Columna San Cadilla Norte | 09-08-2019




D'ESE PELO...

Mi Pandilla del Cerro de La Silla, como le dice San Cadilla, juega hoy.

¿Les informo algo sin temor a equivocarme por lo que veo, o mejor dicho, por lo que me dice mi Judas Pandi?, pues que hoy llegará a 6 puntos.

Las charlas con los Judas a veces no son tan fáciles, y menos en un equipo complicado como mi Monterrey. Pero bueno, al final del día siempre llego a ellos.

No quiso ahondar en qué sucedió en el vestidor al medio tiempo en el juego ante León, pero sí me dijo que el segundo tiempo de ese juego del sábado es el Monterrey que ya verán desde la Fecha 4.

Quise ser honesto y le dije que en el futbol, al menos aquí en México, puedes dar un muy buen partido y al siguiente uno malo, que no existe consistencia, y así lo vimos en el Rayados del torneo anterior.

Un ejemplo es el Veracruz. Quien vio el juego de la Fecha 2 en el que empató 3-3, el Tibu fue agresivo, jugó por momentos bien y hasta pudo ganar el partido. Muchos dijeron: "¡¿Qué pasóóó?!, es el resurgir del Tiburón".

Y mooothers, que el Necaxa le clava 7-0 en la Jornada 3, ¿y dónde quedó ese buen juego de una semana anterior?

"Nosotros ya sabemos a dónde vamos (así me dijo, pero bueno) y lo que queremos. Hace dos torneos te dije que pusieras y aseguraras que ganaríamos un juego de visitantes, lo pusiste y ganamos. Hoy te digo que puedes hacer lo mismo. No te vas a equivocar".

Oooigan, pos qué... de mi Judas Pandi para asegurarlo así tan contundente. Y como él me dijo, y me lo juró por su mamacita santa (bueno, esto es agregado mío), pues lo pongo: Pandi dormirá la noche de hoy con 6 puntos y en el Tabernabeu mi compa Don Rodolfo Guerra, mejor conocido como "Monty", agarrará la jarra de manera sabrosa.

(Bueno, cabe aclarar que "Monty" hasta porque un keniano gana un maratón en Australia lo celebra de lo lindo duro y dale con sus Tabernaboys).

Si mi Judas Pandi dice que no hay duda del triunfo... pues no hay duda.

PD: Si no, que el pueblo se lo reclame.

NOMÁS FALTARÍA...

Yhablando del "pueblo", déjenme les aclaro algo, algo que es del momento.

Las actuación de los atletas mexicanos en Lima 2019 no son obra de la casualidad, del Espíritu Santo y -mucho menos- del "apoyo" que les ha brindado la 4T a los deportistas desde que tomó las riendas del País en diciembre pasado.

Ganar una medalla es un proceso que tarda años. Muchos de los deportistas tricolores que se han colgado preseas en los actuales Juegos Panamericanos llevan años trabajando, algunos desde que eran pequeños y otros desde el 2017 que comenzó el actual ciclo olímpico rumbo a Tokio 2020.

Un deportista de alto rendimiento tarda años para formarse y dar resultados a nivel internacional, y si se trata de un seleccionado olímpico, el proceso es aún más complejo por lo que no se puede presumir que los resultados de la delegación mexicana en los Panamericanos sean producto de esta administración federal que apenas lleva ocho meses.

Los trofeos de todos los colores ganados hasta ahora en Lima 2019 son en su mayoría producto de los esfuerzos personales y del respaldo de las familias con sus deportistas, incluso el mismo Presidente Andrés Manuel López Obrador lo ha reconocido dos veces en menos de 15 días, por lo que sorprende que una vez más directivos de todos los niveles se estén colgando esos resultados.

¿No que la Cuarta Transformación también había permeado al deporte y por ende nada sería igual que antes? Ya ven que era mentira.

Además, en estos meses del sexenio lopezobradorista los deportistas han sido víctimas del recorte de sus becas, por mucho que la titular de la Conade, la señorita Ana Gabriela Guevara Espinoza, afirme que son "ajustes" y de la limitación para competir o hacer campamentos en el extranjero por falta de recursos. Más de un seleccionado nacional se ha quejado de eso.

Y por si fuera poco, por lo menos una decena de medallistas de oro en Lima 2019 no recibe beca del Fondo para Deportistas de Alto Rendimiento (Fodepar), programa de la Conade que apoya a los deportistas elite del País.

Y PEOR

No hay que olvidar que la presente administración morenista cerró el Centro Antidopaje, que contaba con certificación de la Agencia Mundial.

Y eso no es todo. Además eliminó en todo agosto el servicio médico, alimentación y hospedaje a los atletas en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), por falta de recursos. Aunque después avisaron que reactivarán estas áreas el próximo mes.

Así que lo mejor será abstenerse de acreditarle estas medallas a la administración de AMLO, y lo mejor es apoyar más al deporte, pero con programas concisos y no con falacias como prometer apoyos mensuales por 20 mil pesos durante un año a todos los seleccionados panamericanos siempre y cuando se venda la casa de un delincuente de cuello blanco.

Los deportistas que lleguen a Tokio 2020 lo harán con la inercia de la gestión anterior que inició el ciclo olímpico rumbo a la cita nipona con los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, no con la actual.

Y lo curioso es que en el interior de la Conade varios directivos se cuelgan medallas y hasta hacen fiesta diciéndole a todos que el éxito obtenido en los Juegos Panamericanos es gracias a la visión de la 4T.

(No me extraña. Lo vemos en todos los rubros de esta administración).

Así que López Obrador y Esteban Moctezuma (SEP) tendrán que rectificar el rumbo y dejar de apoyar solamente al beisbol, deporte privilegiado por el gobierno actual.

Aaah, por que eso es otro tema: el señor Presidente decidió dedicarle más de mil millones a su beis, casi lo mismo que a tooodos los otros deportes del País.

Entre presupuesto para Academias Probeis (350 millones de pesos) y la compra de dos estadios en Sonora (475 y 582 millones), da un total de 1,407 millones de pesos... sólo para ese deporte.

¿Y para tooodos los demás? El apoyo anual para la Conade es de 1,718 millones.

Así es que las 27 medallas de oro no se las cuelguen, que esto es trabajo de años atrás.

PD: Porque son capaces de creer que son suyas.