-->

Columna San Cadilla Reforma | 15-10-2020



LEÓN PACHUQUEÑO
 
Uno de mis Judas me contó que el tema del Estadio de León ya se veía venir desde hace algún tiempo, pues Roberto Zermeño quiso sentarse con Jesús Martínez para ver si podían llegar a un arreglo, pero la cabeza de Grupo Pachuca dijo algo así como "no, nos tomamos un café, pero del tema no dialogamos ni pío".

Zermeño pasó varios años en la cárcel por un adeudo fiscal, luego de que se metió en una lucha de poderes con Carlos Ahumada, el empresario que le compró al conjunto esmeralda para luego quedarle a deber, y de alguna manera así le cobró por haberlo exhibido.

Los años que pasó en la sombra hicieron muy sensible a este hombre de negocios leonés, que siempre tuvo voluntad para platicar, pero jamás para regalar. A ver si me explico: Zermeño quiere que le paguen renta por el Nou Camp y por eso se dirigió directamente a la gente de Grupo Pachuca, porque el Municipio muy vivo le dijo que sí le agarraban la palabra para pagarle por el arrendamiento del estadio esmeralda... pero en cómodas facilidades.

Y como el empresario ya conoce hasta el cansancio como se maneja el gobierno, haciéndola cansada para liquidar las facturas, "que espérame tantito, qué la semana que entra sale el cheque, aguántame que llegue el presupuesto del año entrante, agarra la onda que todavía no hay gente", y pues de inmediato les dijo "así no juego".

Dicen... diiicen -porque a mí no me consta nada-, que los actuales propietarios tenían un contrato donde se estipulaba que tenían que pagar cerca de 132 mil pesos mensuales, de los cuales el Municipio aportaba como 90, pero todo iba a parar a manos de estas finas personas y no del actual dueño.

Aunque usted no lo crea, en los últimos días le han salido a Zermeño varias empresas que están interesadas en adquirir el inmueble, que está tasado en algo así como 50 millones de pesos. Y a la actual dirigencia del Club León no le interesa llegar a ningún arreglo porque ya tienen los terrenos donde van a edificar el nuevo estadio, por lo que me dicen que además de Aguascalientes, ya estudian dos opciones más para irse a rentar, hasta que se termine de construir su nueva casa.

Que no les extrañe ni tantito que el León hasta se mude a Pachuca para ahorrar unos buenos pesos (y varios dolores de cabeza).

REGAÑAN A ORDIALES

 
La salida de(l mercenario) Igor Lichnovsky -pobrecito que se fue chillando quesque porque no lo valoraron-, no solo generó molestia en Cruz Azul, sino que hasta hubo regañiza.

Resulta que mientras el chileno se apuntó muy feliz para ir al Al Shabab de Arabia Saudita, donde obviamente ganará mucha más lana que en La Máquina y además se encontrará al ex DT celeste Pedro Caixinha, a mi compadrito Jaime Ordiales le tocaba tremendo jalón de orejas...

Mi Judas de La Noria me chismeó que los socios que han llegado a tomar el poder en el club cementero reprendieron al director deportivo por andar haciendo negocios justo cuando el Torneo Guardianes 2020 está por terminar en su Fase Regular.

A los cooperativistas, quienes han estado seguido en La Noria ante la ausencia del todavía presidente celeste Guillermo Álvarez, no les gustó nada que Ordiales diera luz verde para negociar con el Al Shabab ante el interés que dicho club mostró por el zaguero.

Y es que no solo por el tema deportivo, de dejar un hueco importante en la central cementera tan cerca de la Liguilla, sino también porque nadie les consultó, pero ni a él ni al DT Robert Dante Siboldi, de quien ya habíamos contado que estaba muy, pero muuuy molesto.

Pero a Ordiales poco le importó y arrancó las negociaciones hasta que el club de Arabia Saudita depósito los millones por Lichnovsky.

Eso sí, al director deportivo ya le dejaron claro que no lo vuelva a hacer, y que todo se lo deben de consultar a estos cooperativistas del Consejo de Administración y Vigilancia de la Cooperativa La Cruz Azul, quienes han estado muy pegados al club ante la ausencia de "Billy".
 
VOLVERÍA AGUILAR
 

Y bueno, ya que estamos con el tema de la salida de Igor Lichnovsky, pues esta situación ha provocado que Robert Dante Siboldi esté en una encrucijada de cara al partido que Cruz Azul sostendrá este sábado ante Tigres.

Entrados en cuentas, me contó mi Judas celeste que el timonel de La Máquina se la está pensando con el regreso del central paraguayo Pablo Aguilar para acompañar a Julio César Domínguez en el choque frente a los felinos, pues no está del todo convencido.

"Mira Sanca, la verdad es que anda bastante lento, se desubicó mucho el sábado pasado, pero pues es normal por el tiempo que estuvo parado", me contó uno de mis Judas que vio el partido de la Sub 20 celeste ante Santos y en donde alineó Aguilar con la intención de que gane ritmo.

Recordemos que el zaguero no había jugado un partido desde que fue operado en febrero pasado por una lesión en la rodilla.

Pero la realidad es que Siboldi no está tan convencido, aunque el hecho de encontrarse a los siempre peligrosos felinos con un delantero como André-pierre Gignac pues lo inquieta.

"Sí está en mejor ritmo Josué (Reyes), pero pues con Gignac está cañón. Yo creo se arriesgan con Pablo", me lanzó mi Judas.

Y es que una de las posibilidades es que Reyes, canterano celeste y quien apenas suma 456 minutos en Primera, sea la pareja del "Cata" en la central, pero en La Máquina, Siboldi pretende meter a Aguilar.

Tiempo en contra.