Columna San Cadilla Norte | 10-11-2019




La transformación

No, señores, no voy a hablar de la 4T que nos tiene bien empinados, sino de la transformación que Tigres comenzó hace 5 años y que hoy lo tiene convertido en un equipo de época por sus títulos.

Pero los campeonatos conseguidos no llegaron por casualidad, es un premio a la constancia, justamente ayer celebraron antes del juego que han clasificado a 11 Liguillas consecutivas. Eso es un récord en torneos cortos.

Esa marca la tenía el América, a partir de ahora pertenece a los Tigres que no se pierden una Liguilla desde el Clausura 2014. Fue justamente después de ese torneo que los felinos echaron a andar un plan para no volver a pasar por eso.

En ese torneo, los Tigres apenas ganaron 5 partidos de 17 y sumaron 21 puntos. Ooobvio, no clasificaron en la Liga y ni siquiera el título de la Copa MX cambió el diagnóstico que hicieron en las oficinas de Sinergia Deportiva.

Era obvio que algo tenía que cambiar, que después del título del Apertura 2011 algo se había perdido en el camino.

Decididos a darle tooodo el respaldo a Ricardo Ferretti, entonces, Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza voltearon al plantel para hacer los cambios pertinentes, ooobvio, en el mismo canal que el "Tuca".

Y a partir de ahí empezó todo...

La limpia

En aquel Clausura 2014 la alineación tipo era con Sergio García; José Torres, Hugo Ayala, Juninho, Jorge Torres Nilo; Guido Pizarro, Jesús Dueñas, Darío Burbano, Damián Álvarez; Lucas Lobos y Alan Pulido. ¿A poco no se acordaban?

También estaban en el plantel Enrique Palos, Gutty Estrada, "La Palma" Rivas, Carlos Salcido, Lugo, Danilinho, Emmanuel Herrera, Édgar Pacheco e Israel Jiménez. Algunos prospectos eran Aarón Fernández, Abel Fuentes, Antonio Arreguín, Luis Castillo y Uvaldo Luna. Con ellos apenas alcanzó para hacer 21 puntos y ganar la Copa MX.

Era momento de tomar decisiones. Ferretti tenía claro a quiénes ya no quería en su equipo, la directiva lo respaldó.

Lobos, con todo y su carácter de ídolo, se tenía que ir. Se lo informaron dos semanas antes del Draft, que lo iban a usar como moneda de cambio.

"Lo veía venir, pero bueno, si es por el mal desempeño creo que todos deberíamos de irnos", dijo algo resentido el argentino. De todos, su caso fue el más sonado, porque además tuvo gestos con los que mostró poca clase.

Lobos tampoco fue agradecido, más bien, todo lo contrario. Actuó mal después de ser vendido al Toluca.

"Qué lindo es llegar al entrenamiento con ganas y que nadie te las saque, vamos a entrenar carajo, vamos Diablos", publicó en redes sociales, aunque aplicó la de "me hackearon" para recular.

Otros que habían sido pilares en el título del Apertura 2011 tampoco cabían. Danilinho, Carlos Salcido y otros. Y en ese tiempo, Alan Pulido entró en pleito. Antes, se había ido Mancilla, era el fin absoluto de "Los 4 Fantásticos", como tal.

El cambio

Ayala, Juninho, Torres Nilo, Pizarro, Dueñas y Damián tomarían otra dimensión a partir del 2014, pero hacían falta jugadores en posiciones claves. Faltaba un portero de jerarquía, un delantero letal y hombres desequilibrantes.

Y llegaron Nahuel Guzmán, Egidio "Cacha" Arévalo, Joffre Guerrón, Marco Ruben y Emmanuel "Tito" Villa.

En aquel Apertura 2014, los Tigres hicieron 31 puntos, o sea, 10 más que un torneo anterior y llegaron hasta la Final de la Liga por primera vez en tres años. Aunque la perdieron, se sentaron las bases de lo que vendría.

Para el Clausura 2015 llegó Rafael Sobis y fueron líderes generales en un torneo muy parejo. Sumaron 29 puntos y el octavo lugar hizo 25. Ése era el Santos que los eliminó en Cuartos de Final. De aquella experiencia también aprenderían.

Luego de una Final y un liderato general, iban por buen camino, pero algo faltaba y desde la oficina hicieron lo necesario para darle ese último empujón para hacer un equipo campeón y, luego, un equipo de época.

The class of 2015

A los que sobrevivieron a la limpia del 2014 y a los que llegaron en ese año se sumaron André-pierre Gignac, Javier Aquino y Jürgen Damm. Habían dado con la tecla. Era lo que faltaba.

Guzmán; Israel Jiménez, Ayala, Juninho, Torres Nilo; Cacha, Pizarro, Aquino, Damm, Sobis y Gignac. Se recitaba de memoria. Sobre esa base han venido trabajando durante 4 años ya y los resultados están a la vista.

Quítale a Jiménez y ponle al "Chaka" Rodríguez, saca al "Cacha" y agrega a Rafael Carioca, que no juega Damm, están los Quiñones, Luis y Julián, ya no está Sobis, pero ahora puedes elegir entre Eduardo Vargas y Enner Valencia.

Que en el camino hubo fichajes fallidos, pero el modelo sigue vigente con el paso de los años.

Se trata de un equipo que alcanzó 11 Liguillas consecutivas y ganó 4 títulos en los últimos 4 años, el Apertura 2015, Apertura 2016, Apertura 2017 y Clausura 2019. En la Liga, no hay otro como éste. ¡Once Liguillas al hilo!

Y no se hizo de la noche a la mañana. En la planeación está la clave del éxito.