Columna San Cadilla Norte | 01-09-2019




Rayados de Juárez

El Monterrey vuelve a jugar hoy un partido en Ciudad Juárez, una sede a la que han estado ligados a lo largo de su historia por diferentes razones.

Nadie se puede olvidar que fue ante las Cobras de Ciudad Juárez de Eduardo Bennett contra quien consiguieron su primer campeonato de Copa en 1991 con aquellos goles de Germán Ricardo Martellotto y Guillermo Vázquez.

Pero tampoco pueden dejar de lado que ahí se terminaron de formar unos chavitos como Jonathan Orozco y Jesús Zavala, quienes se convirtieron en históricos del club con el paso de los años.

Hasta hace 15 años, los Rayados tenían en esa ciudad a su filial de Primera A, cuando era obligatorio que los clubes de Primera División tuvieran un equipo en el ascenso. Ése era el último filtro para dar el brinco definitivo al primer equipo.

La sucursal albiazul se llamaba Cobras de Ciudad Juárez y se mudaron ahí en el 2001. Durante ocho torneos sirvió para preparar a sus prospectos, rodeados de algunos jugadores de experiencia.

Orozco, Zavala, Miguel Morales, Clemente Ovalle, Elliot Huitrón, Pierre Ibarra, César Adame, Tomás Banda, Ricardo "Pepito" Martínez, Joel Morales y varios más pasaron por ese equipo.

Todos ellos, así como otros que estuvieron de paso como Raúl Salazar, Rodolfo del Real, Carlos Alanís, Arturo Alvarado, Hugo Meléndez, Ángel Salcedo y Francisco Rueda, entre otros, llegaron a debutar en Primera División.

Sin embargo, está claro que Orozco y Zavala fueron los más destacados de esa cantera juarense, acumuladores de títulos de Liga y de la Concacaf, que hoy extienden sus carreras en otros equipos todavía.

El 'renacimiento' de Cobras

Ya que les recordé o presenté a las Cobras rayadas (por si alguno ni idea tenía de que alguna vez existieron), les voy a contar cómo fue que resurgieron. Obvio, estas Cobras no tienen nada qué ver con las Cobras que habían descendido en 1992.

De hecho, esa franquicia que se convirtió en las nuevas Cobras en el 2001 tiene mucho más que ver o, mejor dicho, tienen tooodo que ver con Tigres. ¿Cómo dijo?

Tal cual lo leen, aunque ahí se fogueaban los jugadores más avanzados de las Fuerzas Básicas del Monterrey, la franquicia de Ciudad Juárez le pertenecía en el papel a Tigres.

La franquicia de Primera A de los Tigres tuvo su casa en Ciudad Juárez entre 1999 y el 2001, año en el que decidieron que era momento de tener a los jugadores más cerca para su observación y posible incorporación al primer equipo.

Entonces, empezaron las negociaciones para llevar al equipo a Saltillo, plaza donde Rayados tenía a su filial, Coyotes de Saltillo. La mudanza del equipo a Coahuila era viable, pero había un inconveniente.

La condición que ponía Ciudad Juárez para dejar ir a Tigres era que le llevaran una franquicia de la misma categoría, tal y como estaba estipulado en el contrato.

Entonces, pensaron en intercambiar franquicias con los Rayados, pero no fue posible hacerlo de manera definitiva.

El problema que surgió era que para que Rayados fuera a Ciudad Juárez como nuevo dueño, tenía que tener la anuencia de los Astros de Segunda División, que eran propiedad de Grupo Modelo, rival de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma.

Además, tampoco era posible que Tigres comprara a los Coyotes de Saltillo, porque estaban intervenidos por Hacienda.

¿Cómo lo resolvieron? Pues se prestaron uno al otro las franquicias y listo.

De esa forma se aseguraba la continuidad de un equipo en Ciudad Juárez con las Cobras rayadas, aunque usaban la franquicia de Tigres, y en Saltillo, los Tigrillos hacían lo mismo con la franquicia prestada por Rayados.

Nadie sabe para quién trabaja

En esa época ocurrió algo muy curioso. Mientras las Cobras de Ciudad Juárez fogueaban jugadores albiazules usando la franquicia de Tigres, en Saltillo, los Tigrillos estuvieron muy cerca de lograr el ascenso con la franquicia de Rayados.

Fue en el Torneo de Verano 2002, cuando los Tigrillos de Saltillo llegaron a la Final, contra todo pronóstico. Habían clasificado a la Liguilla vía Reclasificación. Hicieron 24 puntos en 19 partidos y en el Repechaje eliminaron al Toros Neza.

En Cuartos de Final dejaron fuera al superlíder Atlético Mexiquense, en Semis pasaron por encima del Tampico Madero y en la Final les tocaba jugar contra el Real San Luis.

En el partido de ida, que se jugó en el Estadio Francisco I. Madero, los Tigrillos golearon por 4-1 con goles de Luis Álvarez, Valtencir Gomes, Aurelio Molina y Aldo De Nigris. Sí, desde entonces, ya "jugaba para Rayados".

Peeero, en el partido de vuelta fueron goleados 3-0 en tiempo regular y un gol de Moctezuma Serrato en tiempo extra decidió el título a favor de los tuneros.

¿Qué hubiera pasado si Tigrillos ascendía con la franquicia de Rayados?

Juárez sigue siendo regio

La conexión que existe entre los equipos regios y Ciudad Juárez sigue hasta la fecha. Taaanto que tienen más jugadores nacidos en Monterrey que los propios Rayados y Tigres, dato que sacó Chito Carvajal, "El Francés" de CANCHA.

En el plantel de los Bravos están Luis López, quien jugó en Rayados, Eder Borelli, Manuel Viniegra e Israel Jiménez, que se hicieron en Tigres.

Y eso sin contar los otros jugadores como Enrique Palos, que no son regios de nacimiento, pero jugaron o pertenecen a Tigres, por ejemplo. Hasta cierto punto, en Ciudad Juárez sigue existiendo una sucursal del futbol regio.