Columna San Cadilla Norte | 02-06-2019




El golazo de Nayeli

Es el primer domingo sin nuestra querida Liga MX y de aquí hasta dentro de dos semanas no tendremos futbol oficial, o sea, hasta que empiecen la Copa Oro y la Copa América.

Así que nos daremos un "break" y como también me da muuucha flojera pegarle al futbol de estufa, pues eso también lo voy a dejar para otra ocasión.

Esta vez no les contaré de lo que pasa en la cancha y tampoco en las oficinas. Voy a contarles de otro tema que, estoy seguro, tiene más impacto, al menos, socialmente.

Quizá algunos lo habrán oído antes, pero muchos más ni enterados están acerca de "Common Goal", algo así como "Meta en Común" en español si lo traducimos literalmente. Pues este programa fue creado por Jurgen Griesbeck, Thomas Preiss y el futbolista español Juan Mata, quien fue el primer jugador en comprometerse con la causa.

Tiene un par de años de existencia y ha ayudado a cientos de personas en varias partes del mundo. Actualmente ya son más de 500 personas las que están involucradas, pero sólo una, apenas una de esas personas nació en México. Esa persona es Nayeli Rangel.

Síganle...

Crack dentro y fuera de la cancha

Nayeli Rangel, jugadora de Tigres Femenil, es la única mexicana (o) que se ha sumado a la iniciativa de Mata y varios más.

¿Cómo participa? Pues igual que los demás, es decir, donando, por lo menos, uno por ciento de su salario anual para colaborar con alguna obra a través de una de las 132 organizaciones no gubernamentales con las que trabajan.

"Me sumé a Common Goal como alguien que se mueve por las injusticias y sabe que a través del modelo de Common Goal puedo ayudar a la gente que lo necesita con la garantía que mi aportación llegará a ellos".

Eso es lo que Rangel expuso en el propio sitio donde se pueden ver los testimonios de otros futbolistas de talla mundial que anualmente donan una parte de sus cheques a este programa, cuyos frutos ya se ven en lugares de todas partes del mundo.

O sea, si ganas 100 mil pesos, lo que donas al año son mil pesos. No suena mucho, pero sumando voluntades es como se hace un impacto grande.

La campeona del mundo Alex Morgan, de Estados Unidos, es una de las futbolistas que también aportan, así como el italiano Giorgio Chiellini, el danés Kasper Schmeichel, el alemán Mats Hummels y el japonés Shinji Kagawa.

Es más, hasta el "Enfant Terrible", Eric Cantona, también "se pone la del Puebla".

¿Cómo funciona?

El 90 por ciento de lo que recauda Common Goal va directamente a alguna de las organizaciones con las que colabora y a las que se pueden sumar. Ellas tienen fines específicos como combatir la pobreza, el desempleo o alguna enfermedad.

Por ejemplo, una de las organizaciones a las que van dirigidos los fondos es Tiempo de Juego, que se dedica a promover el futbol en barrios conflictivos de Bogotá, en Colombia, como el de Cazucá, donde viven ex integrantes de la guerrilla o víctimas y así llevar un mensaje de paz.

En Nigeria han apoyado un programa llamado Skillz Girls de concientización y de educación sexual a jóvenes entre los 13 y los 19 años de edad para evitar embarazos no deseados y que contraigan enfermedades como el sida. Eso lo combinan con el futbol. Es un "entrenamiento" integral.

También en el primer mundo tienen obras. En Londres, Inglaterra, han impulsado un proyecto que ataca el desempleo entre los jóvenes entre 16 y 24 años. Son una especie de "ninis" que desean dejar de hacerlo, por lo que dedican una parte del día a entrenar futbol y otra a recibir capacitación para ser candidatos a un trabajo o, incluso, a estudiar una carrera. Desde el 2016 a la fecha han ayudado a mil 500 chavos.

Cualquiera puede ayudar

Si bien Common Goal ha ganado notoriedad por los jugadores y jugadoras que se han sumado al movimiento, lo cierto es que cualquier persona puede colaborar, incluso, aceptan donaciones de una sola ocasión.

Diiigo Nayeli Rangel ha aceptado donar, al menos, uno por ciento de lo que cobra en Tigres Femenil, pero a ella se pueden sumar compañeras y compañeros suyos o cualquier hijo de vecino.

Hay otros como Miguel Layún o Javier Hernández que iniciaron un movimiento para ayudar a los damnificados por el sismo del 2017, mientras que Rafael Márquez creó una fundación, algo como lo que también hizo Carlos Salcedo.

La cosa es que tanto se critica a veces a los futbolistas porque cobran mucho y "hacen poco", que cuando se dan casos así es digno de reconocerlo y, por qué no, de imitarlo. Besito francés.