Columna San Cadilla Norte | 03-10-2019




OJALÁ LO VETEN

Sí, ojalá haya sanción contra el estadio del Toluca por esa gente, que fueron miles y miles, que gritaron "¡Puuutooo!" anoche.

Hasta el cansancio hemos advertido que la FMF y sus directivos están haciendo un arduo trabajo para erradicar por completo, no parcialmente, sino en definitiva, ese grito.

Pero no. La gente sigue haciéndolo como si fuera algo divertido, como si fuera algo positivo o de buen gusto.

Siempre me he preguntado: ¿qué ganan con hacerlo?, ¿qué piensan cuando gritan?, ¿creen que el portero se va a intimidar o enojar?

¿Acaso piensan que el guardameta dirá: "Aaay, mamacita, me ponen nervioso porque me gritan eso"?... Pfff.

Ayer, en Toluca, ya amenazaron con sancionar si lo volvían a hacer.

Actualmente se está en una etapa preventiva tanto en los juegos del Tri como en los de la Liga BBVA.

En la Liga, a partir de la Fecha 15, se va a comenzar a sancionar a los estadios donde su afición haga manifestaciones racistas o insultantes.

El de ayer fue también "partido preventivo", pero a partir del 15 de octubre, cuando el Tri reciba a Panamá, si se manifiestan de esa manera nuevamente, vendrán las sanciones.

Va en serio, señores. La gente lo toma a juego, pero cuando vean al primer estadio vetado, cuando vean un partido suspendido, cuando vean en la Liga que al minuto 20 se retire el árbitro y jugadores por haber escuchado ese grito, ahí van a entender.

No es broma, si se persiste en ese naco grito el árbitro va a retirarse del partido hasta que saquen a la gente.

SÍ, PERO NO

La ola de críticas, mentadas, amenazas y peticiones de despidos para todos los directivos de Rayados no cesa.

A quien más atacan es al señor José González Ornelas. Piden su cese, quieren que se vaya, dicen que es el cáncer del equipo y que es un traidor.

En menor intensidad, pero con el mismo deseo, quieren que correr a los señores Duilio César Jean Pierre Davino Rodríguez, Tonatiuh Mejía Moysen, Carlos Alberto Vela Velázquez, Emilio Herrera Reyes, Javier Rodríguez, Francisco Ríos, Carlos Dávila, y casi casi también exigen que se largue Monty... pero él por espantoso y deforme.

(Hablo del Perro-Vaca, no de Don Rodolfo Guerra; luego no me picha ni una coca en el Taberna).

Cuando alguien pide la salida de un directivo es por algo, por sus malos resultados o porque no lo quieren. Al ver la petición de alguien, pues tendrá sus razones.

Pero la saña con la que están actuando quienes encabezan ese movimiento ya hace pensar que hay intereses detrás.

Que Rayados no tiene resultados... ooobvio.

Que las decisiones han sido malas y los números lo dicen... también cierto.

Que la manera de proceder con su propia afición deja mucho qué desear, pues el trato no es bueno... igual, sí.

Pero ya meterse con las personas, acusarlas de traicioneros, de que desean que pierda Rayados porque "eran Tigres"... ya es fantasear demasiado, es ya tener la mente algo perdida.

Síganle...

TRAE CAMPAÑA

A mí me importa poco si se quedan o no, si los echan o no o si los critican o no.

Pero es justo decir que ya van más allá de lo debido. Hay quien está haciendo su campaña porque lo vetaron del estadio.

Acusa sin tener pruebas. Sólo porque la dirigencia del Monterrey es muy tranquila no actúa, pero fácil puede revirar lo que está haciendo ese cabecilla.

El señor Jorge Horacio Urdiales Flores era Tigre. Jugó en Tigres, se puso la de Tigres, iba al estadio de los Tigres. Lo homenajearon en Tigres. Lo hicieron presidente Pandi y a partir del primer día fue Rayado, porque es un profesional.

Ganó títulos, contrató bien, se moría por sus Rayados y nadie le dijo nada... y eso que tenía un pasado Tigre.

¿Que estos directivos no han conseguido Ligas?, sí, en efecto, y por sus resultados los deben juzgar. Con eso basta, no se necesita alucinar con historias muy fumadas.

Han fracasado porque no consiguen la Liga. La Liga es lo más importante y por eso la afición está así de caliente.

Urdiales era Tigre y no le dijeron nada, porque ganó.

Entonces, señores, ¿el problema son los resultados o el pasado?

Mi hermano Mario Castillejos Valle (QEPD) y yo tenemos años acusando a esta directiva de "Kukluxklanesca" por siempre joder -con decisiones- a los Tigres, desde "las camisas amarillas" hasta no venderles boletos y no ponerles seguridad adecuada... y demás.

Me costa, porque lo oí con estas orejas que en su tiempo besó Doña Sanca tantas veces (era picarona la condenada) cuando el señor Duilio César Jean Pierre Davino Rodríguez dijo que deseaba que Tigres perdiera sus partidos, porque él es muy Rayado. Nadie me lo contó. Lo oí.

Charlas y pláticas de Vela y de Herrera hablar no bien de Tigres. Ver por Rayados.

El 1 de mayo dos de los nombres que traen lloraron de alegría al derrotar a Tigres en la Conca. Y ahora resulta que conspiran contra su equipo, cuando hace meses eran los más felices viendo llorar a los de amarillo.

No defiendo a nadie. Que los echen a todos porque no dan resultados si quieren. Que quede claro, yo coincido con la molestia de la afición y que debe haber represalias por malos resultados. Incluso que alguien se tenga que ir junto con Diego Alonso.

Aclaro: los números son malos y con eso basta -con eso baaasta- para que haya consecuencias, pero de eso a fantasear, crear historias de conspiración y de amenazar a las personas, de casi hacer que pierdan su trabajo, ya hace pensar que algo mal se tiene en la azotea (frase medio chilanga).

Ya sééé, van a decir que cuánto me pagó la directiva y que si ya me llegó el cheque. Y no, es más, me caen mal y yo a ellos, pero ese no es un motivo para decir esa sarta de tonterías.

"Es que son traicioneros, perjudican a propósito a Rayados", oí el martes en un programa.

¡Maaadre mía! ¿Quién en su sano juicio puede creer que José González Ornelas y todo su equipo van a llegar día a día a trabajar a Femsa y al BBVA pensando en cómo joder a Rayados, cómo hacerle que pierdan, cómo hacerle para que Tigres se beneficie y que Rayados no gane Ligas?

El problema es ése, señores, que hay que estar "¡en su sano juicio!"... y pues no.

PD: ¡No más palabras, señor juez!

TRAEN PACHANGA

Los que andan felices con su nuevo vestidor son los jugadores de Tigres, que tienen poco que los estrenaron en el Estadio Universitario y ayer previo a la conferencia de Rafael Carioca se escuchaba una buena pachanga que traían, claro eran momentos de relax al finalizar el entrenamiento, pero se oía buen desmadre entre ellos.

Luego cuando Carioca fue preguntado por la situación que vive Rayados dijo: "Qué bueno que aquí es diferente".