-->

Columna San Cadilla Reforma | 01-10-2020



¡ARRIBA EL ÁNIMO!

El 0-0 de Cruz Azul ante América pegó más cañón al interior del conjunto cementero que el "foto bullying" que les hizo Memo Ochoa al decirles "arrimados" en redes sociales, minutos antes del encuentro.

Mi Judas de La Noria me contó que tras ser incapaces de vencer a las Águilas el domingo pasado en el Estadio Azteca, los celestes entraron al vestidor todos callados, bastante decepcionados.

Y así como llegaron al vestidor, así salieron del Coloso de Santa Úrsula, porque vaya que tenían ganas de repetir la victoria sobre el conjunto azulcrema... pero esta vez no les alcanzó.

Sin embargo, me dice mi Judas celeste que Robert Dante Siboldi habló con el grupo el martes al volver a los entrenamientos para reanimarlo y le dejó claro que lo importante es entrar bien a la Liguilla para, ahora sí, luchar por el ansiado título de Liga.

El charrúa no quiso que el ánimo se perdiera y por eso el entrenamiento se desarrolló en el gimnasio, echando unas cascaritas tipo futbol sala, dinámica que le cambió la cara a más de uno.

Lo chido para Cruz Azul es que la mejor medicina, la que se toma en la cancha, promete sanarle pronto la herida, pues el siguiente partido es ni más ni menos que contra los pobres Diablos (Rojos del Toluca), que sin pies ni "Chepo" a la cabeza, prometen ser el trampolín que necesita La Máquina para volver a ponerse a tope antes de encarar el nada fácil cierre de torneo que tienen: los equipos regios, Chivas y Pumas... Ahí nomás.

Gerardo Martino se fue de la Selección de Argentina por falta de apoyo, aunque parece que aquí en México no se han enterado de esa historia y están haciendo todo lo posible por repetirlo...

Miguel Herrera, técnico del América, no quiere prestar jugadores para los llamados microciclos (los clubes no están obligados). Además, al "Tata" le costó armar su lista para viajar a Holanda para los amistosos ante la Oranje y Argelia, porque los clubes no querían perder a sus súper estrellas para la importantísima Fecha 13 del trascendental Torneo Guardianes 2020.

Así que Martino tuvo que hacer ciertas concesiones y dejar que algunos jugadores se queden a jugar con sus clubes y se lancen hasta después a la gira europea.

Por años se ha dicho que la Selección Mexicana es lo más importante y en el discurso no hay uno solo que rechace el apoyo, pero eso solo se ha quedado en bellas palabras, pues a la hora buena, todo mundo se pone como la niña egoísta que no presta sus muñecas en la escuela (cuando había escuelas).

Martino camina en campo minado.

A ver si no se acaba hartando... Total, si teniendo a Leo Messi, Ángel Di María, Gonzalo Higuaín y tipos de ese calibre, mandó a la fregada a la Selección de Argentina porque no le prestaban los futbolistas, ¿qué podemos esperar cuando hablamos de J.J. Macías y compañía?

Ojalá y no.

GRILLA CAMOTERA

 
Me dicen que por más esfuerzos que ha hecho mi compadre Carlos Poblete como Director de Desarrollo Deportivo del Puebla, los actuales encargados del equipo andan haciéndole la guerra y las patadas debajo de la mesa están a la orden del día.

El cuadro de la Franja, que luego de un arranque que parecía devolvernos al equipo aguerrido de inicios de los torneos cortos, poco a poco se nos desinfló y desde hace unas semanas anda sube y baja en la zona de los últimos que aspiran a Repesca, pendiente de las bondades del presente torneo para aspirar -con todo y sus 6 derrotas-, a volver a ese lugar llamado Liguilla que no pisa desde hace 5 añotes.

Siiin embargo, me cuenta mi Judas Encamotado que #LaFranjaQueNosUne está más desunida que nunca allá en la tierra de las cremitas y los flanes de la California, pues el señor Rogelio Roa Guzmán, quien funge como director de negocios, anda metiendo mucho ruido allá por la zona del sur de la Ciudad de México, donde se encuentran las oficinas del todopoderoso Gustavo Guzmán, quien es el que parte el queso con los equipos propiedad de Televisión Azteca, y que, como podrán suponer por la coincidencia de apellidos -que no es coincidencia-, es además su tío.

