-->

Columna San Cadilla Reforma | 15-09-2020



 ¡REGRESEN A COTA!

Dime con quién andas y te diré quién eres, con ese refrán se puede explicar el carrusel en el que se ha subido el canterano de Pumas Alan Mozo.

Para empezar, deeeejen les recuerdo esos tiempos en los que el ex presidente del equipo, Rodrigo Ares de Parga, se planteó generar futbolistas para volver a poblar a la Selección Mexicana de canteranos auriazules.

El controversial mandatario felino construyó un enorme anexo de la cantera, dos canchas extra en la original y hasta un hotel para que sus juveniles estuvieran más cómodos y de ahí salieran figuras.

De ellas, sin duda, la más prometedora era la de Alan Mozo, un zaguero que se ganó el cariño de la afición por los tamaños que le ponía en cada partido, lo que hizo que fuera candidateado para brincar el charco y siguiera los pasos de ex auriazules como Hugo Sánchez, Héctor Moreno, Luis García y Pablo Barrera, por mencionar algunos.

Peeero, el entorno juega un papel importante y eso se ha notado en los últimos meses.

Me cueeentan que cuando Mozo tuvo sus primeros minutos en Primera División, era uña y mugre de Rosario Cota.

¿Lo recuerdan?

Este jugador que llegó despreciado por Cruz Azul, andaba de arriba para abajo con Alan, e incluso cuando el patrocinador les dio sus primeros coches viajaban juntos, dada la falta de destreza del ex cementero para la manejada, una cosita que fue clave para que la amistad se estrechara.

Peeero como todos sabemos, Cota no dio el ancho en CU por lo que fue retachado a La Máquina, lo que dejó a Mozo sin su mejor amigo y ahí fue donde entró uno de los jugadores más controversiales del club, Juan Manuel Iturbe.

No quiero abundar sobre lo que ha hecho el paraguayo fuera de las canchas, pues por este espacio hemos mencionado, y muuuchas veces, las polémicas que ha generado, pero su influencia en Mozo pronto dejó huella. Llegar con sobrepeso al inicio de temporada, andar de fiesta y hasta taqueando en la madrugada apenas son consecuencias.

Por eso les recordaba ese refrán, pues no tengo duda que Mozo es un chavo que vino de abajo, que sus padres (que cada 15 días lo visitan en el Olímpico) lo han sabido llevar, pero que ciertas amistades en el club le han movido el piso.

Otro de sus cuatachos es Juan Vigón, quien ya sentó cabeza y está esperando un hijo, algo que debería de aprender Alan, antes de que el tren a Europa se vaya para siempre.

EL HERMANO TUITERO...

 
Los equipos de la Liga MX necesitan poner restricciones o educar a sus jugadores en el uso de las redes sociales, porque tarde o temprano pasarán un momento bochornoso como pooor ejemplo, el de América y su delantero Sub 20, Morrison Palma.

Resulta que hace unos días, el juvenil se calentó en su cuenta de Twitter y le pegó con tubo a Roger Martínez, al grado de pedirle al colombiano, literal, que se largara del equipo.

Digo, tampoco es que Morrison dijera alguna mentira, porque Roger nomás no da una, pero siempre hay formas y se me antoja algo más que absurdo que un americanista pida públicamente que echen del América a otro americanista (valgan las redundancias).

Por su puesto que el tuit duró segundos antes de ser borrado por el mismo jugador, pero el tema no quedó ahí, pues me enteré que en cuanto dimensionó el error, supuestamente el hermano de Morrison contactó a varios periodistas para aceptar que él era el "comiunitimanayer" de la cuenta del juvenil y por lo tanto el autor intelectual y material de dicha publicación.

Por supuesto, hace falta primaria trunca para creerse esta historia...

Porque, digo yo, qué raro que un escuincle de 20 años tenga que contratar a un CM para que le maneje la cuenta de Twitter, cuando esta no tiene ni 6 mil seguidores.

Hace años era "el primo" de Jesús Corona el que daba golpizas a nombre del arquero... Hoy la cosa está más moderna y tenemos a "un hermano" que maneja la cuenta de Twitter para soltar los guamazos virtuales...

En el caso que nos compete, la directiva del América tuvo que actuar muy rápido para calmar la bronca y de paso meterle un correctivo al muchachito, a quien dejó fuera del partido de la categoría Sub 20 ante Toluca el pasado sábado, y miren que a Morrison le sobra talento en esto de patear balones, pero pues ¿cómo ayudarlo con ese "hermanito" que se carga?

AL ESTILO 'CEPILLO'
 

Henry Martín está tras los pasos de Oribe Peralta.

¡No se me espanten, amigos del Ame! no se trata de que el delantero pierda nivel de manera dramática y luego se vaya a rob..., perdón, a jugar a las Chivas, sino de los logros a los que aspira en esta etapa de su carrera, cuando está por cumplir 28 años.

Me cuentan que Henry fue precisamente uno de los futbolistas a quienes más cobijó El "Cepillo", cuando coincidieron en el Nido de Coapa. Dicen que no eran pocas las veces en que el yucateco andaba de capa caída y justamente ahí aparecía Peralta para aconsejarle que tuviera calma, que no dejara de trabajar porque la oportunidad llegaría tarde o temprano, y qué mejor ejemplo que él pues hasta que tuvo 28 años dio el salto de calidad en Selección Mexicana y se convirtió en uno de los artífices de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

Ahora que es el mexicano con más goles en el torneo Guardianes 2020, Henry ya anda ilusionado con un llamado al Tricolor, y que este por fin sea su proceso.

Y es que previo al Mundial de Rusia, Henry andaba bien emocionado con un posible llamado de Juan Carlos Osorio. A Miguel Herrera no le quedó de otra que tronarle su globito al delantero, a quien le hizo ver que en la fila había muchos atacantes antes que él, y que entendiera que aquel no era su proceso.

El Tri es una pesadilla particular para mi compa Henry.

Se lesionó en su partido de debut, solo ha tenido la confianza en un par de ocasiones en los interinatos de Ricardo Ferretti y ahora en la gestión del "Tata", antes que él han sido considerados José Juan Macías y el indisciplinado Alexis Vega.

Henry sigue confiando en que llegará su oportunidad y que tendrá un golpe de fortuna al estilo de su maestro, El "Cepillo" Peralta.