Columna San Cadilla Norte | 04-11-2019




LA MANO VIENE TORCIDA...

Vayamos al grano. Las cosas como son: Lo que vimos este sábado de Pandi en el BBVA es un reflejo de la mala elección de los jugadores de ataque para armar un súper equipo y ser campeón, y que no pueda ganarle ni al peor Veracruz de la historia... ¡Ups!

Porque no es creíble que un equipo que cobra bien, que tiene en puerta un Mundial de Clubes, que todos los jugadores tienen aseguradas sus vidas con el contrato de Rayados, sea tan incapaz de ganar un partido contra un club que es todo lo contrario: no cobra, está muuuy lejos de ir a un torneo internacional y sus jugadores no saben ni siquiera qué va a pasar con su futuro inmediato.

Ya sé que me van a decir como los que me recordaban mi tuit del 15 de julio cuando les anticipé que La Pandilla del Cerro de la Silla iba acabar el torneo entre los primeros cuatro lugares. Madres... de todo se acuerdan.

Y encima dirán, fíjate bien, Sanca: "son los jugadores los culpables", "mira cómo arrastran las piernas", "aquél no sabe mandar un centro bueno", "el otro es más frío que una paleta de hielo", y tantos corajes que ha hecho la afición Pandi en los últimos meses.

Peeero, tampoco me pueden negar que todos estos jugadores de los que ustedes me hablan, los visorearon mal, no en cuanto a calidad, sino en cuanto a personalidad o carácter.

Porque desafortunadamente este Rayados sigue viviendo de las glorias que dejó Humberto Suazo; aún no olvido las palabras de Carlitos Barra cuando fue auxiliar de Víctor Manuel Vucetich en el Club de Futbol Monterrey.

"Suazo es un jugador que toma la presión a su favor, es decir, entre más presión existe por ganar, el 'Chupete' mejor juega".

No, pues sí, cuánta razón tenía Don Carlos Barra, porque después de ahí ha llegado una infinidad de delanteros al Monterrey, pero ninguno con una personalidad de, por lo menos, abrir a equipos como San Luis, Juárez o Veracruz, tres de los peores cuadros de la Liga y a los que Rayados no les pudo ganar en este torneo.

Para mí, la culpa es repartida; la directiva creyó que contratando buenos jugadores sería suficiente para encaminarse a lo que se les ha alejado por nueve años: ¡La Liga!, pero no se fijó si estaba fichando a líderes que aparezcan en momentos críticos, todo con el fin del proyecto del campeonato, y como dijo el sábado Ricardo Antonio Mohamed Matijevich: "La mano viene torcida".

PD: Ah, pero ayer Juárez le dio vida a Pandi, pero aquí yo les pregunto: ¿ustedes creen que trae nivel de Liguilla?

'EASY, JANSSEN, EASY, PLEASE'

Así le gritaban una y otra vez ayer a Vincent Petrus Anna Sebastiaan Janssen en el interescuadras de espacios reducidos en El Barrial rumbo al juego de la Copa MX ante Cafetaleros.

Como el holandés aún no domina el español, "Tany" y el cuerpo técnico le dan indicaciones al tulipán en inglés para que no batalle con el idioma, pero el señor Janssen también trae presión encima.

"Mira, el tipo se bota, se mueve, remata y se nota su calidad, no lo podemos ocultar, pero es medio atrabancado, a veces parece que trae una carga de ser él quien tenga que marcar diferencia y a eso súmale que en su país salió a relucir los pocos reflectores que ha generado en México", me reveló mi judas.

En programas deportivos de Holanda ya cuestionaron su llegada a México a los 26 años, luego de estar en el Tottenham de la Premier League. Allá dicen los compas tulipanes que su carrera está terminada en Rayados. No sean gachos con su paisano, qué no ven que sus compañeros ni los centros que mandan llegan al área, ¿cómo fregados quieren que brille?

OTRA VEZ USTEDES DOS PELEANDO...

Los que traen pique de fichajes desde hace varios torneos son Tigres y América; en su momento se pelearon a Matheus Uribe, hace poco a Diego Reyes y ahora que a Cristian Calderón, el jugador de Necaxa.

Irán a decir, pérate, no es momento de fichajes, se puede desestabilizar el equipo y ahorita Tigres está en su momento ideal: el cierre del torneo.

A mí no me interesa si Tigres está en su momento o no, lo que me importa es sacar información. Yo a eso me dedico. Y ahí les va.

Mi Judas hidrocálido, uno que despacha ahí en el Estadio Victoria, me pasó un dato que me hizo recordar algo: "Ojo, mi Sanca, los Tigres nuevamente están tras Cristian Calderón".

El equipo felino ha estado en busca del lateral izquierdo desde el verano pasado, incluso hicieron dos ofertas, el jugador ya había dado el ok, pero los Rayos no quisieron soltarlo, pero ahora los felinos nuevamente van al ataque.

Tigres ha empezado a insistir en el lateral de 22 años, que se especula tiene un valor de entre 7 y 8 millones de billetes verdes, pero al jugador también le salió una novia muy coquetona: el Ame.

El América también está negociando llevárselo, y ahora la puja es entre Águilas y felinos, Calderón, me dijo mi judas, quiere ir con los de Ricardo Ferretti, pero el América parece traer billete para ganar la contienda.

PD: Bueno, los dejo porque se me va el yate. Beso francés a todos.