-->

Columna San Cadilla Norte | 07-09-2020



MÁS ALLÁ DE RICARDO

En el equipo hay más allá del #FueraTuca.

Yo no voy a hablar bien de nadie.

Para los que piensan que criticar o exhibir a todo el equipo (o casi) es defender a alguien, están equivocados.

La responsabilidad mayor es del señor Ricardo Ferretti de Oliveira. Es el DT, es el que pone las alineaciones, es el que decide los cambios, es el que cobra para manejar un equipo y, por ende, es el responsable de lo que suceda.

Ése es el papel de todos los técnicos en el mundo, para bien y para mal.

Ricardo sigue sin levantar a este equipo, sigue jugando mal, sigue habiendo errores y desde la banca no se ve que cambie algo.

A Ricardo todos lo hemos matado e -insisto- con justificada razón, pues -vueeelvo a decir- es el responsable de lo que suceda.

Yo no soy de la idea de que Ricardo deba de irse, y Cemex cometerá un error si lo echa, pues es el que pone orden en este equipo (aunque insisto en que algo debe de hacer él, pues es el responsable de este proyecto).

Pero... ¿y adentro de la cancha no ven más fallas?

Yo las veo desde la banca. "Tuca" debe corregir algunos aspectos, y quien lo defienda ciegamente estará equivocado.

Tal vez sólo sus amigos lo defienden ciegamente y no le ven ningún error, pero quienes vemos el futbol global, podemos encontrar que Ferretti debe hacer algo rápido. Lo que quiera, lo que piense, pero hacerlo, porque ya esto está muy crítico.

Ahora vuelvo a mi pregunta: ¿sólo él es el culpable...? Sí, es el mayor, pero hay más.

Síganle...

JUGADORES...

 
Hoy en CANCHA publicamos que en el 2014 sucedió algo similar.

Las famosas "camisas negras" querían fuera a Ricardo, sin saber que era momento de medio renovar la plantilla, más que al DT.

Hoy también hay jugadores que ya no dan. Me he cansado en dar el ejemplo de Julián Quiñones, irresponsable en su vida personal que se transmite en la cancha. (Ojo. Ferretti tiene 100% de culpa también ahí. Es su culpa meterlo con ese nivel y con esa vida que lleva).

Edu Vargas, Javier Aquino, Carlos Salcedo, y algunos otros más...

Todos matamos a Ricardo, y me incluyo, pero, ¿es el único?... No.

MI RESUMEN TRAS 8 JORNADAS

 
- Mal Tigres.

- Mal Ricardo.

- Sin embargo, no deben echarlo. Sería el peor error del presiente del equipo y de los Zambrano.

Correrlo sería hacerle caso a una tribuna que, al ver la decisión, los habría secuestrado de aquí en adelante.

- Jugadores echados a la hamaca. Hace 6 años echaron a 4 y el equipo levantó.

PD: Ya no tienen el equipo que creen tener. Ya no son los mejores ni -mucho menos- los más ricos y poderosos.

¿Y LA LANA, APÁ?

 
Como reguero de pólvora anda corriendo la noticia de que los árbitros y árbitras de la Liga de Expansión, Femenil y categorías menores están teniendo que solventar sus gastos de pruebas Covid-19, para tener derecho a estar en la programación de cada semana.

Primero fueron un par los que levantaron la voz, y el fin de semana mi teléfono no dejó de sonar para comentarme lo indignados que están, pues mientras en la Primera División hay todo el apoyo y hasta se tolera a los chavos para que anden cotorreando en fiestas y salidas de fin de semana, en otras divisiones la situación no va bien.

Parece que en la Liga de Expansión ya se les olvidó que hubo 15 contagiados del Atlante y que en la Liga Femenil, por mucho que no se compara con lo que hay en la varonil, el virus anda por todos lados.

Incluso en la competencia de mujeres, a las colegiadas sólo se les hizo un test previo a los exámenes físicos y ya no habrá más.

Yo sólo me pregunto qué pensará la FIFA cuando se entere de esto, porque del dinero que soltó, una buena tajada tenía que haber sido utilizado para el futbol femenil, cerca de 500 mil dólares, y eso también contempla a las mujeres árbitras.

El máximo organismo envió una fuerte cantidad en dólares, 1.5 millones para ser exactos, a fin de que la utilizaran en volver a echar a andar el futbol, pero también para los protocolos de sanidad, y en ellos van inmerso el trabajo de los silbantes.

¿Qué dice el gobierno, de esto?, incluso Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud -y gurú de las pandemias-, quien se la pensó mucho para dejar que la Liga BBVA volviera a funcionar, a lo mejor se arrepiente de estarle dando manga ancha al futbol para su reactivación.

Y lo más triste es que la Federación Mexicana de Futbol siga sin cuidar las formas, les anuncian que cada quien se hará cargo de sus pruebas en una reunión semanal, a través de Arturo Ángeles, quien también está al frente del VAR, y no hay posibilidad de diálogo ni de negociación, ¡hágame ustedes el favor!

Así que sólo me queda decir ¡Viva México!

LIGA BALOMPÉDICA

 
La Liga de Balompié Mexicano, de la que es presidente Carlos Salcido, comenzó como un buen proyecto alternativo a la Liga MX, y la verdad está cada vez más empantanado.

Resulta que el pasado viernes, 39 personas que trabajaban en la parte operativa de la Asociación Nacional de Balompié Mexicano presentaron una demanda contra su presidente Víctor Montiel y su empresa Montiel y Asociados Balompié S.A. de C.V por falta de pagos y despidos injustificados.

¿Qué fue lo que sucedió para generarse tal demanda?

Pues estas personas despedidas que estaban involucradas en el proyecto que nació en agosto del 2019 y cuyos antecedentes estaban en la logística de eventos realizados en Guadalajara como Olimpiadas Nacionales, Juegos Panamericanos, Mundial Sub 17, Preolímpico 2004, y otros más, es decir, gente con experiencia cuando empezaron a exigir cuentas lógicas como el registro de la Asociación y de la Liga ante el SAT y pagos por sus honorarios, Montiel comenzó a hacerlos a un lado para ir metiendo a sus allegados como su hija Marlen Montiel y su hijo Kevin, y otros como Ansoni Salcido, hermano de Carlos.

Con todo el descontrol que se traen, muchos de los equipos inscritos tienen sus temores porque no se ve claro que los que están al frente tengan idea de cómo organizar un partido de futbol.

La fecha de inicio está programada para el 14 de octubre en el Estadio 3 de Marzo. Veremos si les alcanza para llegar.