-->

Columna San Cadilla Norte | 07-10-2020



COMO SI NADA

Después de que habían controlado al Covid-19, en Rayados se les ha armado una especie de rebrote.

Tras el escándalo que fue la fiesta del señor Hugo González Durán con varios contagiados, ya no habían dado positivos, hasta los de la semana posterior al Clásico Regio, cuando los contagiados fueron Jonathan González y Eric Cantú, aunque no lo han dado a conocer, pero pues no han estado entrenando con el equipo.

Y ayer que se dio a conocer lo del señorito Charly Rodríguez, inmediatamente nos acordamos de los efusivos abrazos del domingo en los dos goles al Querétaro que se festejaron en serio, con el alma.

Sin duda que el volante jugó contagiado el domingo, así que todos los que anduvieron por la cancha de La Corregidora, incluidos los Gallos, deberían hacerse la prueba para estar seguros de que ellos no tienen el coronavirus.

Lo conducente en el Club de Futbol Monterrey sería que se adelantaran las pruebas que hacen cada 14 días y que tocaron el lunes pasado, posterior al partido contra Tigres.

Sin embargo, hasta ayer no había cambio de planes, los entrenamientos siguen en pie, a pesar de que pudieran suspenderlos, total, están en Fecha FIFA y siete jugadores no están por andar con sus Selecciones.

Y, por cierto, el chileno Sebastián Vegas, el colombiano Stefan Medina y el paraguayo Celso Ortiz pueden estar contagiados también (Dios quiera y no), lo mismo que Daniel Parra, recién convocado al Tri Sub 23, porque todos le entraron a los arrumacos del domingo.

Por lo pronto, hoy entrenan con normalidad en El Barrial y hasta habrá conferencia vía Zoom con el señorito Aké Arnaud Loba.

"Se movieron y se preguntó rápido sobre si alguien traía los síntomas, pero hasta ayer ninguno los tenía, o al menos no nos lo reveló", me contó mi Judas Pandi sobre la única medida que ha tomado el club hasta ahora después de conocerse lo de Charly.

El problema será si alguien más está contagiado, lo cual es muy probable, pero es asintomático.

Ahí continuará esta especie de rebrote del Covid-19 en Pandi, pero esperemos que pare aquí.

DESCUIDADO

 
Y hablando de cuidarse, nos vamos al otro lado de la Ciudad, al Club Tigres.

En Zuazua y San Nico el pendiente ahorita es saber la gravedad de la lesión muscular de Carlos Salcedo, que le impidió terminar el partido contra el San Luis.

Ese día tuvo que entrar en su lugar Diego Reyes para sumar apenas 158 minutos en el torneo, en los tres partidos -de 12- que ha participado. Sólo uno como titular.

Y si el "Titán" no llegara a estar para el sábado 17 contra Cruz Azul, volverá a jugar.

El tema con él será el tiempo libre que habrá en la Fecha FIFA, porque el fin de semana no entrenarán.

Y por lo que se ve en sus redes sociales o en las de su novia, Reyes no se cuida como debería hacerlo un futbolista profesional, y más uno como él, muy propenso a las lesiones.

Nos queda claro que en sus ratos libres el futbolista puede hacer lo que quiera y está en su derecho, pero hay formas y momentos para todo, sobre todo si te gusta el senderismo, andar subiendo y bajando montañas, en terreno sinuoso e inestable, donde cualquier resbalón puede ser peligroso y costoso.

En días pasados, Reyes, acompañado de pareja y amigos, subió uno de los cerros de Nuevo León y así lo plasmó en sus redes sociales, con unas espectaculares fotos desde lo más alto de una de las bellas montañas de nuestro Estado.

Reitero, ellos pueden hacer lo que les plazca, sin embargo, Reyes se arriesga con este tipo de actividades, porque si de por sí el zaguero central ha tenido poca regularidad en el torneo por lesiones y también porque el nivel de juego de Hugo Ayala, Francisco Meza y Salcedo es muy superior.

Pero ahora que Salcedo se lastimó y en caso de no recuperarse para el juego contra Cruz Azul, Reyes podría ser titular, pero debe cuidarse porque subir cerros de mucha altura puede dañar los tobillos o rodilla.

Eso seguramente lo sabe Diego y está preparado para eso, pero Reyes, cuídate, que en Tigres no te ha ido nada bien y llegaste como estelar del futbol europeo.

QUE YA VA LA LBM

 
Dicen por ahí que la Liga del Balompié Mexicano, ésa que anda buscando hacerle sombra a la Liga BBVA MX (ja, ja, ja) va a arrancar el próximo 16 de octubre, pero hasta el momento no se ha hecho un solo comunicado oficial, ni se han dado a conocer detalles del reglamento o del calendario.

Eso sí, por ahí me enteré que ya echaron a andar un torneo llamado "La Copa por Ti", a manera de hacer un ensayo para ver cómo funciona todo.

Desafortunadamente, antes de que algo pudiera salir mal, se bajaron dos de los fundadores porque tuvieron diferencias con Carlos Salcido y con la gente que está en la dirigencia, y además dejaron ver que si esta Liga no suma patrocinios a la voz de "ya", en breve comenzará a tambalearse, pues los gastos de operación son de varios millones por año y ellos, y yo también, dudamos que la mayoría tenga para solventarlos.

Algunos de los clubes tienen estadios y cierto respaldo detrás de ellos, como es el caso de Neza FC y los conjuntos tapatíos, pero en otros de plano no se ve claro de dónde andan sacando el dinero para solventar todo el numerito.

A tal grado llega el desorden en la sacrosanta Liga del Balompié Mexicano que hace unos días dieron de baja a tres jugadores del Atlético Capitalino porque se reportaron lesionados y se pasaron de listos, apareciendo al siguiente fin de semana jugando un partido en Estados Unidos... ¡con la "talacha"!

Imagínese cómo andan de dinero los clubes que los futbolistas no se olvidan de la socorrida "talacha" para seguir teniendo algunos billetes extra en los bolsillos... parece claro que si les pagaran de manera decorosa, no tendrían que andar echando mentiras para llevarse unos pesos, exponiendo el físico.

Total, que en medio de dimes y diretes, de acusaciones por la falta de transparencia con el registro de varios equipos, entrega de facturas y sin ningún respaldo publicitario, insisten en que la Liga del Balompié Mexicano va porque va.

Esperemos a la semana entrante para ver si de verdad arrancan y pueden mantener el vuelo o se suman los conflictos conforme avancen las semanas.