Columna San Cadilla Mural | 02-08-2020



Una joya más

 

Un mexicano más emigra al extranjero y lo hace a un club que se caracteriza por explotar las características de las promesas.


Eugenio Pizzuto, de 18 años y canterano de los Tuzos del Pachuca, jugará en el Lille OSC de Francia y se convirtió ayer en el tercer jugador nacional en ser fichado por un equipo galo, como lo hicieran Rafa Márquez con el Mónaco y Guillermo Ochoa en el Ajaccio.


Nacido en San Luis Potosí el 13 de mayo de 2002, ha sido considerado por la propia FIFA como uno de los futbolistas a nivel mundial con mayor proyección.


CANTERA TUZA

 

Pizzuto es la última joya de la cantera tuza que sigue exportando al Viejo Continente.


El mediocampista mostró sus dotes de liderazgo y visión de juego desde su primer torneo con el cuadro hidalguense al ser uno de los pilares del equipo Sub 15 campeón que venció al América en el Apertura 2017. Siguió su proceso de formación en el resto de las categorías y en los llamados a Selecciones Menores hasta su repunte máximo hasta el momento en un Mundial Sub 17.


ESTRELLA NACIENTE

 

El máximo organismo seleccionó a 8 jugadores en una lista que nombraron "¿Ha nacido una estrella en 2019?", donde el potosino figuraba junto a promesas mundiales como el noruego Erling Haaland (Borussia Dortmund) o el ucraniano Andriy Lunin (Real Madrid), entre otros.


BALÓN DE BRONCE

 

Su actuación en la Copa del Mundo Sub 17 le valió tal distinción en la FIFA. El fino mediocampista fue uno de los protagonistas en la Selección Nacional de dicha categoría que llegó a la Final. El Tri obtuvo el segundo lugar al caer frente a Brasil 2-1, sin embargo, por su destacada participación Pizzuto fue galardonado con el Balón de Bronce.


DESAFORTUNADO DEBUT

 

Su primera aparición en la Liga MX con el Pachuca se vio empañada por una escalofriante lesión. En la Jornada 3 del Clausura 2020 contra el León, el DT Paulo Pezzolano envió al terreno de juego al joven, de entonces 17 años, pero apenas disputó 31 minutos, al sufrir una fractura de peroné y una luxación en el tobillo derecho que lo mantiene aún en el último tramo de recuperación.


VITRINA

 

El Lille se caracteriza por ser un club que pule y logra potenciar a los jugadores juveniles que ficha para después negociarlos en el mercado a equipos de mayor renombre, tal es el caso de futbolistas como el belga Eden Hazard, quien desde los 16 años llegó al Lille, dio el brinco al Chelsea y actualmente juega en el Real Madrid.


El francés Benjamin Pavard, canterano del LOSC y uno de los jugadores revelación del Mundial de Rusia, fue fichado por el Bayern Munich.


Pierre-Emerick Aubameyang es otro casos que ha dado resultado en la fórmula del club francés que suma a sus filas al mexicano Pizzuto.