Columna San Cadilla Norte | 09-09-2019




Después de la tempestad...

La semana pasada no fue nada fácil para el Monterrey: fue tormentosa, no al grado de la verdadera tormenta "Fernand", pero hubo rayos y centellas.

Por eso les cayó de maravilla el viajecito a San Antonio, para alejarse un poco del entorno de críticas que había aquí.

El poder de las redes sociales, los #FueraAlonso y demás no hacen tanto eco como muchos piensan. A cuatro horas de aquí, en la Monterrey texana, los paisas andan en su onda y son felices con la sola presencia de su equipo.

Así como los fans del Tri en cualquier ciudad gringa o los más de 60 mil que fueron ayer al Soldier Field a ver a las tristes Chivas contra la Sub 20 del América, los que fueron al Toyota Field para ver el Rayados-León plagados de suplentes fueron a pasarla bien.

Eso le sirvió de relax al señor Diego Martín Alonso López, quien se dejó querer con selfies y más relajado pudo analizar si el sábado contra Necaxa pone juntos a la dupla FunSen (Funes Mori-Janssen). Algo llamativo tendrá que hacer para que la afición no vaya tan molesta al BBVA.

Por eso lo valioso de salirse unos días porque, por ejemplo, el jueves pasado no fue fácil para Alonso.

A la hora de la comida, en La Torrada de Lázaro Cárdenas, un compa de ésos que terminan de trabajar a las 2 de la tarde y luego convierten la comida en cena, vio que estaban comiendo ahí Alonso, el presidente Duilio César Jean-Pierre Davino Rodríguez y José González Ornelas.

En esos lugares uno rara vez observa gente preocupada en las mesas, por eso llamaba la atención la suya, porque era lo contrario.

Aun así mi compa, que es de los de #YoConAlonso, se quiso acercar al técnico de Pandi para tomarse una foto, pero con la mala suerte de que en ese momento se paró de la mesa y se retiró del lugar, como a las 3 y media.

"Iba con su cara de puchero que pone cuando se enoja y mejor ni me acerqué", me platicó mi compa.

Después se fue Davino y al final González Ornelas. Me imagino que el último pagó la cuenta.

En ese lugar le debieron pasar a Alonso el mensaje de arriba que le llegó primero a González Ornelas y a Davino.

Y es que el primer regaño de la semana pasada, tormentosa, fue para los jefes de Rayados de sus jefes de Femsa.

Mi Judas Femsero me contó que no gustó nada la portada de CANCHA ("Ni Foto Merecen", con el fondo en blanco) y no gustó porque fuera ofensiva o estuviera fuera de lugar; no gustó porque reflejó la realidad de Rayados en Ciudad Juárez.

"Las verdades calan y ésta caló feo, Sanca", me dijo mi Judas Femsero.

Las aguas se agitaron la semana pasada y ese viaje a San Antonio fue como la medida del Gobierno del Estado de suspender las clases. Los niños no se mojaron, pero eso no quiere decir que no lloviera gacho. Así en Rayados al irse a San Antonio.

PD: Se alejaron de la tormenta, pero el sábado vienen los Rayos. Aguas.

¿Y la lana?

Hay veces que la noticia no está en el marcador de un juego, sino en lo que sucedió alrededor del mismo.

Resulta que el sábado se jugó un partido entre ex jugadores del Cruz Azul y del Atlante, que fue disfrazado de un supuesto partido de despedida u homenaje para el también ex Rayado José "Chícharo" González, un jugador que hace más de 7 años que ni juega. Pero eso, también, viene pasando a segundo plano.

Bueno, les cuento que cerca del periódico REFORMA, en el viejo Estadio Azul, en la Colonia Noche Buena, se jugó ese duelo que les cuento.

El organizador y promotor de este duelo, Carlos Carrillo, por medio del "homenajeado" "Chícharo" González, buscó a muchos ex atlantistas y ex cruzazulinos para que vinieran a la CDMX para el partido.

¿Qué les prometió?: avión (a los de afuera) y hospedaje, más un pago a cada jugador.

Resulta que se jugó el partido el sábado, empataron 1-1... y que los dejan colgados con los pagos.

"Sanca, te voy a contar lo que nos hicieron", me escribió ayer mi Judas ex Jugador, uno de tantos a los que no les pagaron.

"Nos prometieron pago por jugar, pago de avión y hospedaje, y hoy es fecha que ni avión ni hotel ni pago nos dieron.

"A unos se les prometió (Carrillo) que estando acá reembolsarían lo del avión, y nada. Se fue sin pagarnos", me contó.

"La señora de (Federico) Vilar fue a pedir una toalla (a la recepción del hotel) y no se la dieron porque no estaba pagado el hotel.

"Luis Gabriel Rey tuvo que irse a un hotel cerca del aeropuerto a quedarse. El otro hotel no estaba pagado y con eso se encontraron también 'Chamagol', Muñoz Mustafá y Vilar. Y a ellos ni el avión les pagaron, tuvieron que pagarlo ellos mismos.

"El organizador bajó a decirnos que lo habían robado y que faltaba el corte de la cerveza, pero era puro cuento".

"Nos dijo que aguantáramos, que iba a checar lo del dinero, pero nunca apareció. Ni el 'Chícharo' González tampoco. Los dos se fueron. Dejaron a todos esperando. Nunca aparecieron. Y te cuento que hoy (ayer) en el chat del Atlante, el 'Chícharo' diciendo que faltan un par de cositas para resolver, pero lo cierto es que fue un desmadre".

Así tal cual me lo contó mi Judas ex atlantista, quien fue uno de los timados.

La entrada fue mínimo de 10 mil aficionados, con un boleto en costo de 150 pesos.

La otra parte de la historia, la del organizador Carrillo, dice que el problema fue que el Estadio Azul reportó una entrada de 4 mil, y que había mucho de diferencia en el dinero que les querían entregar, y que por eso no lo agarraron.

PD: "Ah, Sanca, ahí andaba Missael Espinoza, pero no sé si tenía participación o no".

Posdata

Señor Padre Nuestro que estás en los Cielos, te pedimos de la manera más atenta, más suplicante, con una devoción piadosa, con el alma y desde el fondo de nuestros panaderos corazones, que ya hagas algo para que las malditas, intrascendentes y aburridas Fechas FIFA se mueran.

¡A quién demonios le importan los juegos de la Fecha FIFA!... no son -para nada- las de antes, sobre todo desde que está la Liga de Naciones.

Entre esa Liga de Naciones de Europa, las eliminatorias para la Eurocopa y Eliminatorias para el Mundial, los europeos jamás juegan amistosos ante los de otra parte del mundo.

Y ni modo de ver un Honduras-Jamaica.

Dios, mándale el Armagedón a la maldita Fecha FIFA.

PD: ¡Que viva nuestra Liga MX!