Columna San Cadilla Norte | 09-06-2019




Tantita m... emoria

Qué escándalo se ha hecho porque hubo un grupo de seleccionados que decidieron no jugar la Copa Oro, que arreglaron con Gerardo Martino para no acudir o que, de plano, le avisaron que no contara con ellos.

Todos sabemos quiénes son, pero por si anda algún despistado, se los recuerdo. Se trata de Javier Hernández, Héctor Herrera, Jesús "Tecatito" Corona y Carlos Vela. Todos ellos juegan en el extranjero y por distintos motivos le dijeron "No" al Tri.

El "Chicharito" que, en una concentración anterior ya le había pedido permiso al "Tata" para ausentarse unas horas y casarse, esta vez prefirió brincarse la convocatoria entera porque quiere estar en el nacimiento de su hijo.

Eso dijo, aunque en una entrevista con Fox Sports dejó entrever que toooda la bronca es de lana. Que el Tri no paga suficiente.

El "Tecatito" nomás mandó decir que no viene y antes se había bajado de la primera lista de Martino por lesión. Su compañero en el Porto, Herrera, le dio prioridad a su fichaje con el Atlético de Madrid y a conseguir la nacionalidad portuguesa para ello.

Y Vela, pues Vela sí le dijo que mejor le den oportunidad a otro. El mismo Martino reconoció que fue el más honesto.

La bronca es que si bien el Tri le ganó a Venezuela sin ellos y antes, cuando estaban, tampoco hicieron nada extraordinario, hay voces que los señalan casi como si fueran desertores y de antipatriotas no los bajan.

Ya cada quien analizará cada caso, pero ha habido "líderes", "íconos", "ídolos" del futbol nacional que antes de abrir el hoc..., la boca, deberían tener tantita mad... tantita memoria.

Rafa Márquez

El ex capitán del Tri se la dejó caer a los que se negaron a ir a la Copa Oro.

"El futbol ha cambiado, el mundo ha cambiado y el tema de las redes sociales, la fama, el dinero afecta a los profesionales y eso genera un confort y no un compromiso con la Selección. Hoy los chicos prefieren ganar seguidores o ganar tres pesos en lugar de un millón y esa actitud la debemos cambiar", les dijo Rafa Márquez.

El problema es que como que se le olvidó que él mismo dejó tirado a la Selección en pleno torneo y echando mentiras para justificar su salida.

Y no estoy hablando del permiso que le dio Juan Carlos Osorio en plena Copa América del 2016, cuando se perdió tres días para el nacimiento de su hijo, regresó, jugó y nos recetaron un 7-1 histórico los chilenos. No, no hablo de ésa.

A la que me refiero es a la Copa América Venezuela 2007, cuando de pronto le surgieron las ganas de no seguir en el torneo. Perdieron 3-0 en Semifinales contra Argentina y minutos después de terminado el juego avisó en conferencia de prensa que se iba.

Explicó que tenía que reportar de inmediato con el Barcelona para hacer la pretemporada, pero unos días después apareció muy contentito en la boda de su amigo Pável Pardo, quien, por cierto, había jugado la Copa Oro y se negó a jugar la Copa América.

A esa Copa América también se habían negado a ir Ricardo Osorio y Carlos Salcido, dicho sea de paso.

Hugol

Las negativas de los seleccionados trajeron cualquier cantidad de opiniones como la de Ricardo Osorio, quien que se quejó de que por haberse negado a ir a aquella Copa América, Hugo Sánchez, que era el entrenador, lo vetó de la Selección.

"No sé ni qué haga, si vive de los recuerdos y ahora quiere tomar protagonismo en los medios. Me da pena que pidieran permiso porque estaban cansados del torneo tan largo en Europa, sólo querían ir a uno. Les pregunté: '¿cuántos años tienen? Vacaciones tendrán cuando se retiren", reviró Hugo.

Aquí la cuestión es que el "Penta" sí acepta que, por lo menos, les recriminó por no querer ir al Tri y exponer esos motivos.

Es otro de memoria corta. Se olvida de su historia. Y no, no hablo de cuando se negó a entrar a un partido del Mundial de Estados Unidos 94 nomás porque no compartía lo que quería hacer Miguel Mejía Barón.

Me refiero a cuando no quiso ir a una gira por Oceanía con el Tri por privilegiar su contrato con el San Diego Sockers.

Se le olvida que en aquella ocasión no tuvo ninguna repercusión y después jugó tres Mundiales en los que, dicho sea de paso, poco hizo.

Y la lista es larga...

Los nombres de los "desertores" la pueden integrar hasta gente que hoy es puesta como ejemplo de amor a la camiseta y a la Patria, como Guillermo Ochoa. ¿A poco no se acuerdan que en la época de José Manuel de la Torre también declinó convocatorias?

Es más, lo hacía porque no le aseguraban ser titular en el Tri. Que los tiempos cambian, sí, pero hay que tener memoria.

No es por defender a los que no vienen, pero tampoco es para llorarles y menos si quienes critican hicieron lo mismo de a quienes hoy juzgan.