Columna San Cadilla Norte | 24-11-2019




Palos, hombre récord

Pocas profesiones, oficios, trabajos o como les quieran llamar son tan parecidos a una montaña rusa como el del futbolista.

Un día estás en lo más alto, en segundos caes en una bajada de 90 grados y aunque algunos vuelven a tener un pico hacia arriba, no es a la cima.

Lo vemos en cada torneo, el futbol es tan dinámico, tan cambiante, que no sólo se trata de lo difícil que es ser campeón en torneos consecutivos, también es todo un reto mantenerse como titular en un equipo sin importar lo que hayas hecho hasta ahora o la jerarquía.

A veces hasta cuesta seguir en un plantel y tener posibilidades reales de jugar en el torneo.

Esto le pasa a diario a los porteros, éste es el caso de Enrique Palos.

El de Aguascalientes era el portero titular indiscutible en el Apertura 2011, cuando los Tigres consiguieron su primer título en esta década. Y era el menos goleado de Primera División.

Apenas logró mantenerse como titular un par de años más, nada más. Luego llegó Nahuel Guzmán y ciao, prácticamente no volvió a jugar en Tigres, pese a sus récords.

Hoy es suplente en el FC Juárez. Tiene 33 años.

Aprende del 'Portero Volador'

Enrique Palos llegó al club cuando todavía era un adolescente, tenía unos 15 años. Empezó a entrenar con Mateo Bravo y desde el primer día mostró condiciones.

Se tardó cinco años en subir al primer equipo y debutar. Esto ocurrió el sábado 7 de octubre en la Jornada 12 del Apertura 2006 contra el Cruz Azul. El DT de Tigres era Mario Carrillo.

Richard Núñez le metió su primer gol. Una semana después, Sebastián Abreu lo vacunó a lo "Panenka" en un Clásico.

Se tardó unos 3 años más en volver a jugar en Primera. Ese tiempo lo pasó en la Primera A, con los Tigres B, hasta que Manuel Lapuente lo puso a jugar de nuevo en el Clausura 2009.

Ese torneo terminó jugando cuando el entrenador era José Pekerman. Eran tiempos duros.

Cuando llegó Ricardo Ferretti en el 2010, el "Tuca" no lo puso de inmediato, pero para mediados del Clausura 2011 le arrebató el puesto a Cirilo Saucedo. Iniciaba la Era Palos.

Los torneos maravillosos

Después del desastre que fue Tigres con Daniel Guzmán, José Pekerman y Américo Gallego durante aaaños, por fin, logró estabilidad con Ferretti como DT y Enrique Palos en el arco.

A Palos y a Tigres prácticamente nadie les metía gol durante tooodo el año 2011.

En el Clausura 2011, los Tigres fueron superlíderes con Palos en la portería durante 12 partidos. Había estado rotando el puesto con Cirilo, pero Palos ganó la partida.

En ese torneo, Tigres recibió sólo 9 goles en tooodo el torneo. Palos rompió el récord de más minutos sin recibir gol para un portero de Tigres que tenía ni más ni menos que Mateo Bravo, su maestro.

El "Portero Volador" había acumulado 453 durante la temporada 75-76. Palos lo rompió por mucho, lo estiró hasta 549 minutos.

Aun así, Chivas eliminó a los felinos en Cuartos de Final y bye liderato y bye récord.

Pero eso sirvió para que Palos firmara un nuevo contrato por 3 años más.

Y en el Apertura 2011, no sólo Palos despedazó su propio récord, ooobvio con la ayuda de la defensa histórica con Jiménez, Ayala, Juninho y Torres Nilo, sino que fueron campeones.

Palos y la defensa de Tigres tuvieron una Liguilla histórica. Venían de no recibir gol en la última jornada, luego se fueron imbatibles en Cuartos, Semifinal y en la ida de la Final.

