Columna San Cadilla Norte | 01-12-2019




Se los dije...

Que no iba a haber Final Regia. Se los dije que lo descartaran, que no había manera que eso fuera a ocurrir y tan seguro estaba que hasta dije que correría encuerado por la Macro si eso pasaba. No se les hizo, señores.

Ese triunfo del Morelia en León, Guanajuato, donde "la vida no vale nada", echó por la borda el deseo de muchos que querían una Final Regia de Liga. Peeero lo que sí puede haber es una Semifinal Regia, oootra vez.

Como en el Clausura 2003, como en el Apertura 2005 y como en el Clausura 2019, hace sólo seis meses.

Si las chavas de Tigres y Rayadas están jugando la Final Regia entre ellas, pues los hombres estarían jugando la Semi en la misma semana. Madre mía, lo que nos espera.

Claaaro, para ello deberán mantener sus ventajas. O sea, Tigres y Rayados necesitan no regarla ante América y Santos, cada uno, como lo hizo el León ante el Morelia. Y como también estaba sufriendo el Necaxa con el Querétaro.

Si los dos avanzan, señores, no hay vuelta de hoja, Tigres y Rayados jugarán en Semifinales.

La mejor época

Lo que estamos viviendo es una época soñada para el futbol regio. Es la mejor época para vivir en esta Ciudad si te gusta el futbol. Los dos clubes peleando por títulos, en el varonil y femenil, es único. Ninguna plaza lo tiene.

Nomás pónganse a pensar que hoy es domingo de Liguilla y los dos, Rayados y Tigres, Tigres y Rayados juegan hoy. Y no nada más juegan hoy, llegan con amplias, amplísimas chances de avanzar a Semifinales.

Los más chavillos me van a salir con que, ¿y cuál es la novedad, Sanca? Van a decir que eso es normal.

Pues quizá para ellos lo sea en esta época del "boom" regio, es normal, pero para los chavorucos era algo inusual, raro, extraño hace años. No la vivieron, pero esto de jugar Liguillas y meeenos que los dos avanzaran era la regla.

Ahorita vemos cómo los clubes de la Ciudad están con pie y medio en Semis, pero durante los primeros nueve torneos cortos entre 1996 y el 2000, ni Rayados ni Tigres clasificaron. Hasta la décima fue la vencida.

En el ya lejano Torneo de Verano 2001, por fiiin el futbol regio tuvo representantes y por partida doble.

Los Rayados se metieron a la Liguilla en tercer lugar general con 28 puntos; los Tigres clasificaron en cuarto sitio con 27. Ambos cerrarían en casa las llaves de Cuartos Final contra Pachuca y Puebla, respectivamente.

Los dos partidos serían el mismo día desatando la locura. No era para menos. La Ciudad no había vivido una Liguilla en cinco años. Sí, ¡cinco años! ¿Se imaginan que eso pase en estos tiempos?

Y así éramos felices

En ese Verano 2001, Rayados fue líder general de Primera División desde la Jornada 8 hasta la 13. Todavía en la 15 estuvo ahí, pero quedó en tercer sitio. Sólo perdió 3 de 17 partidos con Benito Floro de entrenador y Antonio De Nigris como centro delantero.

Los Tigres pasaron la mayor parte del torneo lejos de los primeros lugares, pero un buen cierre les permitió trepar del lugar 11 general hasta el cuarto puesto en sólo tres jornadas.

La Ciudad esa semana se puso patas pa' arriba por tal acontecimiento. Los dos equipos estaban en la Liguilla.

Todo era novedad, por decirlo de alguna manera, hubo gente que hizo toda una logística para poder ir a los dos estadios. De uno se pasaron a otro para los juegos de vuelta.

Lamentablemente, ni Rayados ni Tigres pasaron. Quedaron eliminados ante Pachuca y Puebla, respectivamente.

Los albiazules perdieron el juego de ida en Pachuca por 4-0 y los felinos cayeron por 3-1 en Puebla. Los dos juegos de vuelta terminaron 2-2. Ambos fuera, pero no hubo drama, sino tooodo lo contrario.

No había dramas

En estos tiempos, una temprana eliminación en Cuartos de Final puede ser motivo de renuncias como la de Antonio Mohamed hace año y medio después de quedar fuera ante Xolos.

O puede generar peticiones de despido como algunos exigían la cabeza de Ricardo Ferretti durante el 2018, cuando fue eliminado en las primeras de cambio de la Liguilla, argumentando que la fórmula estaba gastada.

Bueeeno, en aquel Verano 2001, la eliminación no provocó tal frustración ni en directivas, entrenadores, jugadores y afición. Todos quedaron contentos con la actuación de sus equipos.

"Fue algo impresionante el ver a toda la gente brincar en las tribunas, escucharlos cantar y manifestarnos su apoyo por el esfuerzo que hicimos para remontar el marcador adverso, aunque al final no nos alcanzó y quedamos eliminados. Nunca se me va a olvidar esto", dijo el capitán de Pandi, Gastón Obledo, después del juego.

Y en Tigres fue lo mismo.

"La gente estuvo impresionante, el apoyo que recibimos esta noche en todo el juego es de reconocerse, a pesar de que quedamos eliminados, la gente se nos entregó, fue algo maravilloso", comentó Claudio Suárez, capitán felino.

Si Benito Floro no continuó fue por otras razones que no eran por el rendimiento deportivo. Y el "Tuca" continuó para llegar a la Final seis meses después.

Para dos equipos que por años habían peleado por no descender, la Liguilla era una alegría. Con eso bastaba.

Y 18 años después...

Los clubes regios son protagonistas. Pelean y ganan campeonatos. Ya no sólo pasan a la Liguilla y lo hacen al mismo tiempo, entre ellos se definen hasta títulos.

Si Tigres y Rayados pasan a Semifinales se enfrentarán por cuarta ocasión en esta instancia en torneos cortos.

A eso hay que sumarle las veces que se toparon en Cuartos de Final, que ha ocurrido en otras tres ocasiones, y dos Finales, una de Liga y otra de Conca.

Aquellos tiempos de vacas flacas se acabaron, de celebrar el pase a la Liguilla. La vara está mucho más alta. La exigencia es mucho mayor. En el 2019, lo único que se celebran son títulos. Eso del ya merito, sabe a poco, muuuy poco.