Columna San Cadilla Norte | 11-08-2019




Renovación rayada

En poco más de un año, en Pandi tomaron la decisión de renovarle el contrato a José Basanta, Dorlan Pabon, Celso Ortiz y están por hacerlo con Nico Sánchez.

Además, en este periodo trajeron a Marcelo Barovero y Miguel Layún, todos jugadores que superan los 30 años de edad.

Uno voltea a ver la alineación y es obvia la experiencia acumulada en el equipo, porque aparte de estos cinco jugadores también tienen otros veteranos como Leonel Vangioni y Avilés Hurtado, sin contar que Jonathan Urretaviscaya también tiene 30.

Se está haciendo viejo el equipo, es la primera conclusión rápida que uno puede hacer, y sí, en el sentido estricto así es, pero luego uno voltea a ver el plantel entero y notas que prácticamente para cada uno de ellos ya tienen el cambio generacional.

Así como un día Diego Alonso puede decidirse por jugar con Barovero, Layún, Nico, Vangioni, Celso, Dorlan, Avilés y Urretaviscaya al mismo tiempo, bien podría parar un equipo con jugadores mucho más jóvenes y en varios casos sin sacrificar calidad.

Pandi tiene una base para el futuro, una vez que se les vayan terminando los contratos a los "viejitos".

Terminan contrato

Para empezar hay que decir que a algunos de esos "viejitos" se les termina el contrato en menos de un año.

Es el caso de Barovero, que tiene 35 años de edad, de Avilés, que tiene 33 años, de Vangioni, que tiene 32 y Basanta, que va para 34, y que terminan contrato en junio del 2020.

De hecho, José podría decidir retirarse en diciembre próximo por la lesión que tiene en la cadera.

Pues todos ellos ya tendrían reemplazo sin necesidad de ir al mercado, porque están Luis Cárdenas (25 años), Pizarro (25), Gallardo (24) y Montes (22). Dos de ellos son hasta hechos en casa, son de sus propias Fuerzas Básicas.

Pero la cosa no para ahí, para el 2021 se iría Celso, por ejemplo, y listo está Jonathan González, oootro de cantera, que tiene 20 años y dos años en Primera División.

Y le sigues en otras posiciones, cuando les toque la salida a Urretaviscaya o Pabon, ya tienen a Maxi Meza para rato porque tiene 26, Charly Rodríguez (también hecho en El Barrial) que tiene 22, hasta el Ponchito González, si lo dejan por fin las lesiones.

Adelante, Funes Mori, a sus 28 años de edad, todavía puede dar, así que podría ser el siguiente en anunciar una extensión del contrato, sin contar ooobviamente al holandés Vincent Janssen, que tiene 25 años de edad.

Un 11 respetable

Si hacemos una alineación sacando a los mayores de 30 años y dejando a la nueva savia albiazul queda un equipo más que decente que, claaaro, deberá ser apuntalado para tener no sólo una alineación fuerte sino que mantengan un plantel contendiente.

Por lo pronto ahí les va, qué les parecería que jugaran Luis Cárdenas, Edson Gutiérrez, Stefan Medina, César Montes, Jesús Gallardo, Jonathan González, Carlos Rodríguez, Maxi Meza, Rodolfo Pizarro, Vincent Janssen y Rogelio Funes Mori.

Y todavía detrás de ellos tenemos al portero Edson Reséndez, a los panamericanos Johan Vásquez, Eric Cantú, y los que vienen jugando en la Copa, Daniel Parra, Axel Grijalva, el ex Toledo William Mejía, Alfonso Alvarado y Michell Rodríguez.

Siiin olvidar al "Gordo", como le dicen sus amigos a Eduardo Banda, que la ha descosido en categorías menores como campeón de goleo y en su primer partido ya le puso medio a gol a Layún. Todos estos, son hechos en casa, también.

No digo yo que con eso baste para ganar una Liga, pero está claro que hay "recambio", como dirían en Sudamérica, aunque esa palabra no exista. Después los arroparán con gente de afuera, como ha sido la fórmula reciente.

Y tienen 18 años...

De hecho, los chavitos Michell y Banda, ambos de 18 años de edad, son de los que sacaron la cara esta semana.

Rodríguez llamó la atención por su velocidad, por su decisión para ir por un balón casi perdido en una banda y luego meter un pase medido a Vangioni para empatar el juego en Chiapas contra Cafetaleros en la Copa.

Y, bueno, de Banda pues ya dije que colaboró con lo suyo para ganarle al Morelia en la Liga.

Con los veteranos hay presente y tienen sus últimas chances para dejarle algo al club, pero parece que hay futuro en Pandi.