entre nos que la LBM ya no les pagó y tampoco hubo quienes se interesaran en patrocinar una Liga que ha dado más de que hablar por sus gritos de ayuda que por sus gritos de gol.

La televisión es indispensable para que un deporte profesional subsista, si no ¿Cuál es ya la diferencia entre Balompié y la Liga del Mercado de Abastos?

Bueno, quizá que los fruteros, verduleros y abarroteros están mejor organizados que Víctor Montiel y Rafael Fonseca, cabezas de la LBM.

Sin la visibilidad que te da la televisión, aunque haya sido por Internet, no hay nada qué hacer.

La verdad es que esta plataforma con base en Houston le puso empeño, reclutó a experimentados y reconocidos narradores y comentaristas -que se habían quedado sin trabajo por la crisis de los medios- y generó buenas transmisiones, pero sin ingresos, pues es imposible.

En tanto que los equipos continúan cayéndose a pedazos, como el Real San José, de Michoacán, que ayer incumplió su promesa de pagarle a los jugadores los salarios pendientes, y nomás se los estuvo mareando durante el día con una dizque junta que porque una empresa productora de quesos con sede en La Laguna iba a comprar el club completo. Háganme el favor.

A mí me preocupa mucho Julio "La Momia" Gómez, porque en un gesto de nobleza y solidaridad con sus compañeros, el campeón del mundo Sub 17 sacó de su bolsa 2 millones de pesos para prestarle a su directiva para que se pagara una parte de los adeudos al plantel, pero si el equipo se va al averno ¿Quién se los va a devolver? ¿A quién le va a ir a cobrar?

En fin. Si a Montiel y a Fonseca de verdad le interesa el futuro de la LBM deberían suspender esta temporada y reagruparse para intentar volver en el 2021 ya con un proyecto más serio, selectivo y organizado. Pero sobre todo, con una viabilidad de negocio.

DE REGRESO

 
Un viejo conocido está de regreso en el futbol mexicano.

Se trata del célebre Marco Antonio Rodríguez, a quien no le gusta que le digan "Chiquidrácula" que porque es del diablo, y que ahora será analista arbitral en TUDN en sustitución de Eduardo Brizio.

Al hermano del presidente de la Comisión de Arbitraje lo fueron haciendo a un lado paulatinamente. Quienes trabajaban con él se quejaban de su falta de compromiso, pero todos se daban cuenta de su afán de defender lo indefendible, con tal de echarle una mano a su carnal.

Pero bueno, volviendo al tema, "Chiqui" regresa tras su fugaz paso como DT del Salamanca en el que ¡sólo duró un día!, porque lo querían como objeto decorativo y que en realidad dirigiera José Luis Trejo tras bambalinas.

La ventaja del tres veces árbitro mundialista es que realizó el curso de entrenador con licencia UEFA, la más alta para dirigir en Europa.

En España de vez en cuando lo invitaban como comentarista al Canal Gol, pero esa oportunidad que esperaba para dirigir por aquellos lares pues nunca llegó.

En lo general, yo no me fío de los analistas arbitrales que aparecen en la TV, pues el gremio de los silbantes es tan pequeño que la mayoría defiende a sus cuates y crucifica a quienes no lo son, salvo muy contadas excepciones.

Marco es todo un personaje, seguro que más que el hermano Lalo sí va a aportar. Como dijo Stevie Wonder: Ya lo veremos.