-->

Columna San Cadilla Norte | 15-09-2020



 ¡OOOTRA VEZ!

Cuando eran 11 vs. 11 el Monterrey tiró SÓLO dos veces al arco. Atacó poco... Sí, dos veces al marco Tuzo, ¿y saben cuánto tiempo tuvo el balón en esos primeros 45 minutos?, sólo 30% de posesión.

Pero lo más alarmante es que desde el minuto 46 se echó totalmente para atrás, siendo que Monterrey con 10 tiene mejor equipo que un Pachuca con 11.

En verdad que Antonio Ricardo Mohamed Matijevich se vio muy cu...idadoso en mantener el 1-0 desde el minuto 1 del segundo tiempo.

"Pero éramos 10, Sanca", gritarán los porristas, y pues sí, pero cuando se puso 10 vs. 10 fue cuando te empataron... y a punto estuvieron de perder.

Oootra vez Mohamed los echa a todos para atrás y oootra vez les arrebatan el triunfo.

Y oootra vez, sí oootra vez, Nico Sánchez cometiendo el error defensivo.

PD: ¡Oootra vez!
 
YA PARECE ANDRÉS

 
Y el que ya no sé qué partidos ve, en serio, es Antonio Ricardo Mohamed Matijevich.

"Habíamos hecho todo bien para ganar y no nos alcanzó".

Nooo, yaaa, en serio, el señor ya raya en lo que se llama: "Insulto a la inteligencia". Ya se parece a Andrés Manuel, dando datos y temas que sólo los fieles creyentes de su templo "AMLista" creen.

¿Hicieron todo para ganar?, de dónde demonios saca eso, si con los tiros se ve todo: 21 (7 al marco) de Pachuca, por sólo 5 de Rayados (3 al marco).

Pachuca -que trae poco o nada- tuvo todo el tiempo el balón (69% - 31%, diferencia muy marcada).

Digo, está bien que saben que les lloverán críticas de parte de muchos de sus aficionados, pero no es para salir a decir esa barbaridad, de que hicieron todo para ganar.

Eeen fin. Si Antonio cree que por decir eso su gente va a estar tranquila y no dirá nada, pues ok.

PD: Cada quien.

¡ESOS QUIÑONES!
 
Luis y Julián, nomás de leerlo da sed de la peligrosa, la verdad.

Se antoja andar en un rancho, escuchando corridos, con una carnita y unas cheves con los compas.

Pues los colombianos de Tigres le hacen honor al nombre de su dupla y generalmente son relacionados con temas de fiesta e indisciplina.

Eso sí, de que tienen calidad, la tienen, y de sobra, pero también son risueños y se dejan hacer cosquillas cuando están fuera de la cancha.

Apenas ayer, en esta Sanca columna, les hablaba del caso de Luis, cepillado por el señor Ricardo Ferretti de Oliveira, y que se aparece Julián para decir "¡eh, acá estoy yo también, no me discriminen!", con otro caso extra cancha que da de qué hablar.

Algo pasa con el centro delantero de 23 años que los domingos le gustan para enfiestarse con su raza. Bueno, dicen que también los martes, miércoles, dependiendo de cuándo tenga partido.

Por si no leyeron, el domingo vio de cerca la muerte, cuando al regresar de una fiesta en una quinta ubicada allá por La Presa se topó con el lamentable accidente de un amigo suyo que perdió la vida.

Los policías que acudieron a dar parte del incidente vieron cómo entró en una crisis nerviosa al percatarse que su amigo, con quien la pasaba bien momentos antes, había fallecido.

Esto sucedió pasadas las 10 de la noche, lo cual dejó en evidencia el estilo de vida del colombiano.

Ya un domingo, estando lesionado, anduvo echando maroma en una alberca, lo cual le costó un regaño del "Tuca", aunque él lo negó.

Y ahora esto, que no es nuevo, pues se ha rodeado de amigos regios que, como buenos regios y jóvenes, les gusta la fiesta.

Y como los antros están cerrados, acostumbran rentar quintas para darle rienda suelta a sus impulsos de juventud, con el riesgo que implica andar enfiestados por la carretera.

También vuelve el tema de cómo debe cuidarse un futbolista profesional en estos tiempos de pandemia.

Yo sé que ya se permiten fiestas en quintas, pero eso no quiere decir que no haya el riesgo de contagiarse de Covid-19 y luego pasar el virus a sus compañeros.

Los Tigres perdieron por cuatro partidos a Nahuel Guzmán y Julián parece no haber entendido la lección del costo deportivo que implicó eso.

Pero bueno, está chavo, se le hace fácil todo y se siente inmune.

Ojalá que al ver a un amigo perder la vida le haya caído el 20 de que no sólo debe cuidar su carrera futbolística, también su vida.

Esto como consejo, más allá de la crítica.
 
EL HERMANO TUITERO
 

Los equipos de la Liga MX necesitan poner restricciones o educar a sus jugadores en el uso de las redes sociales, porque tarde o temprano pasarán un momento bochornoso como pooor ejemplo el de América y su delantero Sub 20, Morrison Palma.

Resulta que hace unos días el juvenil se calentó en su cuenta de Twitter y le pegó con tubo a Roger Martínez, al grado de pedirle al colombiano, literal, que se largara del equipo.

Digo, tampoco es que Morrison dijera alguna mentira, porque Roger nomás no da una, pero siempre hay formas y se me antoja algo más que absurdo que un americanista pida públicamente que echen del América a otro americanista (valgan las redundancias).

Por supuesto que el tuit duró segundos antes de ser borrado por el mismo jugador, pero el tema no quedó ahí, pues me enteré que en cuanto dimensionó el error, supuestamente el hermano de Morrison contactó a varios periodistas para aceptar que él era el "comiunitimanayer" de la cuenta del juvenil y, por lo tanto, el autor intelectual y material de dicha publicación.

Por supuesto, hace falta primaria trunca para creerse esta historia...

Porque, digo yo, qué raro que un huerquillo de 20 años tenga que contratar a un CM para que le maneje la cuenta de Twitter, cuando ésta no tiene ni 6 mil seguidores.

Hace años era "el primo" de Jesús Corona el que daba golpizas a nombre del arquero... hoy la cosa está más moderna y tenemos a "un hermano" que maneja la cuenta de Twitter para soltar los guamazos virtuales...

En el caso que nos compete, la directiva del América tuvo que actuar muy rápido para calmar la bronca y, de paso, meterle un correctivo al muchachito, a quien dejó fuera del partido de la categoría Sub 20 ante Toluca el pasado sábado, y miren que a Morrison le sobra talento en esto de patear balones, pero pues ¿cómo ayudarlo con ese "hermanito" que se carga?