-->

Columna San Cadilla Mural | 09-09-2020



EL EFECTO COCCA

Diego Cocca encontró un Atlas sin orden y con mucha chamba por hacer.

Ojo que no lo digo yo, él mismo ha mencionado tooooodo el trabajo que se encontró, pero como desde hace tiempo no hay ingreso para la prensa ni para los aficionados a los entrenamientos, pues ni cómo desmentir lo que le quedó tras el cese de Rafa Puente.

Lo que sí me consta es que, desde que fue nombrado como el entrenador rojinegro, Cocca se puso a trabajar desde Argentina, observó videos de los partidos, hizo sus análisis y por Zoom se conectaba con Rubén Duarte y Omar Flores, los interinos en ese entonces.

Con los jugadores también hablaba por la misma plataforma, poniendo un énfasis especial en ajustar el aparato defensivo.

Desde entonces, sólo 3 goles han encajado en 5 partidos y ha regresado a la vida a este cuadro, que ayer empató con Monterrey, confirmando que es capaz de sacarle resultados a equipos de media tabla para arriba.

Se ve que las cosas están cambiando.

SABE A POCO

 
En contraparte, el Guadalajara sacó un empate ante los Gallos del Querétaro que les supo a poco.

Es cierto que Víctor Manuel Vucetich le ha dado otra cara al plantel, pero el coraje de regalar un empate con un error del portero Toño Rodríguez (¿Cómo andará de nivel Raúl Gudiño para que siga siendo el titular?) y luego dejar ir la victoria con otro penal fallado por José Juan Macías caló hondo ayer en los chiva-hermanos.

"El Rey Midas" también está tratando de rescatar a jugadores que se han venido perdiendo, y ayer aprovechó para meter a Oribe Peralta y a la "Chofis" López.

Pero en definitiva el mejor momento de la velada en el Akron fue cuando Luis Enrique Santander, quien estuvo al frente del VAR, marcó un penal a favor del Club Guadalajara, bastante controvertido. Casi casi un reencuentro romántico.

Creo que Santander ha hecho más por Chivas que los últimos 10 presidentes que han desfilado por el club.

PD: También hay que darle crédito al trabajo que ha realizado el DT Alex Diego con el Querétaro. Y si no me creen, ayer jugó ni más ni menos que aquella promesa rojiblanca de nombre Julio Nava ¿Qué es esto? ¿¡El 2011!?

ELOGIO

 
Si bien en nuestro futbol tenochca el sistema de competencia siempre ha sido cómplice de la mediocridad, hay otros aspectos que hacen de ella uno de las ligas más impredecibles... y hay quien lo ve también como competitiva.

Recientemente, el propio Javier Tebas, quien actualmente despacha como presidente de LaLiga de España, elogió al torneo mexicano y se aventuró a asegurar que, después de las competencias europeas, la de México es la mejor.

¿Quiso quedar bien? ¿Relaciones públicas? Puede ser.

Pero no lo dice cualquier directivo, sino alguien que además tiene una novela buenísima llamada "El Futbol No Es Así", desde la ficción, pero con todo aquello que pocos nos atrevemos a contar. Se las recomiendo.

Seguro a más de uno les resultarán familiar algunas situaciones. Hay una serie titulada "Todo Por el Juego", con la adaptación de este libro para develar algunos secretos de este negocio y de la corrupción que a veces la envuelve.

Se las recomiendo ambas.

FE EN LOS GORDITOS

 
Y hablando de jugadores como "La Chofis", el domingo pasado jugó Mineros en el Estadio Jalisco, visitando a la UdeG, y en su cuadro venía Luis Márquez, un jugador formado en Chivas, y que no ha despegado por su exceso de kilitos.

Según su ficha actual registrada en la Liga de Expansión, mide 1.70 metros de estatura y pesa... ¡83 kilogramos! Y vaya que sí se notó al momento de ingresar a la cancha al minuto 65.

Me acordé de las declaraciones que hizo el ex DT de Chivas, Matías Almeyda, al referirse a dicho jugador: "tiene que dejar de comer taquitos". Era 2016, y había brillado con la Selección Sub 21 en torneos internacionales.

Cuando dicen que en el futbol nunca hay que perder el hambre, por favor, no hay que tomárselo tan literal.