-->

Columna San Cadilla Reforma | 09-09-2020



SUFREN LOS MARTÍN 

Quien no la anda pasando nada bien es nada más y nada menos que Freddy Martín, el hermano de Henry, futbolista del América.

Resuuulta que el atacante de 33 años, uña y mugre del azulcrema, lleva unos meses para el olvido pues está muuuuy cerca de quedarse sin equipo oooootra vez. Les cuento que el hermano mayor de Henry ha batallado por encontrar una escuadra para continuar con su carrera, luego de la chistosada que hicieron en el Ascenso MX, donde Freddy era uno de los futbolistas con mayor trajín jugando para equipos como Alebrijes, Mérida FC, Venados y Dorados.

Peeeeeeero la nueva Liga de Expansión le cerró las puertas con su reglita del límite de edad, por lo que ya no tuvo cabida en el circuito, que nació con la idea de ser un semillero de jugadores (ajá, sí, ajá).

Después del rollo y los meses de espera para saber si iban a poder jugar o no, el ariete tuvo que buscar otras opciones y por supuesto que rápido le llegó una en la Liga de Balompié Mexicano, que nos ha dado puro atole con el dedo desde que (supuestamente) nació...

Ahí apareció el Faisanes FC, justo en Mérida, donde nacieron los Martín, por lo que al futbolista le cayó de lujo la (supuesta) creación del circuito y la aparición de un equipo en su ciudad natal.

Sin embargo, Faisanes es una de las franquicias que ha dado tumbos previo al (supuesto) arranque de la LBM en octubre y diiiicen que, a pesar de que ya hasta uniforme tiene, está cerca de echarse para atrás y mejor dejar para luego su incorporación a la (supuesta) Liga.

No les quiero ni contar cómo están los jugadores que confiaban en el equipo y, por supuesto, los presidentes serios de la Liga, pues Faisanes no sería el primer equipo que se baja del barco, dejando una muuuy mala imagen del (supuesto) proyecto.

Y así, Freddy y sus compañeros andan en veremos, pues según esta semana se iban a concentrar y ahora ya no saben si van a tener club o no.

Ademáaaas, quien tampoco la debe de estar pasando del todo bien es Henry, pues sé de muy buena fuente que es inseparable de su carnalito, y que cada fin de semana se hablan para darse consejos sobre lo que hicieron bien y mal cada uno en sus respectivos frentes.

Así que no estaría naaada mal que mis amigos del Ame le echaran un ojo a la situación, a fin de tener contentito a su atacante, pues no vaya a ser que se desconcentre con los problemas de su carnal y su rendimiento vaya a la baja. Ojalá que El "Piojo" le eche una llamada para que lo lleve de sparring o algo, al fin que no sería nuevo para Herrera tener a familiares en su cuerpo técnico.

SUSTAZO DEL GALLO

 
Aunque ya todos sabemos que no hubo nada qué lamentar, vaya sustazo se llevaron la semana pasada en Querétaro con el desmayo de Gil Alcalá, el portero de Gallos Blancos, sobre todo porque nadie se lo esperaba, me contó mi Judas Gallo.

Y es que pese al buen trancazo que se llevó con Alan Medina desde el 27' del partido en el que golearon al Toluca, el guardameta siguió como si nada en el encuentro. Incluso, lo que más les sorprendió fue que Alcalá salió de buenas y despidiéndose de algunos fotógrafos y gente de la televisora que los transmite, sin dar una sola señal de lo que estaría por ocurrir en el vestidor.

Dice mi Judas que anda allá por el Estadio La Corregidora, que apenas puso un pie en el vestidor, el guardameta se mareó y de pronto se desvaneció, lo que hizo que más de uno pegara el brinco para auxiliarle. Luego luego se acercó el médico del club pero Alcalá reaccionó pronto, evitando que el susto fuera mayor.

Eso sí, el arquero se lanzó a revisarse al hospital para descartar alguna lesión, lo que afortunadamente ocurrió, pues no pasó a mayores y ayer lo vimos medirse ante su mentor, Víctor Manuel Vucetich, en el Estadio Akron, en el duelo entre sus Gallos y las Chivas.

Lo que sí es que el incidente volvió a dejar de manifiesto la necesidad urgente de hallar un protocolo eficiente para evitar alguna tragedia, sobre todo después de semejante golpe.

A ver si la Liga MX reacciona.

¡APRENDAN!


Para que "algunos" chequen lo que es un verdadero protocolo sanitario, échenle un ojo a todo lo que ha tenido que pasar Estefanía Fuentes para poder debutar con el Sassuolo de la Serie A.

Cuando llegó a Italia para firmar su contrato, la tuvieron 15 días en un hotel, para guardar la cuarentena obligada, pues por mucho que le hayan hecho pruebas, querían descartar que pudiera ser positiva de Covid-19.

Después, la zaguera tuvo que regresar a México para cumplir con el trámite de la visa de trabajo y a su regreso al viejo continente, nuevamente la encerraron en un hotel, para evitar que pueda llevarle algún contagio a sus compañeras.

No importa que traiga una prueba de Covid-19 en la mano o que le apliquen otra llegando, es necesario cerciorarse que no tenía el virus en el cuerpo y por eso la pusieron en aislamiento obligatorio.

Y aunque varias de sus compañeras le han mandado mensajes de aliento y le llaman todos los días, pues no es grato estar en estas condiciones por dos semanas. Sin embargo, en el futbol de Italia no se andan con medias tintas, y menos sabiendo que vino a México, donde el nivel de contagios -y, desgraciadamente, de muertes-, sube como la espuma todos los días.

¿Qué pensarían en la Serie A si supieran que el portero de Tigres, Nahuel Guzmán, va a jugar aunque sus exámenes sigan dando positivo, porque según la Liga BBVA, ya no puede infectar a nadie?

Por lo pronto, Estefanía ya pidió sugerencias de libros, series y películas para que el confinamiento se le pase lo más rápido posible, además de que la Liga parará dos jornadas para dar paso a la Fecha FIFA y esto le vino como anillo al dedo.