Columna San Cadilla Norte | 30-06-2019




Qué susto, 'Tata'

Ay nanita, ya nos andaba con los ticos.

Dicen que Costa Rica es "Pura Vida", pues no tanto cuando se trata de futbol. A nada estuvo el Tri del "Tata" de sumar su primer fracaso. Quedó en aviso.

Lo que sí se acabó fue la racha y justo antes de alcanzar la de Juan Cambios Osorio. Con el colombiano de las rotaciones ganaron los primeros nueve juegos, con Martino se quedaron en siete, empataron el octavo.

Le habían ganado a Chile, a Paraguay, a Ecuador, a Venezuela, o sea, a media Sudamérica, luego le siguieron por el Caribe y vapulearon a Cuba, surtieron a Canadá y batallaron un poco con Martinica.

Con los ticos se toparon y ya les andaba.

Si el "Tata" y nosotros creíamos que la teníamos hecha, pues ya nos dijeron que no.

No hay que alarmarse, pero sí estar más atentos.

El primer aviso llegó y fue para casi dejarnos fuera de la Copa Oro.

Martino casi reprueba su primer examen y no podemos decir que va a graduarse.

Lo de anoche sirve de alerta para las Eliminatorias y la mentada Liga de Naciones.

Día maldito

Yo no soy de los que creen en maldiciones ni nada por el estilo, pero yo sí pediría que el Tri no vuelva a jugar un 29 de junio. Cero y van siete que no gana el Tri en este "día maldito". Por lo menos en éste empataron y alcanzaron a ganar en penaltis. Antes, puras tragedias.

O sea, hace dos años, en 29 de junio, Alemania nos puso una friega en las Semis de la Copa Confederaciones con el equipo "B", 4-1 quedaron ese día. Ésa no fue la única vez que los teutones nos ganaron en ese día y en Confederaciones. En el 2005 nos vencieron 4-3 por el tercer lugar.

Y no es todo, ¿o no se acuerdan del Mundial de Francia 98? Sí, también era 29 de junio.

Como también era 29 de junio hace cuatro años en el Mundial de Brasil. El día que nos sacó Holanda con aquel penalti que Rafael Márquez le cometió a Arjen Robben.

Y así le podemos seguir hacia atrás, hasta 1966, que fue cuando inició todo con una goleada de 5-0 que nos ensartó Italia. Anoche, Costa Rica por poco y se suma a la lista de verdugos del 29 de junio.

#NoEraPenal

Todavía me quedan dudas si era penal o no aquel que Márquez le cometió a Robben. Veo la jugada y a veces me parece que lo pisa, en otras creo que Robben hace mucho teatro. Y, claro, para los heridos, pues #NoEraPenal.

Bueeeno, pues vayan retomando el hashtag, porque ayer aplica perfecto cuando pitaron como penalti la supuesta falta del "Chaka" Rodríguez. Para empezar, si es que hay falta, hasta parece que es afuera del área. Una cosa es el error del jugador, Rodríguez se equivocó, y otra que también se equivoque el árbitro. Ya le voy creyendo al Wikipedia que describía a John Pittí como "malísimo". Lo es.

Éste es el mismo que ni falta señaló cuando Paolo Goltz casi le vuela la cabeza de una patada a un jugador del Herediano de Costa Rica. A lo mejor traía eso en su conciencia, porque justamente le dio un penalti a Costa Rica contra México.

Después de aquel juego, a Pittí le llovieron críticas y él aceptó que no estaba para pitar aquel juego porque días antes había fallecido su papá. O sea, que estaba desconcentrado.

Si la Concacaf piensa que ayer se equivocó, pues Pittí le ha dicho adiós al torneo. Siiin duda.

¿Y el VAR, Conca?

El mismo día que vimos cómo el VAR anuló tres goles a Uruguay contra Perú en la Copa América, extrañamos de a mother a la tecnología en la Copa Oro. Pero la Concacaf no piensa cambiar.

En ningún torneo de la Concacaf ha habido VAR, ni en la Concacaf League ni en la Liga de Campeones de Concacaf y tampoco en la Copa Oro.

La excusa, barra, pretexto, argumento o como le quieran llamar de la Concacaf para no usar el VAR en los torneos de clubes es porque no todos los estadios están listos para montar el equipo necesario.

Y pues en esta Copa Oro, es la miiisma cuestión. Esta edición de la Copa Oro se jugó en tres países. En Estados Unidos, donde sus estadios claaaro que están listos para el VAR, porque hasta la MLS lo utiliza, en Costa Rica y en Jamaica.

Hubo dos partidos en el Estadio Nacional de San José y dos más en el Independence Park de Kingston. Y ahí es donde manda la misma lógica que en los torneos de clubes.

Eso sí, una vez más quedó demostrado que se necesita.