Columna San Cadilla Norte | 14-01-2019




Palabras de don Diego

Lo dije y lo reitero: Pandi está para campeón.

No hay de otra: por el plantel que tiene, es un equipo armado para ser campeón y no es otra su ambición.

Por eso es importante prender la señal de alerta aunque sea apenas la Fecha 2, porque esa ambición que tuvieron para reforzarse no se ve siempre en la cancha.

El volver a la postura de cuidar el marcador hizo que el debut del señor Maximiliano Eduardo Meza estuviera desangelado y sólo pudiera hacer una jugada de gol, cuando iban en ventaja, porque luego fue perseguir el balón que los Esmeraldas tocaban de un lado a otro.

El señor Diego Martín Alonso López tenía la oportunidad de terminar de enamorar a la afición, ya que tenía más de 40 mil Pandis después de mucho tiempo y se paniqueó cuando cayó el 2-1 de La Fiera.

Tenía para hacerle el 2 a 1 al lateral izquierdo improvisado del León con Dorlan Mauricio Pabon Ríos y Maxi, pero sacó al colombiano y también al señorito Jesús Daniel Gallardo Vasconcelos, en un mensaje para el señor Marcos Ignacio Ambriz Espinoza de que podían subir sus laterales en lugar de defender. Y ya vimos lo que pasó.

Su apuesta fue defender y el resultado no le dio la razón, por eso nada de malo hubiera tenido aceptarlo, pero decir que hasta jugaron mejor que en el 5-0 contra Pachuca hace enojar más a la gente, porque no ve autocrítica de su técnico.

(Y créanme que a muuuchos Pandis sí les molesta que no reconozca).

La mejor manera de callar críticas es decir: "Ok, la regué, ok, no me salió", pero en cambio declaras. "Sinceramente hay muchas cosas que hicimos muy bien. Me parece que es una lástima haber perdido los dos puntos que teníamos en el bolsillo después de haber hecho el juego que hicimos".

Con eso, don Diego sólo revivió lo que pasó en la vuelta contra Cruz Azul, cuando su equipo también se dedicó a ULTRAdefender la ventaja cuando sólo necesitaba un gol y todavía declara: "No creo que hayamos buscado cuidar el cero o no atacar".

Tan fácil que es declarar como lo hizo después del 1-1 contra Necaxa del torneo pasado cuando tras ir ganando 1-0 se echaron pa'trás y les empataron.

"El equipo después del gol que hicimos retrocedió demasiado y reaccionamos hasta después del gol de Necaxa".

Y es que no es la primera vez que los Rayados de Alonso van ganando y por querer cuidar la ventaja terminan empatando o perdiendo. Esto ya es algo muy común. Así es don Diego.

Como que es metodología Alonsiana el no aceptar que les gusta tirarse atrás y ayer estrenaron otra metodología.

Síganle...

Cambios

Si en la postura de defender marcadores no quiere cambiar Alonso, en la cuestión de los lesionados, sí.

Mientras el señor José María Basanta Pavone y el señorito Gilbert Thomas (segundo nombre y apellido de Rodolfo Pizarro) de nuevo no pudieron jugar por estar recuperándose físicamente, los que están sanos hicieron algo diferente para seguirlo estando.

Los Rayados entrenaron ayer domingo a pesar de que no hay partido de mitad de semana y no juegan el viernes, que es lo que hace que entrenen después de haber jugado en sábado.

Hubo quien pensó que era como castigo por dejarse empatar contra el León, pero no, no es por eso. Ni tampoco porque se pasen de trabajadores, tampoco.

Y es que sorpresivamente hoy no entrenan. Hoy lunes descansan. ¿Por qué entrenar domingo y descansar lunes?

La respuesta lógica sería por la llegada del nuevo fisiólogo Guillerme Rodríguez, pero tampoco fue cosa de él.

La idea fue de Diego Alonso y no es nueva, porque ya lo hacía en Pachuca, aunque bueno, allá nadie se daba cuenta. Si no entrenaban tres días seguidos ni quien dijera nada.

Para el entrenador es prioridad el trabajo regenerativo inmediato a la competencia, por eso ahora se recupera primero (al día siguiente al juego) y se descansa después. Y la parte del equipo que no participó o que jugó unos minutos tuvo sesión de trabajo con más exigencia que lo cotidiano. (¡Quiobo!, ¿así o mejor explicado?).

¿Y por qué lo hacen hasta ahora y no desde el torneo pasado cuando a lo mejor por no hacer esto hubo tantos lesionados?

Pues lo que me informó mi Judas Pandi del equipo fue que Alonso lo quería hacer desde el torneo anterior, pero no pudo al no haber semanas largas debido a la participación del equipo en la Copa.

Con eso y lo que haga el refuerzo Guillerme no deberá haber ya tantos lesionados.

¿Y Bareiro?

La primera prueba para Guillerme además de sacar adelante a Pizarro y Basanta, será ver lo de Adam Bareiro.

El delantero paraguayo se lesionó en el partido Sub 20 y prendió las alarmas al ser uno de los refuerzos.

Eso fue el sábado en la mañana en El Barrial y por la noche en el BBVA se le vio cojeando con una protección en la rodilla izquierda, sin embargo el jugador dijo que fue el puro golpe.

Habrá que esperar a la evaluación que le harán esta semana y al trabajo del refuerzo del área fisiológica.

Posdata

Mañana les cuento de los Tigres.

PD: Un sector de su afición está chiflada, me cae. Cada día lo compruebo más.