-->

Columna San Cadilla Mural | 08-09-2020



NORMALIDAD

Pues la pandemia no se va, pero los mandamases de la Liga MX no quieren dejar de percibir menos dinero, porque ya andan muy gastados.

Así que el clamor generalizado entre los dueños del balón es que la Liguilla se juegue con aficionados en las tribunas, y así poder contar con este importante ingreso, además de la venta de cervezas, antojitos y botanas.

La situación es crítica no sólo para los clubes, algunos de los cuales han tenido que endeudarse con los bancos, sino también para los patrocinadores, que no reciben el mismo regreso por su inversión.

Por ejemplo, las empresas cerveceras apuestan a que el patrocinio futbolero les traiga beneficio no sólo en el posicionamiento de la marca, sino en los consumos masivos que se dan dentro de un estadio.

Así que la misión de los directivos es lograr que los estadios abran con un aforo menor a la capacidad total ¿descabellado? No lo crean.

En la NFL ya anunciaron que algunos partidos de la temporada próxima a iniciar se jugarán con aficionados en las tribunas. Por ejemplo, las autoridades de Ohio permitirán que mis Bengals reciban a 6 mil fans en las tribunas para su juego contra los Jaguars el 4 de octubre, en un inmueble con capacidad para 65 mil personas.

La gran diferencia con lo que ocurre en la Liga MX es ¿cómo van a garantizar la protección para los aficionados si ni siquiera sus protagonistas atienden actualmente las medidas?

Algo tan básico como el uso del cubrebocas sigue sin ser respetado en su totalidad por los entrenadores y cuerpos técnicos, por más que hubo advertencias para los clubes y hasta amenazas de multas.

Pues ¿qué creen? que no todos los Comisarios reportan cuando algún elemento lo tiene en la mano, con la nariz descubierta o como hamaca para la papada. Ni aún viendo las imágenes de TV se procede y los contagios no han parado.

Así que con un 30 por ciento de asistentes, ni hablemos de lo que pudiera ocurrir, porque ese porcentaje es el que pretenden les autoricen las autoridades de salud en México.

Si quieren que las autoridades les abran las puertas para una "nueva normalidad" futbolera, deberían las figuras del balompié comenzar a poner el ejemplo.

¡SÍ SE PUDO!

 
Cuando pensaban que ya se estaban quedando como novias de rancho... ¡a dos ex chivas les salieron galanes en el último día!

Primero fue Jair Pereira, quien no había sido renovado ya en el Querétaro y nomás veía cómo se le iban las oportunidades. Le llamaron de la Liga de Balompié Mexicano, pero pues los bateó con mucha corrección política.

Pero en eso que anuncian a José Guadalupe "El Profe" Cruz y que se lo lleva al Necaxa para intentar salvar al desmantelado equipo; así que la primera prueba será en la jornada doble, contra Atlético San Luis y Chivas.

Luego está el caso de Michael Pérez, quien tampoco encontró mercado en la Liga MX, así que finalmente aceptó una propuesta de los Dorados de Sinaloa para continuar su carrera futbolística -así le dicen unos a aventar lámina en la media cancha- en tierras culichis.

Por cierto, no sé si ya se dieron cuenta pero mi Pep Guardiolupe Cruyff duró en Tepatitlán menos que el "Chiquidrácula" Rodríguez como DT del Salamanca.

LOS CHAPARRITOS

 
Durante sus 104 años de historia, al Atlante le han hecho de todo sus variopintos dueños y directivos.

Pero en su regreso a la CDMX y a su antigua casa el Estadio Ciudad de los Deportes, su DT Mario García se voló la barda.

"No han entendido que al Atlante lo podrán golpear, pero morimos de pie, yo podría ser diplomático y hacer que no veo, pero es uno de los puntos que tenemos que cambiar, si estamos más chaparritos tenemos que ser más", dijo el técnico.

Con la Liga de Expansión está claro que los jugadores tienen menos ingresos, pero desconocía que se habían encogido.