-->

Columna San Cadilla Mural | 07-09-2020



PERSONALIDAD

Chivas ganó más que tres puntos el sábado anterior.

El equipo salió reforzado anímicamente y al interior del plantel celebran que por fin mojó Uriel Antuna y que J. J. Macías volviera a anotar, peeero, los que también se llevaron los aplausos y felicitaciones fueron otros dos: Gilberto "Tiba" Sepúlveda y Antonio "Pollo" Briseño.

Y es que en una Liga donde algunos rivales y hasta los árbitros le temen a André Pierre Gignac, estos dos jugadores no se achicaron ante el francés.

Hay a quienes les impone su presencia y se dejan gritar y manotear por Gignac, unos con tal de que al final del partido les cambie o les regale su camiseta, pero estos dos jugadores le pusieron el pecho y no se dejaron.

Como la impotencia a tope porque sus Tigres nomás no levantan, al "Bomboro" le dio por pegar empujones y burlarse de Briseño por sus célebres festejos en las barridas, el "Pollo" también le dijo sus linduras y vaya que fue felicitado en el equipo, lo mismo que el "Tiba" por la personalidad que mostraron.

En Nuevo León están acostumbrados a que el francés haga lo que quiere. A su llegada al estadio, una botarga le intentó poner gel antibacterial y como no le atinó a la mano, el francés ya no se lo untó como lo indica el reglamento, además de darle un manotazo a la botarga que sólo cumplía con su trabajo. Terrible actitud por más que le festejaron su chistecito.

Por cierto, ¿a quién se le ocurre que una persona con una botarga sea quien proporcione el gel antibacterial y les tome la temperatura?

Situaciones que sólo ocurren en nuestra Liga.

DUDAS PARA EL ESTRENO DE LA LBM

 
La Liga de Balompié Mexicano, de la que es presidente Carlos Salcido, comenzó como un buen proyecto alternativo a la Liga MX, y la verdad está cada vez más empantanado.

Resulta que el pasado viernes, 39 personas que trabajaban en la parte operativa de la Asociación Nacional de Balompié Mexicano presentaron una demanda contra su presidente Víctor Montiel y su empresa Montiel y Asociados Balompié S.A. de C.V por falta de pagos y despidos injustificados.

¿Qué fue lo que sucedió para generarse tal demanda? Pues estas personas despedidas que estaban involucradas en el proyecto que nació en agosto de 2019 y cuyos antecedentes estaban en la logística de eventos realizados en Guadalajara como Olimpiadas Nacionales, Juegos Panamericanos, Mundial Sub 17, Preolímpico 2004, y otros más, es decir, gente con experiencia cuando empezaron a exigir cuentas lógicas como el registro de la Asociación y de la Liga ante el SAT y pagos por sus honorarios, Montiel comenzó a hacerlos a un lado para ir metiendo a sus allegados como su hija Marlen Montiel y su hijo Kevin, y otros como Ansoni Salcido, hermano de Carlos, quien a su vez es presidente de la LBM.

El principio de la descomposición con Montiel y el vicepresidente de la ANBM, Rafael Fonseca, se dio al tener diferencias con los socios originales del proyecto que eran Mario Anaya, Óscar Anaya, Reyes Baltazar, Emilio Jiménez y Juan Murillo.

Con todo el descontrol que se traen, muchos de los equipos inscritos tienen sus temores porque no se ve claro que los que están al frente tengan idea de cómo organizar un partido de futbol, y sienten que se presentarán los problemas típicos de una liga llanera en la que no llegan los árbitros, que las redes de las porterías estén rotas, o que no sean visibles las líneas del campo de juego, entre otros temas básicos.

Otro punto que no agrada a los socios que apoyan el proyecto es que Carlos Salcido muchas veces parece no darle seriedad a su cargo de presidente por la vestimenta que está más cercana a la de su etapa de jugador que a un directivo de alto rango.

La fecha de inicio está programada para el 14 de octubre en el Estadio 3 de Marzo. Veremos si les alcanza para llegar.