Ya saben que cuando uno anda con ganas de meter a compadres y amigos en el bisne, de pronto tienen que abrirles espacio para poder colocarlos, y diiicen que por ahí va el tema en el conjunto de La Franja.

A lo mejor mi compadrito El "Búfalo" Poblete ya se dio cuenta de que la grilla está a la orden del día en este equipo, que siendo bien sinceros no cuenta con un gran presupuesto, y créanme que los jugadores hasta han hecho de más, incluido el equipo femenil, que por supueeesto les vale cacahuate...

¡Ayyy mi Pueblita, qué lejos estás de Dios y que cerca estás del Ajusco!

COSAS DE NEGRO

 
Dicen que el horno no está para bollos, y en esta crisis económica derivada de la pandemia por Covid-19 a nadie le gustaría perder una buena plata.

Por eso, más les vale a algunos árbitros ponerse bien las pilas o les van a comer el mandado... y los mega bonos.

Como todos sabemos, en los partidos más atractivos del torneo, los llamados Clásicos, todo mundo quiere poner a sus cartas más fuertes, y por supuesto que el gremio arbitral no es la excepción.

Por esto, no fue casualidad que al Clásico Nacional, al Clásico Joven y al Clásico Regio fueran designados árbitros con gafete FIFA, claro, antes de que en el Rayados-Tigres el silbante elegido diera positivo de Covid-19.

Por eso me llama la atención que al América-Pumas de este sábado en el Estadio Azteca vaya como central Jorge Isaac Rojas Castillo, quien no es internacional desde 2018, lo que además supone perder una buena plata mensual.

Me contaron que Rojas Castillo se impuso en las designaciones a otros que sí tienen gafete FIFA, como Óscar Macías y Luis Enrique Santander; a Diego Montaño lo dejamos fuera de la ecuación porque la Covid-19 no lo ha dejado en paz pese a ser elegible por sus cualidades.

El afortunado Jorgito va por su noveno partido como central en el Guardianes 2020. Macías va por el sexto. Santander apenas tiene 3, así que estos 2 últimos nazarenos tienen de 2 sopitas: o le meten galleta o corren el riesgo de perder en unos cuantos meses sus privilegios como gafetes FIFA, al fin y al cabo si algo ha caracterizado a la Comisión de Árbitros es no tentarse el corazón si no hay buenas chambas de por medio.

¡ARRIBA EL ÁNIMO!


El 0-0 de Cruz Azul ante América pegó más cañón al interior del conjunto cementero que el "foto bullying" que les hizo Memo Ochoa al decirles "arrimados" en redes sociales, minutos antes del encuentro.

Mi Judas de La Noria me contó que tras ser incapaces de vencer a las Águilas el domingo pasado en el Estadio Azteca, los celestes entraron al vestidor todos callados, bastante decepcionados.

Y así como llegaron al vestidor, así salieron del Coloso de Santa Úrsula, porque vaya que tenían ganas de repetir la victoria sobre el conjunto azulcrema... pero esta vez no les alcanzó.

Sin embargo, me dice mi Judas celeste que Robert Dante Siboldi habló con el grupo el martes al volver a los entrenamientos para reanimarlo y le dejó claro que lo importante es entrar bien a la Liguilla para, ahora sí, luchar por el ansiado título de Liga.

El charrúa no quiso que el ánimo se perdiera y por eso el entrenamiento se desarrolló en el gimnasio, echando unas cascaritas tipo futbol sala, dinámica que le cambió la cara a más de uno.

Lo chido para Cruz Azul es que la mejor medicina, la que se toma en la cancha, promete sanarle pronto la herida, pues el siguiente partido es ni más ni menos que contra los pobres Diablos (Rojos del Toluca), que sin pies ni "Chepo" a la cabeza, prometen ser el trampolín que necesita La Máquina para volver a ponerse a tope antes de encarar el nada fácil cierre de torneo que tienen: los equipos regios, Chivas y Pumas... Ahí nomás.