-->

Columna San Cadilla Mural | 02-09-2020



PEDRADA

Mi Oribe Peralta no dejó pasar la oportunidad de mandarle un mensajito a sus compañeros que han estado como chivos descarriados del redil.

El veterano delantero aconsejó que primero se tienen que concentrar en su carrera, y ya luego en qué marca de auto presumen, qué artículo del Licenciado Valeriano está de novedad o en qué antro desfogar sus ansias de juventud.

Sin pelos en la lengua, el "Cepillo" dijo que varios chamacos se dejan apantallar, porque no tienen buenas bases en sus equipos, los que no se preocupan por esa parte formativa en los pateabalones.

Si le ponemos nombres a los últimos indisciplinados, Uriel Antuna, Cristian Calderón y Alexis Vega, aunque ésas pedraditas también van para Santos, Atlas y Toluca, respectivamente.

No me parece que los clubes tengan toda la responsabilidad. Las canteras son de ciclos y eso implica las personas que estén al frente. Por unos casos, no se puede juzgar a toda una institución. Pero de que tiene razón en el comportamiento de los pateabalones, eso que ni qué.

En Chivas no hay que olvidar que se las indisciplinas se daban hasta en sus Fuerzas Básicas y eso le costó dejar el club a Ulises Cardona (hoy jugador de Tigres, antes de Atlas) y a Fernando Ponce por meter señoritas en su habitación de concentración.

Lo de los angelitos le costó también la chamba a Manolo Martínez, entonces técnico de la Sub 20, diiicen las malas lenguas, que por alcahuete.

De Oribe se podrán decir mil cosas de lo que ha quedado a deber en Chivas, pero ese rol en el vestidor es su verdadero aporte. Pero eso es como las llamadas a misa. Las escucha quien quiere. Por ejemplo, Ángel Zaldívar y el "Chevy" Martínez, son dos de los delanteros que más se le pegan al experimentado "Cepillo" para aprenderle lo más que se pueda.

¿Del arrepentimiento de los indisciplinados?

Como Santo Tomás...

LA ÚLTIMA 'COCA' DEL DESIERTO
 
Literalmente, para el Morelia Morado o como se le conoce ahora Mazatlán FC, el nuevo proyecto del visor Ángel González fue "la última Coca del desierto".

Y es que el hombre que sigue, sigue y siiiiiigue viviendo de ser el guapo que descubrió a Cuauhtémoc Blanco le cayó como anillo al dedo a los púrpuras, que necesitan de gente nueva para sus diferentes categorías, pero que por el momento no habían siquiera comenzado a buscar.

Después de salir del América, La "Coca" inició una buena relación con el entonces director deportivo de Monarcas Morelia, Mauricio Lanz, pues el visor llegó por ahí del primer trimestre del año a trabajar con los equipos de TV Azteca: Puebla y los entonces purépechas.

Bueno, pues a pesar de la mudanza, González continuó ligado a la institución y poco a poco fue creando un proyecto para hacer algo así como su centro de formación en la Ciudad de México, algo que hoy se ha convertido en la mejor opción para la institución, que por la suspensión de las actividades recreativas a partir del inicio de la cuarentena en el País, no ha podido arrancar con sus visorias para echarle ojo a los talentos de Sinaloa y el norte.

Como el Covid-19 no ha sido controlado en Mazatlán y el club se niega a comenzar con visorias, le dieron el apoyo al proyecto de La "Coca".

A ver cómo les va.

ÁNIMO EDGAR

 
Desde esta H. columna le quiero mandar mis mejores deseos a Edgar Zaldívar, quien sufrió una ruptura de ligamento cruzado anterior y lesión de menisco lateral en la rodilla derecha, de la cual será operado.

El mediocampista de los Rojinegros se lesionó en el partido contra el León en el minuto 42 en una desgarradora imagen y gritos que se escucharon en la transmisión.

Zaldívar se había ganado la titularidad con los Zorros, acumulando 547 minutos y además marcar su primer gol en la Liga MX, en la victoria, la única del Atlas en el Guardianes 2020, sobre el Querétaro.