-->

Columna San Cadilla Mural | 06-09-2020



El América, su locura 

El América perdió a uno de sus aficionados más recalcitrantes en sus casi 104 años de historia: Manuel "El Loco" Valdés (1931-2020).

El cómico mexicano dejó de existir de manera física a los 89 años de edad, y con él, se llevó su pasión por el equipo más amado y odiado del futbol mexicano.

En realidad poco se sabe si el popular "Loco" inició su amor por las Águilas desde su infancia, tomando en cuenta que en aquellos años entre la década de los 30 y 40, el equipo azulcrema no era ni de cerca protagonista de la Liga mexicana y deambulaba de la media tabla para abajo.

Ni se diga en casi todo el resto de la década de los 50 hasta antes de la llegada de su mecenas, el magnate de la televisión, Emilio Azcárraga Milmo, quien al adquirir al club en 1959, lo empezó a transformar hasta su primer título en 1965-66.

Sin duda es extraña la afición de Manuel Valdés por el América tomando en cuenta las circunstancias ya mencionadas, y sobre todo porque sus otros dos hermanos cómicos, Germán Valdés "Tin Tan" y Ramón Valdés conocido como su personaje de Don Ramón en el Chavo del 8, siempre manifestaron su afición por el Necaxa.

"El Loco" y el América tuvieron su despegue definitivo en los 70. A la par de los programas de comedia como el de Ensalada de Locos de Valdés con Alejandro Suárez y Héctor Lechuga (QEPD).

En uno de sus sketches, Suárez presenta al "Loco" como el poeta Guillermo Cañote en alusión a Guillermo Cañedo, quien era presidente del América y alto dirigente de la FMF y la FIFA. Ahí, Valdés recita un poema que en realidad es puro sarcasmo.

"He querido rendir un modesto homenaje al equipo de mis amores. Esta poesía la he titulado: Oda por nuestro próximo campeón. Lo estamos viendo con nuestros propios ojos, ha ido subiendo poco a poco como la espuma cara, es el América que ya le ganó al Guadalajara, es el América de Roca, de Reinoso, y de 'Pichojos'. La alegría llena mi corazón, pues en esta lucha que poco a poco se forja el América ya es líder con su goleador Enrique Borja. Por eso, amigos lo digo con orgullo, lo digo de corazón: ¡Arriba el América, nuestro próximo campeón! ¡América, América, y ya!".

El momento cumbre de aquella pasión queda registrada en 1984, en su programa "La Hora del Loco" al celebrar el título de Liga que conquistó el América al vencer a Chivas en la Final de la temporada 1983-1984, además que le hizo pagar una apuesta humillante a su compadre, Sergio Corona, quien aguantó recibir 17 cubetazos de agua fría con todo y su smoking en el que debajo llevaba su camisa rojiblanca, que según él se la había regalado Eduardo Cisneros, el jugador rojiblanco que falló un penal ante las Águilas.

En los 90, Valdés le cobró otra apuesta a su compadre Corona, la cual consistió en que lo cargara sobre su espalda en la cancha del Estadio Azteca.

En las últimas actuaciones del "Loco" en el Tenorio Cómico también salía con los colores azulcremas y el escudo americanista en la vestimenta.

Se fue un personaje memorable. Alguien que a partir que decidió declarar abiertamente su afición por las Águilas, lo hizo con un humor delirante y auténtico. Un "Loco".