Sólo aceptaron el gol de Oribe Peralta en el juego de vuelta de la Final. En total, pasaron 615 minutos sin recibir gol con Palos de portero.

Y así fueron campeones por primera vez en más de 29 años.

El Draft 2014

Palos continuó siendo el portero titular durante un par de años más, pero en ese tiempo lo más lejos que llegaron fue a las Semifinales del Clausura 2012, ésa que se les fue en los últimos minutos en Torreón.

Su último torneo en el que fue titular fue el Apertura 2013, en el que jugó 15 partidos. Para el Clausura 2014, el puesto se lo ganó Sergio "Matute" García. Sí, el "Matute".

Y luego llegó Nahuel Guzmán y no volvió a tener regularidad en Primera División.

De pronto, el hombre récord, era suplente, peleando un lugar en la banca con Aarón Fernández u otros. Así es el futbol, dicen por ahí.

Cuando era inminente la llegada del "Patón", Palos y su papá, que también funge como su representante, intentaron fichar por otro equipo.

Sonó fuerte que iba para Chivas, pero éstos terminaron repatriando a Luis Michel y el titular fue José Antonio Rodríguez. Pero sí hubo otro interesado y muy fuerte.

Eran los recién ascendidos Leones Negros que tenían todo ya amarrado con Palos. Peeero Tigres dijo no.

Como no tenían firmado a Nahuel, por el riesgo de que se les cayera la operación no dejaron ir a Palos y se quedó en Tigres, como quien dice a fuerzas.

Aparte se quedaba en un plantel lleno de porteros, porque estaban García, Fernández, Richard Sánchez y, claaaro, sí llegó Nahuel.

De portero titular y campeón, había pasado a ser suplente y ahora quizá ni eso.

¡Mala pata!

En todo este tiempo, Palos no hizo grilla, se mantuvo callado, en bajo perfil y no hizo escándalos mediáticos. Un buen tipo, educado. De los que quieres 20 en un equipo.

Esperó por su oportunidad, por desgracia, cuando le llegó, la fortuna le dio la espalda.

En el Clausura le llegó su chance por la ausencia de Nahuel, jugó tres partidos y en el cuarto se lastimó a los 15 minutos en un partido en el Uni contra el Toluca.

Aquel sábado 4 de febrero del 2017 fue su último partido de Liga con los Tigres. Ese día debutó Aarón Fernández, quien entró en su lugar.

Cuando volvió Guzmán no soltó más la portería. Hoy, el "Patón" acumula más de 100 partidos consecutivos siendo el titular de los Tigres desde aquel torneo, precisamente.

El menos goleado... otra vez

En una de estas madrugadas, estaba viendo la serie de "Maradona en México" que, por cierto, se las recomiendo, trae buen material de la intimidad del "10" y los Dorados.

En ella, sale Palos como el portero de FC Juárez que jugaron contra los Dorados. Llegó a la frontera en calidad de préstamo justo después del Apertura 2017, el de la Final Regia.

Palos se convirtió en el titular y en el Apertura 2018, los Bravos eran superlíderes y lucían para ganar el título y medio ascenso.

Bueeeno, en esa temporada, Palos fue el Portero Menos Goleado del Ascenso MX. Recibió apenas 10 goles y clasificaron en primer lugar. ¡Deja Vu!

Lástima, se quedaron en Semifinales, porque ahí se los echaron los Dorados de Maradona.

Palos fue titular durante el Clausura 2019. En año y medio no se había perdido un solo juego de Liga, peeero cuando el FC Juárez "compró" su ascenso, lo mandaron a la banca.

En este Apertura 2019 no ha jugado un solo partido de Liga. Ha jugado 4 partidos en la Copita, 5 más con la Sub 20. Nomás para eso lo tiene contemplado Gabriel Caballero.

Aun así, a sus 33 años, el portero que ha sido el menos goleado en la Liga MX y del Ascenso MX, algo que pocos, quizá nadie más puede presumir, sigue siendo de Primera.