Columna San Cadilla Norte | 05-08-2019




LE NUMÉRO 1

La cancha de Pumas, el Estadio Olímpico Universitario México 1968, tiene el nombre tan largo como el historial de Tigres ahí logrando cosas importantes.

Primero en 1978 obtuvieron su primer título de Liga y en el 2015 iniciaron la seguidilla de Ligas con el primer título en la "Era Gignac".

Y tuvo que ser precisamente ahí donde el señor André-pierre Christian Gignac anotó el gol 105 que había buscado ya por cinco partidos para superar al señor Tomás Juan Boy Espinoza como máximo goleador en la historia del club.

Tenía que ser contra sus clientes los Pumas, a los que ya los vacunó 9 veces, igual que a León y Querétaro, sus otros clientazos.

"Andaba súper feliz, similar a cuando fue campeón por primera vez en Pumas", fue lo primero que me contó mi Judas cuando le hablé y vi que el francés no había declarado en el Aeropuerto al volver a Monterrey y que en el camino lo habían entrevistado en el club, pero con unas preguntas tan emocionantes como ir a Plaza La Silla los domingos.

Así que por eso acudí a él, a mi Juditas, para saber más del día histórico del goleador histórico. Del nuevo "# 1" de Tigres.

"Lo primero en lo que pensó fue en agradecerle a los Libres y Lokos".

La señal que hizo en CU tras su gol 105 fue la misma que hizo cuando llevaba cero goles, el día que aterrizó en la Ciudad, el 18 de julio del 2015.

"Le prometió ese gol a los Libres y por eso el gesto en el festejo con los que viajaron a Pumas", siguió platicando el Judas.

"Todo el viaje se la pasó viendo las redes sociales, quería realmente sentir lo que acaba de lograr".

"Y en el avión decía Gignac que anotar 105 goles en México es algo que no imaginó".

"Por eso su felicidad".

PD: Monsieur André-pierre, vous êtes déjà numéro 1, vous êtes déjà le meilleur joueur de l'histoire des Tigres... ¡le numéro 1, sans doute!

NO TODO ES FELICIDAD

Los que no estaban muy contentos que digamos fueron los comentaristas de izzi que estuvieron ayer en la transmisión de Pumas vs. Tigres.

Bueno, digamos que los primeros enojados eran los seguidores de Tigres que ahora también les aplicaron el exclusivo en izzi en los partidos de visitantes, cuando los partidos en Pumas eran de los pocos que se podían ver en tele abierta.

Por el bien de su afición, ojalá y vengan pronto los cambios en eso, porque no puede ser que sea más fácil de ver un Juárez vs. Toluca a las 7 de la noche que un Pumas vs. Tigres a las 12. Digo, si es que quieren que la marca Tigres siga creciendo más allá de Gonzalitos, como lo demostraron las buenas entradas en Guadalajara la semana pasada y ayer en la Capital.

Y se supone que el plus de que Tigres pase sus partidos por afizzionados es que es un canal pro Tigres, pues ayer fue todo lo contrario. Al que le sabe a la actualidad de Tigres, Toño Nelly, lo mandaron a TUDN gringo y acá dejaron a unos que estaban maravillados por que la VVG, Vargas-Valencia-Gignac, iba de inicio, cuando desde hace mucho el ecuatoriano no es el mejor complemento de ataque.

Empezó el juego y lo que se esperaba, unos Tigres modorros que de milagro no se fueron 2-0 abajo al medio tiempo, pero los más enojados eran los comentaristas. El único imparcial, como buen entrenador, era Rafa Puente.

Pero los demás siguieron analizando con la camiseta, como cuando Jaison Angulo saltó con codazo dos veces, primero con Eduardo Vargas y luego con Enner Valencia y se fue expulsado justamente por dos amarillas, pero pa' mis compas de la CDMX eran rigoristas, pero eso sí, sin ver ya querían que echaran a Hugo Ayala al primer minuto de juego.

En la de Edu sí tenían razón, nadie puede decir lo contrario, lo debieron echar.

Y también tenían razón en señalar que Gignac no había rematado en todo el partido, pero cuando lo hizo por primera vez y anotó gol, el análisis posterior fue recalcar insistentemente que sólo había rematado una vez, como si eso fuera motivo para quitarle mérito al gol 105.

PD: ¡Por eso preferimos a Martinoli y al Doctor!, insistieron ayer varios tuiteros Tigres.

BUROCRACIA RAYADA

Una lesión siempre le complica la vida a cualquier jugador, pero si eres jugadora de Rayadas, la cosa se torna más difícil.

No es sólo la molestia física sino la burocracia que le ha afectado a algunas de las Pandis.

Resulta que ahí últimamente las jugadoras han tenido que atenderse por su cuenta en sus rehabilitaciones, pues de aquí a que les autoriza el club dichos procedimientos se pierde tiempo valioso, por lo que mientras son peras o son manzanas ellas ponen de su bolsa para atenderse rápido y regresar pronto a las canchas.

Yo supongo que después les devuelven la lana como cuando uno hace ese proceso con el seguro, con el llamado reembolso.

Mi Judas Rayadita me dice que hay dos casos en los que esa situación se ha dado.

Con Diana Evangelista, quien estuvo fuera como 4 meses por un desgarre de cuadríceps, y recientemente con Daniela Solís, lesionada de la cadera, y que fue operada hace poco más de una semana.

Con "Evans" el caso fue más grave y tardado, pues se demoraron más y lo de Solís la situación va empezando.

Se preguntarán ustedes, ¿porqué pasa esto en un equipo profesional?, pero como ya les había contado, a las chavas las tratan operativamente como si fuera una Sub, no como al primer equipo, pese a que la Liga Femenil crece cada vez más.

Ojalá la directiva resuelva esos "detallitos" administrativos, porque hay otros que luego les contaré.